181790
¡Feliz cumpleaños, Damon Albarn!

¡Feliz cumpleaños, Damon Albarn!

Talento y creatividad: un recorrido a lo largo de la carrera de Damon Albarn.

Hay pocos artistas tan versátiles en la industria musical como lo es Damon Albarn. Habiendo mostrado interés por el arte y componer música desde pequeño, el londinense formó su primera banda, Circus, a los 20 años con sus compañeros de escuela, Graham Coxon, Dave Rowntree y Alex James. Eventualmente este proyecto cambiaría su nombre a Seymour antes de que firmaran con Food Records en 1990 y finalmente se convirtieran en Blur.

Así empezaba la carrera musical de Albarn y, a pesar de que Blur no obtuvo éxito instantáneo, gracias a la ayuda del productor, Stephen Street, lograron conquistar las listas de popularidad con el sencillo, “There’s No Other Way”, desprendido de Leisure. Esta importante mancuerna se repetiría en la mayoría de los LPs de la agrupación.

Tras haber lanzado su segunda placa en 1993, Modern Life Is Rubbish, Damon empezó una etapa bastante prolífica pues tan sólo un año después Blur publicó su siguiente disco: Parklife. Actualmente es recordado como uno de los discos más importantes del britpop y también fue uno de los álbumes que más éxito comercial les trajo gracias a la pegajosa “Girls & Boys”.

En 1995 inició la clásica rivalidad con Oasis gracias a que “Country House”, primer single de The Great Escape saldría el mismo día que “Roll With It” de los hermanos Gallagher. Finalmente fue Albarn y compañía quienes alcanzaron el #1, pero la popularidad de los originarios de Manchester creció exponencialmente, haciendo ver a Blur como la banda perdedora de esta pugna.

El mismo año Damon también colaboró con artistas como The Pretenders, Terry Hall y Elastica, agrupación de su entonces pareja y ex Suede, Justine Frischmann. Para 1996 haría su primera canción como solista, “Closet Romantic” para el soundtrack de Trainspotting, además de aportar una versión de “Sing” de Blur.

Tras haber girado por Estados Unidos, Albarn, Coxon, Rowntree y James se vieron influenciados por actos como Beck y Pavement, lo cual se reflejó en su siguiente LP homónimo del cual se desprenden sencillos que les brindaron fama internacional como “Beetlebum” y “Song 2”.

Además de Blur, Damon ya preparaba un nuevo proyecto con un artista que conoció en 1990 gracias a una entrevista: Jamie Hewlett. Ambos vivían juntos en el 98 y, tras ver la programación de MTV, tuvieron la idea de formar una banda virtual. Así nació el concepto de Gorillaz que, aunque no se materializaría hasta dentro de un par de años, durante las sesiones de 13 se grabó un demo de un tema llamado “I Got Law” que posteriormente se convirtió en “Tomorrow Comes Today”.

En 2001 finalmente vio la luz el primer álbum de Gorillaz, la banda de dibujos animados integrada por 2-D, Murdoc Niccals, Noodle y Russel Hobbs. La visión de Hewlett y Albarn era bastante ambiciosa para la época y sus primeros conciertos tenían a Damon y sus músicos de carne y hueso detrás de una manta en la que se proyectaban animaciones de los cuatro personajes y ocasionalmente se distinguían las siluetas humanas.

El éxito de Gorillaz fue instantáneo pues era algo nunca antes visto, además de que musicalmente combinaba elementos de géneros como hip hop, rock, trip hop, rap y dub de forma extraordinaria, siendo Damon Albarn el único miembro permanente.

A partir de aquél entonces, la presencia y creatividad del londinense fueron en aumento. Durante los primeros años del nuevo milenio lanzó Mali Music, resultado de un viaje a Nigeria en el que convivió y aprendió de varios músicos africanos, entre ellos su gran amigo y colaborador, Tony Allen. También formó parte de los discos de Massive Attack, Fatboy Slim e incluso tuvo una sesión con The Strokes mientras grababan Room On Fire, pero ninguna de sus ideas fue utilizada por la banda.

En 2003 sucedió el regreso de Blur con Think Tank, aunque esta vez sin Graham Coxon. Tan sólo dos años después, Albarn regresó con Gorillaz para entregarnos Demon Days con la ayuda de Danger Mouse en la producción y grandes colaboradores como De La Soul y Shaun Ryder. Ése mismo año fundó el colectivo Africa Express.

Si por algo se le conoce a Damon Albarn es por sus incontables proyectos y uno de los más importantes fue The Good, The Bad & the Queen al lado de Paul Simonon, Simon Tong y Tony Allen. Su primer LP (también producido por Danger Mouse) fue lanzado en 2007, mismo año en el que trabajó en su primera obra de teatro, Monkey Journey to the West.

Sin mostrar señales de cansancio, Damon continuó su periodo prolífico en 2009 con una reunión de Blur para tocar en escenarios como Hyde Park y Glastonbury, siendo de los pocos artistas que lo han encabezado dos años seguidos, pues en 2010 regresó con Gorillaz presentando Plastic Beach al lado de Lou Reed, Snoop Dogg y más. Por si fuera poco, Albarn grabó todo un álbum de la banda virtual en su iPad durante el tour, The Fall y colaboró en “Saturday Come Slow” de Massive Attack.

Damon compuso la ópera Dr. Dee en 2011 y también hizo un proyecto llamado DRC Music en el que colaboró con productores como Totally Enormous Extinct Dinosaurs. En 2012 formó Rocket Juice & the Moon con Flea y Tony Allen, además de tocar en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos con Blur, producir el LP de Bobby Womack y colaborar con MF DOOM.

Después de un año de gira con Blur, Damon Albarn finalmente lanzó un álbum solista en 2014, Everyday Robots con contribuciones de Brian Eno y Bat For Lashes. Un año después y de forma sorpresiva se anunció The Magic Whip, el más reciente disco de Blur y el primero en 16 años con Graham Coxon. También se estrenó el musical wonder.land, una adaptación de Alicia en el País de las Maravillas con música a cargo de Albarn.

Para 2017 Damon nos trajo otra sorpresa: el regreso de Gorillaz con Humanz, un disco plagado de colaboraciones, entre ellas Kali Uchis, Danny Brown, Jehnny Beth y hasta Noel Gallagher. Ése mismo año trabajó con Vince Staples y Mura Masa en sus respectivos álbumes.

Entre la gira mundial que los trajo al Vive Latino, aún intento descubrir cómo es que Albarn tuvo tiempo de escribir y lanzar no uno, sino dos discos en 2018: Merrie Land con The Good, The Bad & the Queen y The Now Now con Gorillaz, además de colaborar en “In My Dreams” de Kali Uchis.

Después de un año bastante ocupado, Damon se enfocó en Africa Express durante 2019, con quienes presentó dos placas discográficas y además ofreció un magno evento con Slaves, Nick Zinner, Django Django, The Good, The Bad & the Queen y una reunión sorpresa de Blur.

Si con todo esto no nos quedaba claro lo imparable que es Albarn, el 2020 lo hizo. Ni siquiera la pandemia evitó que nos entregara la primera temporada de Song Machine de Gorillaz con una increíble lista de colaboradores y 10 videos animados por Jamie Hewlett. Además de esta gran hazaña, Damon presentó una nueva ópera en París, Le Vol du Boli, así como su nuevo proyecto, The Nearer the Fountain, More Pure the Stream Flows en línea, pues sus fechas en vivo fueron pospuestas.

Con 53 años, una variedad increíble de proyectos, un talento y creatividad inigualables y una pasión por la música que pocos tienen, Damon Albarn no deja de sorprendernos ni de explorar las fronteras de la música. En 2021 tiene planeado lanzar la segunda temporada de Song Machine, salir de gira con Gorillaz e incluso un par de shows solista. Sin importar lo que nos entregue en el futuro sabemos que su nombre es sinónimo de calidad siempre, ya sea desde la silla de productor o sobre el escenario dejando todo de sí incluso después de cinco horas.

¡Larga vida a Damon Albarn!

No es una revista, es un movimiento.