Fotografo: David Durán

Segundo aniversario de Devil In The Woods el Foro Indie Rocks!

Un segundo renacimiento entre meteoros de sonido.

Si bien el nombre Devil In The Woods puede llegar a sonar relativamente nuevo dentro de tierras nacionales, el sello, fundado originalmente por el gurú del indie Mike Cloward a finales de los 80, cuenta con una larga trayectoria a la hora de descubrir mundos de talento jamás explorado. Tras un reset forzado por la llegada de lo digital, la label ha logrado florecer una vez más dentro de la fertilidad del mexaground, celebrando a filo de blast en overdrive uno de los conciertos más intensos vividos dentro del Indie Rocks!

El primer acorde de la tarde alcanzaría el vestíbulo del venue cortesía de Axel Catalán, deleitándonos con un set breve pero sustancioso repleto del folkpop eléctrico característico del moreliano, todo enmarcado por los chispazos multicolor del altar de Día de Muertos montado a sus espaldas.

Ya entrados en el heat de celebración sónica la estafeta pasaría a los arreglos de distorsión surf y tropijam sello de Los Flakos, presentando una marejada de melodías frescas, explosiones de energía y la sensación de indie garage en la peculiar voz del frontman; sonoridades de la periferia directo desde el pacífico mexicano.

Los sonidos tropicales retratados por el sexteto se derretirían al calor del sacro fuzz en las guitarras de The Froys, acompañados por Uriel Mena (Meelt) desde las trincheras de lo percutivo. Tras poco más de cuarenta minutos en un hilo constante de saturaciones ultragarage el suelo del recinto empezaría a desprenderse con el fluir de los escuchas, convirtiendo el segundo aniversario de DIW en un flamante meteoro de sonido próximo a impactarse contra el escenario.

The Froys_Foro Inde Rocks_David Durán (3)

El glitter punk a cargo de Las Pijamas serviría como combustible para la creciente sensación piromaníaca respirada entre los asistentes. Bajos crudos, riffs en distorsión y voces más allá de lo estridente fueron los recursos de los que se sirvieron las integrantes para llevar al foro hacia un remolino de hard sound y diamantina, llegando a un punto alto con Sophie Rue, vocalista y guitarrista del proyecto, usando un cuchillo de 20 cm como slide sobre su Jazzmaster.

El dueto formado por los hermanos García tomando el frente del Indie Rocks! auguraba el final de las festividades, no sin antes convertir al público en un grito de slam continuo al calor del punk garage. El despliegue hipermelódico de Sgt. Papers se vería aderezado con la participación de Rodrigo Desentis (The Risin' Sun, The Bunyans) caracterizado como Slash, terminando de catapultarnos hacia el último stage del incendio sensorial hecho concierto.

Sgt. Papers_Foro Inde Rocks_David Durán (4)

Dos guitarras, bajo y batería fue todo lo que necesitó El Shirota para volar en pedazos a los reunidos esa noche bajo el signo de Devil In The Woods. Soundscapes texturizados, rugidos armónicos y la siempre presente sensación de masividad sonora nos inundaron hasta el último rasgueo de los headliners, elevando cada track como proyectiles espirituales dirigidos a la fibra más sensible de los asistentes. Sin mencionar la participación del ex-Shirota, Mauricio Avendaño (Loiis), dejando caer el encore a cargo de "Chiluca" seguida de "El Bob Rosendo".

El venue arrancado y disparado a 124,000 kilómetros por hora terminaría por colisionar poco antes de la medianoche, dejando el resonar de techo y paredes como único colateral tras de sí. La sensación post impulso nos guiaría de vuelta a la antesala donde éramos recibidos por el oleaje vinil en DJ set de Los Blenders, colocando las cerezas finales a la celebración.

Ciclo Hipnosis II: Par Ásito + El Universo + Davosea

Siempre fuimos ruido.

El sonido es uno solo; somos nosotros quienes colocamos el silencio en rangos de tiempo específico para regalarnos la ilusión de melodía, armonía y resolución. Podríamos pensarle, en su estado más puro, como una jaula auditiva extendiéndose hacia todas direcciones, cuyo único propósito es el de privarnos del espacio sensorial que nos aleja de nosotros mismos. Este impulso de bruma y éxtasis decayendo violentamente hacia lo íntimo fue el retratado por Par Ásito, en compañía de El Universo, durante el cierre del segundo Ciclo Hipnosis previo al esperado festival.

El Universo_Foro Indie Rocks_David Durán (8)

El proyecto capitalino comandado por Eder Ademar rompía el stand by dentro del venue a base de sonidos hard ambient, introduciéndonos suavemente a las capas de instrumentación colocadas quirúrgicamente por los integrantes. Bajo, batería y el juego de loops labrado por la Jazzmaster del frontman envuelto en los arreglos de la Jaguar en manos de Samuel Osorio (Sunset Images) serían más que suficientes para arrancarnos el aliento durante la cascada de distorsiones derramándose desde el escenario.

Traducir las horas de trabajo en solitario por parte de Ademar a un formato full band debió ser uno de los más grandes retos a los que se haya enfrentado El Universo dentro de su meteórica carrera artística, sin embargo, la compenetración entre los músicos aunada a la libertad de jam presente en cada track dio como resultado una marejada de shoegaze, space sound, stoner y krautrock plenamente disfrutable por los asistentes.

El Universo_Foro Indie Rocks_David Durán (2)

El avance del setlist no hacía más que transportarnos al mismo mood de sensación extrema compartida por los altos parlantes. Éramos arrastrados por la vastedad del vacío cósmico llegando a los límites de lo ultraespacial, escuchábamos visiones de cuerpos celestes colisionando unos con otros, la voracidad del cuerpo negro, el incendiar masivo de lo estelar. Habíamos llegado al centro del cosmos y en él la única verdad fundamental: ruido.

El hilo de soundscape que El Universo dejaba tras de sí nos servía de guía para encontrarnos frente a frente con el acto estelar de aquella noche. Iniciando como un pequeño empuje de voracidad que se convertiría en un trance de sonido monstruoso sin lugar a respiros por poco más de 60 minutos; Par Ásito había comenzado.

El Universo_Foro Indie Rocks_David Durán (1)

Reverbs hiperestéreo a seis cuerdas, paisajes de sintetizador estridente, hipnosis de bajas frecuencias y uno de los bateristas más imponentes del mexaground contemporáneo son solo algunas de las líneas con las que podríamos empezar a describir la experiencia en vivo que es el cuarteto, quienes, tras encontrar una base sólida en la dupla del guitarrista Fabriccio de la Mora y el tecladista Daniel Nuñez, han sabido rodearse de los músicos correctos para volar las cabezas del público en cada uno de sus conciertos, siendo esta última fecha no la excepción.

Par Asito_Foro Indie Rocks_David Durán (5)

Explosiones de progresivo camuflajeadas entre riffs distorsionados y wall of sound nos acompañarían intermitentemente a lo largo del set, intercalándose con respiros instrumentales subiendo y bajando el tempo en cada corte para introducir aún más textura entre lo armónico.

Par Asito_Foro Indie Rocks_David Durán (3)

El furioso descenso por cada track larga duración parecía no poder terminar, Par Ásito había encontrado la manera de sangrar las paredes del foro indefinidamente llevando el oído colectivo hasta el corazón del space hell, dejándonos perder, caer y elevar ante la mirada furtiva del sacro ruido.

Davo Peñaloza (Davosea) daría los toques finales a la brutalidad en este cierre de ciclo dejándonos más que preparados para la fiesta grande los próximos cuatro, cinco y seis de noviembre. Hipnosis más vivo que nunca.

Par Asito_Foro Indie Rocks_David Durán (8)

Ciclo Hipnosis II: No Somos Marineros + Loiis + El Tormento

Renacer al sonido de la comunión.

Caía la noche sobre el Indie Rocks! y con ella la tercera fecha de celebraciones pre Hipnosis, esta a  vez a cargo de una selección curada con lo mejor del post sound nacional, retratando la esencia de la colectividad hipersensible; sonido y confrontación.

El Tormento_Foro Indie Rocks_David Durán (5)

Primer Impacto

El escenario dentro del venue sería inaugurado por la experimentación de sensaciones punk cortesía de El Tormento, presentando una marejada de graves profundos, licks estroboscópicos y ritmos percutivos blasteando el estado anímico de los asistentes.

Escuchar en vivo al proyecto comandado por Axel Novoa solo puede compararse con el grito post impulso de cualquier primera impresión,  un trauma constante que se resiste a terminar repitiéndose sobre sí mismo. El ultragarage llevado a sus últimas consecuencias unido al salpicar de mathcore en el rostro de las primeras filas nos tiraba desnudos, quedando frente a frente con la ruptura de concepciones sensoriales. Mirábamos fijamente al ruido y el ruido nos devolvía la mirada.

Tras 45 minutos de líricas desgarradas, cadencias cortantes y una explosión de libertades creativas la agrupación dejaba listo el templete para recibir a Loiis de cráneos abiertos.

El Tormento_Foro Indie Rocks_David Durán (2)

Sentir llorar

El silencio de stand by era suavemente interrumpido por el minimalismo al intro de “Ángel”, elevándonos taimadamente hasta la expresividad de la celebrada “Perro Quieto”. Dejábamos atrás el descarne en las paredes del foro para dar paso a la atmósfera humedecida por el llanto de lo armónico.

Los soundscapes del quinteto nos transportaban por la conmoción sensible de “L.R.O.”, volviendo a respirar en “Culpable” y “Nubes Pasajeras”, haciendo del slowcore en guitarras, bajo y batería, aderezado con la soltura de los teclados, el sustrato de calma que sostenía la lírica del vocalista.

Escuchar a Loiis se siente como llorar toda una vida. Unir en lo instantáneo todas las veces en que en vez de ojos sentíamos solo lágrimas, sin pasado, sin futuro, ambientando el ahora con la melancolía de “Ambición”, redimida acto seguido por “Los Años”.

Loiis_Foro Indie Rocks_David Durán (6)

Abrir los ojos

Conmoción y colisión son los primeros dos estados por los que pasamos al cambiar en lo profundo. Nacemos entre la contracción de nuestra madre para anunciar, envueltos en llanto, la vida fluyendo por nuestros adentros, pero no es hasta  que los párpados se separan por primera vez que el mundo rasga nuestras pupilas para hacernos sentir presentes. “Kalusha y Biyik” unida a “Surimi” abrían nuestros ojos a la catarsis prolongada con la que No Somos Marineros nos atravesaría esa noche.

No Somos Marineros_Foro Indie Rocks_David Durán (3)

Gustavo Farfán al bajo, Andrés Pérez en la batería y Oscar Rubio junto a Carlos González en las guitarras serían los encargados de sumergirnos entre distorsiones atmosféricas, pasajes delicados y el despedazar de la garganta pública en una de las presentaciones más intensas hosteada por la joya de la Roma Norte.

Pasando del impulso contenido en “Cutlass (‘96)” a la liberación espiritual de “D’arcy” el público se entregaba a las mercedes del cuarteto prendiéndose en fuego sonoro. Cada track nos volvía más vulnerables, la sensación de grito ahogado y tensión muscular hallaban el relief necesario solo en la línea eléctrica tirada por “Los Bajos Fondos” estallando en “Billy”.

No Somos Marineros_Foro Indie Rocks_David Durán (1)

Toda la anticipación para llegar a este show se siente como la primera vez que tocamos. Los queremos un chingo”, confesó González ante el micrófono.

“Eurosport” seguida de “1994” cerrarían los telones del foro dejándonos con el sentimiento, en alma y carne, de haber vuelto a nacer.

Ciclo Hipnosis II: Dorotheo + Apache O’Raspi

De realidades y psicodelias.

El ruido de lluvia sobre las paredes del Indie Rocks! nos transportaba a un paisaje de psicodelia fértil donde Apache O’Raspi, acompañado de Dorotheo, se encargarían de volver sonido toda visión, trayendo la teatralidad individual a la superficie del disfrute colectivo: el concierto daba inicio.

Apache_Foro Indie Rocks_David Durán (4)

Partíamos de la efervescencia contenida en los acordes y tonos dulces en la voz de O’Raspi para avanzar taimadamente entre el folklore eléctrico de la instrumentación. “Rampante” caía sobre los asistentes dejando clara la línea sonora que seguiría el triplete para el resto de la presentación; baterías contundentes, atmósferas hechas miel y la suave envolvente melódica de las frecuencias bajas convertían las versiones en vivo del proyecto originario de Torreón, Coahuila, en un deleite de impulso soft psych.

El ludismo en el setlist crecía corte tras corte, nos sumergíamos en la interpretación convertidos en un retrato sonoro de las caricaturas de los años 30, como si los chispazos de shoegaze, indie y dreamscapes, presentados por los músicos, hubieran nacido dentro de ese mundo de bordes redondeados y movimiento fluidos.

Apache_Foro Indie Rocks_David Durán (8)

Apache O’Raspi, acompañado de Francisco Nava al bajo y Sergio Méndez en las percusiones, inundaban el juego de sensibilidades presente en los escuchas soltando “Rifa” seguida de “Edna”. La segunda fecha del Ciclo Hipnosis se había convertido en una fiesta de sonidos nacionales llegada a su punto máximo con el jam de ritmos norteños en “Cantar de el Jilguero”, cerrando set con la ensoñación del encore que daba paso a Dorotheo.

Un muro de texturas sonoras se alzaba frente a nosotros al filo de los cinco integrantes; remolinos de synths, bajos al dente, suavidades percutivas y la estridencia de las seis voces en la guitarra de Benjamín Zárate volvían la primera impresión del proyecto nacido en Guadalajara, Jalisco, una experiencia de deleites extrasensoriales.

Dorotheo_Foro Indie Rocks_David Durán (7)

“Alba Rosa” inauguraba el torrente de géneros que fluirían desde el escenario a nuestra audición profunda hasta terminada la noche. Dorotheo pasaba del kraut rock más puro a montar sobre las crines salvajes de una psicodelia vuelta noise, descendiendo por los círculos de shoegaze, sonidos drone y meditaciones de escalas orientales. El quinteto terminaba por volar las paredes del recinto el tronar de “Caetanave”, dando un primer por las cascadas armónicas tejidas por los registros de cada instrumento.

Dorotheo_Foro Indie Rocks_David Durán (4)

El juego de voces entre María Centeno en los teclados y clarinete, Otto Malgesto tras los tambores y el mismo Zárate enervarían la atmósfera del concierto explotando bajo la versatilidad del post rock. Pasábamos tan suavemente entre sonido y sonido que la violencia de vanguardia detrás de cada composición era a penas ser percibía, la teatralidad del movimiento colectivo como único espíritu.

El cierre del concierto dejaría ver a O’Raspi una vez más sobre el escenario para presentar “Capricho” en una suerte de acrobacias instrumentales junto a Dorotheo, dejándonos sumergir en el caos del encore vía “Desvanecido”, seguido por el trabajo en tornamesas de Hugo Quezada.

Selector_Foro Indie Rocks_David Durán (1)

 

Ciclo Hipnosis II: Frente Cumbiero

La gozadera con las cumbias ácidas.

La cumbia es, probablemente, uno de los ritmos que más colores, paisajes y anécdotas acogen. A Latinoamérica le encanta esta fusión de sonidos con folclore, especialmente a Colombia, los pioneros de esta gran fiesta. Para una noche de jueves donde reinaba el frío y la lluvia en la CDMX, Frente Cumbiero hizo su aparición en la inauguración del Ciclo Hipnosis II; una velada llena de magia, acidez y mucha diversión.

Para inaugurar este nuevo ciclo de música los asistentes tuvieron que esperar a que la noche se pintara más de negro y las ráfagas de frío fueran incesantes. Minutos antes de las 21:00 H, Pahua subió al escenario para empezar con su set de vinilos. La selección fue lo suficientemente fresca para invitar a los asistentes a echarse la primera bailadita del día; las parejas se armaron y el Foro Indie Rocks! se convirtió en una gran pista de baile.

Después de más de media hora de calentar motores, Pahua se despidió dejando al público muy emocionado. A estas alturas el venue comenzaba a verse un poco más lleno de amantes de la cumbia; especialmente de la cumbia con toques psicodélicos como la del cuarteto colombiano: Frente Cumbiero. En punto de las 22:00 H, la banda arribó al escenario dejando las presentaciones para más tarde, pues de inmediato se pusieron a tocar y así dio inicio este encuentro que se gozó de principio a fin.

Pahua_Foro Indie Rocks_David Durán (3)

El cuarteto no perdió la oportunidad de interpretar los éxitos de su más reciente álbum Cera Perdida (2020) como "Jaley Jaley", "Porrovia" y "La Era del GigaHertz". En cada nota se encontraba esta emoción por regresar a México después de tres años y el público le respondía con tal emoción que se podía sentir el agradecimiento de estar gozando la fortuna de la vida.

Mario Galeano hizo un par de intervenciones durante el encuentro, esto con el único objetivo de saludar a los presentes, agradecer el ambiente tan enérgico que estaban generando y por su retorno a los escenarios. La gente andaba ya muy prendida con estos ritmos tan psicodélicos y ácidos; sus pasos se alineaban con el entorno de luces y visuales en tonos neón. Una vibra tan particular y casi inexplicable se vivió en este concierto.

El fiestón loco se armó en el Foro Indie Rocks! y todo se puso más coqueto cuando Frente Cumbiero interpretó los temas que componen a Minyo Cumbiero el EP que lanzó hace poco junto a Minyo Crusaders. "Cumbia del Monte Fuji", sonó por primera vez en vivo y era inevitable que todos se pusieran a bailar al compás. "Mambonegro Dai Sakusen" y "Tora Joe" tampoco podían faltar en esta velada.

Aunque nadie quería que esta primera fecha del Ciclo Hipnosis II terminara, lamentablemente llegó a su fin poco después con el set que se aventó Ali Gua Gua. Así cedió esta velada tan extrovertida y divertida, llena de emoción y sensaciones cósmicas.

Okills + Hay Un Dinosaurio en el Foro Indie Rocks!

Indie y tropipop para el mal de amores.

Hay pocas cosas más universales que el cariño; nos relacionamos de una u otra manera desde la calidez humana, la forma en que llegamos, sentimos y salimos de cada relación nos construye de a poco formando quienes somos ahora. Abrirnos para hablar de amor (y desamor) fue el punto central durante el show presentado por Okills, precedidos de Hay Un Dinosaurio, la noche de ayer a los adentros del Indie Rocks!

Rafael Uscanga y compañía daban inicio al sold out hosteado por el venue capitalino al compás de  baterías chispeantes, bajos melódicos y el eléctrico juego de sonoridades indie entre guitarras. Los veracruzanos calentarían nuestras sensibilidades a filo de soft ambient, manteniendo el impulso con el efervescente espectáculo vocal del frontman.

Llegados a mitad de set los coros entre el público reventarían de la mano de “Tu Abrigo Rojo”, convirtiendo a la multitud en un mar lumínico de flashes de celular moviéndose al vaivén de la balada pop. Los arreglos en sintetizador de las secuencias aunados al beat constante de la sección rítmica saldrían a relucir en “Eternos”, penúltima canción para la banda.

Hay Un Dinosaurio finalizaba su presentación soltando el primer sencillo estrella lanzado por el cuarteto, “Monstruo de Papel” dejaba el escenario más que preparado para la agrupación venezolana.

Hay Un Dinosaurio_Foro Indie Rocks_David Durán (8)

Okills rompía el stand by entre las paredes del foro a base de riffs ligeros cortesía de Sergio Ponce, acordes en teclado de Pablo Viedo, festividades percutivas y el groove profundo de las bajas frecuencias de Kevin Yousef al sonar de “Amigos”. El despliegue de energía tropical no haría más que continuar con la intensidad musical de “Asesina”, sumiendo a los asistentes en una fiesta prolongada de fusiones latinas y ritmos pop.

El acento caraqueño en la voz de Alberto Arcas presentaba la primera sorpresa del concierto regalando una interpretación de “Funcional” a dueto con Raquel Sofía. La intermitencia de guitarra acústica al pecho del vocalista unida a la lírica de anécdotas emocionales avivaba cada vez más el ambiente carnavalesco sentido al otro lado del templete, llegando a otro punto alto con la participación de Marco Mares en “La Vida en Pareja”, cerrando con un breve interludio para festejar el cumpleaños del invitado.

La meseta musical se haría presente en “Cuenta Conmigo” con el falsete en voz del baterista Drito Bautista evolucionando a un hit acústico de bajo, guitarra y cajón peruano con “Humano”, “Que No Regrese Más” y “Friendzone”.

Agradezco a quienes han pasado y pasarán por Okills. Importan los que estuvieron, los que estarán, los que están y toda la gente que se encuentra día a día viviendo cambios, superándolos y echándole pierna a la vida”, compartía Arcas.

La dulzura caribeña de lírica emocional retomaría terrenos en compañía de Melissa Robles aderezando “Tú”, dejando cerrar telón con un estallido de sonido, confeti y movimiento en  “Lo Mejor, Lo Peor” unido a un jam en batucada envuelto en la filosofía pop sello de Okills.

Hipnosis y See Records presentan 'Avándaro 50 años' en el Foro Indie Rocks!

Que viva el rock, hoy y siempre.

En septiembre de 1971 ocurrió un evento que quedó marcado en la historia de México; miles de jóvenes se reunieron para celebrar y ofrecer el mayor concierto de rock en la historia del país: Festival de Avándaro. Su nombre ha resonado con fuerza por diversas situaciones a lo largo de cinco décadas ya que representó un antes y un después para el rock mexicano. Con motivo de celebrar su aniversario número 50, Hipnosis y See Records unieron fuerzas para presentar en el Foro Indie Rocks, Avándaro 50 años.

A los amantes de la música y sobre todo a los coleccionistas siempre les viene bien sumar alguno que otro disco, vinilo, libro, cassette o póster de esa ocasión tan memorable y por ello es que los organizadores convocaron un bazar de discos para que la banda le cayera a rebuscar alguna que otra rareza. See Records, Fhauna, Reverb Records, Discodromo, Big Five, Vinil Azul, Garnica y Toño Pantoja (El Chopo) fueron los invitados a participar en este comercio en el que se encontraban títulos de Javier Batiz and The Famous Finks, Enrique Guzmán, Caifanes, Toncho Pilatos, La Revolución de Emiliano Zapata, Quinta Visión, División del Norte, La Tribu y más. Había de todo un poco y para todos los gustos.

50 Aniversario Avándaro_Foro Indie Rocks_David Durán (19)

Los coleccionistas encontraron un punto de reunión en el restaurante y se dieron la oportunidad de disfrutar de una comida mientras escuchaban al selector de vinilos. Por otra parte había algunos jóvenes asistentes que llegaron al venue con el interés de conocer más de Avándaro, revisando la exposición pictórica que se encontraba en el mismo lugar y la cual contaba con más de una decena de pintorescos cuadros que ofrecían al visitante una interpretación del rock; música, pasión, libertad, diversidad, color, paz y amor.

Por otra parte y quizá la más interesante de Avándaro 50 años, fue la presentación del libro Yo Estuve en Avándaro, presentado por Trilce Ediciones e Hipnosis. Federico Rubli ofreció una especie de conferencia virtual para compartir algunos de sus recuerdos del festival. Primero que nada aplaudió el trabajo de Graciela Iturbide, fotógrafa mexicana que capturó en imágenes este acontecimiento tan importante.

El economista y apasionado por la música explicó que la idea original no era hacer un festival, sino una fiesta. Los hermanos Negrete y el resto de los involucrados en este encuentro se cuestionaban la idea de hacer algo similar a lo vivido dos años antes en el White Lake de Nueva York. ¿Por qué no hacemos un festival tipo Woodstock? Increíble pregunta. Rubli mencionó que el 90% de los jóvenes asistentes fue por el llamado del rock, lamentablemente el evento se catalogó como un descontrol y hasta cierto punto se le puede decir que fue "castigado".

Festival de Avándaro, fue una gran hermandad y todo se compartía, hasta la mota. No fue una reunión de drogadictos perdidos, como dicen", explicó el escritor del libro.

Tras una hora de remontarnos a inicios de los 70, Federico Rubli cerró su presentación con una frase clave: “Viva el rock”, esperando que las nuevas generaciones se sumen a conocer dicho acontecimiento y a seguir manifestándose al compás de la música.

Hipnosis presenta: La Era de Acuario en el Foro Indie Rocks!

El crepúsculo de una experiencia sonora llamada La Era de Acuario.

Con el regreso de los conciertos presenciales, el volver a disfrutar de la música en vivo se ha vuelto una experiencia indispensable para todos aquellos que amamos el ver frente a frente a nuestros artistas favoritos; sin embargo, cuando se trata de realmente vivir algo que llene en su totalidad nuestro ser, desde lo visual hasta lo auditivo, es probable que nos sea un poco difícil de encontrar en estos momentos, aunque quizá no fuera tan complicado, al poder vislumbrar algo semejante en la más reciente presentación de La Era de Acuario.

Pasando un rato del horario previsto para el espectáculo, la electrizante velada iniciaría a resonar con una fuerza de la mano de la agrupación capitalina Secret Agent, la cual aparecería en escena con máscaras muy particulares para dar cátedra musical con su mezcla de spy surf, que a más de uno dejó apantallado, y que sin duda alguna logró remontarnos a aquellas películas antañas de espías en las que podías sentir en la piel la tensión que sentía el elegante héroe.

Ya con un ambiente más fiero y prendido, el trío traería consigo una sorpresa, al hacerse presente con ellos el líder de La Gusana Ciega, Daniel Gutiérrez, para interpretar junto a la banda uno de los nuevos temas que podremos escuchar en su próximo material discográfico; así mismo, también los acompañaría Vince de Rebel Cats para encender los ánimos con el tema "Mata Hari" y dar un fuerte cierre a su participación.

Secret Agent_Foro Indie Rocks_David Durán (2)

Tras un breve receso y la necesidad ferviente por vibrar nuevamente ritmo de la música, la actividad regresaría con todo para el acto principal de la noche, pasando directamente a una apabullante imagen en la que veíamos a múltiples integrantes de La Era de Acuario, que comenzaron a desfilar por el escenario, listos para enfundarse en sus respectivos instrumentos y dar inicio al recital experimental que tenían preparado para todos los asistentes.

"Fotografía", "Hippie hippie hourra" y "Lunar" fueron las primeras piezas que se harían presentes del repertorio musical de la agrupación acuariana, que para esta ocasión tan especial hacía gala con todo su arsenal sonoro, presentando la alineación completa con la que se grabó su primera producción discográfica; sentando con ello las bases de lo que vendría más adelante en el viaje psicodélico en el que el público se había embarcado.

Es así que entre un aura arrolladora, riffs alocados e incesantes bailes, que canciones como "Agujero Negro" y "Etéreo" tomaron su lugar dentro del setlist del concierto, provocando que en repetidas ocasiones se escucharán gritos de euforia que evocaban los nombres de sus integrantes.

Conforme la noche avanzaba, los invitados especiales no se hicieron esperar, arribando al escenario Ale Moreno y Carla Sariñana, para con sus voces darle aún más feeling a la ejecución instrumental que La Era de Acuario llevaba rato mostrando de manera magistral en el show, y que posteriormente serviría para elevar más los ánimos hasta el punto de casi cambiar de época y llevarnos a los años 70 al Festival de Avándaro con los temas "María Juana" y "White Rabbit".

El concierto estaba dando sus últimos latidos, pero la energía seguía encendida como si acabara de dar comienzo una carrera frenética sin meta a la vista, y la banda lo sabía, por lo que antes de pasar a despedirse y bajar el telón de esta fantástica, interpretaron los temas "Orgón" y "Om Ganesh"; no obstante, la gente pedía algo más, una última canción que los llevará al clímax nocturno de una fiesta que nadie quería que finalizara, cosa que por su puesto, La Era de Acuario no quiso dejar pasar desapercibido, armando una improvisación musical en la que invitaron a personas del público a unirse a ellos, cediendo sus instrumentos para armar una espontánea pieza sonora que duró casi 20 minutos.

La Era de Acuario no sólo nos regaló una de esas noches que quedarán en la memoria de la agrupación, sino que, su musicalidad retumbará por mucho tiempo en la mente y corazón de los asistentes como un bálsamo mágico que curó esa larga abstinencia obligada de conciertos a la que fuimos sometidos por mucho tiempo.