150894
A 10 años de 'Horehound' de The Dead Weather

A 10 años de 'Horehound' de The Dead Weather

The Dead Weather: Un encuentro que ojalá sucediera otras 20 veces antes de morir.

“‘Democracia’ es una palabra terrible para aplicar a la música o al arte. No sé cómo explicarlo, pero todo lo hicimos juntos (…) Fue como un campamento en el que la música se volvió lo más importante para un grupo de amigos y profesionales. Así es todo lo que proviene de The Dead Weather”, Alison Mosshart.

Muchos de nosotros no viajamos a Pilton en 2010, pero en ese entonces Jack no prohibía el uso de teléfonos celulares y tampoco nos importaba (tanto) ‘guardarlo’ en una historia de Instagram…

(***)

Para celebrar el 40 aniversario del Glastonbury, el escenario Pyramid cerró con “Knights of Cydonia”. Los primeros horarios fueron para The Lightning Seeds, Seasick Steve y The Dead Weather. Mala suerte para Alison, detestaba los días soleados. “¿Prefieren el sol o la lluvia?”, bromeó Jack durante las primeras notas de “So Far From Your Weapon”.

Después de Songs For The Deaf (2002) de Queens of the Stone Age, Broken Boy Soldiers (2006) de The Raconteurs y Midnight Boom (2008) de The Kills era difícil no identificar a los integrantes de lo que la prensa llamó “el supergang”. No obstante, el frontman de The Dead Weather hizo algunos cambios a su discurso en The O₂ Forum Kentish Town y presentó a la banda.

“A mi izquierda y en el bajo se encuentra Jack Lawrence. Él es originario de Kentucky. Desde Detroit, Dean Fertita en la guitarra eléctrica. Voló hasta acá solo para verlos. Con su belleza y cabellera oscura, la señorita Baby Ruthless como vocalista. Mi nombre es Jack White. Y somos The Dead Weather desde Nashville, Tennessee”.

Dean: Nadie repitió a su trabajo

Aunque en meses anteriores Clash Magazine y Huck aplaudieron el trabajo colaborativo en Horehound (2009), las notas de The Guardian y Consequence Of Sound posicionaron a The Dead Weather como “otro de los proyectos de Jack White”. Sin embargo, los señalamientos de la prensa no cobraron mayor relevancia, pues -según declaró Alison a PopMatters- sucedía lo mismo que con los filmes de Martin Scorsese: La gente prefería lo que conocía.

Después de seis álbumes de The White Stripes, el éxito de los singles de The Raconteurs y la colaboración con Alicia Keys en “Another Way to Die”, lo más conveniente fue pensar en un proyecto sostenido en la trayectoria musical de White: El sonido con The Go!, el jazz en The Upholsterers, la estética rojiza al lado de Meg y la lírica de Consolers of the Lonely (2008). 

(Des) Afortunadamente, The Dead Weather no se presentó bajo la carga política de Icky Thump (2007), el psych pop acústico de “Yellow Sun”, el robotic rythm de “I’m Designer” o la ambivalencia metafórica de Midnight Boom. En palabras de White, el blues gótico de Horehound fue la transcripción sonora de dos elementos: La admiración por Jeffrey Lee Pierce y “hacer las cosas sin ninguna intención”. De acuerdo a Jack Lawrence (LJ), “una lógica similar al álbum debut de The Stooges". 

A pesar de las fallas de grabación en “Will There Be Enough Water?” y “New Pony”, para Will Hodgkinson (periodista de The Guardian) el único error de The Dead Weather fue el choque con su origen: Puede que su primer concierto haya sido en el Bowery Ballroom, pero hay que entender que “no es una pequeña banda de pub que se presenta ante una multitud de bebedores”. 

LJ (Little Jack)

En su momento, The Dead Weather pareció (solamente) una buena idea para un respiro post tour o -en el caso de Alison- para aprovechar el tiempo en el que su bandmate (Jamie Hince) estaba de vacaciones. Después de convivir en un camper -¿Debemos agradecer a quien robó el autobús de The Kills?-, Jack montó un pequeño estudio en Nashville y repitió lo que cuatro años antes fundaría a The Raconteurs: Invitar a sus amigos a tocar piezas de Bob Dylan y Gary Numan. “Siempre he pensado que cuando tienes un nuevo proyecto o álbum, lo más pertinente es ver cómo suena la banda con los covers”.

Después de algunas horas en el basament, la prueba de sonido de “New Pony” y “Are Friends Electric?” se convirtió en los planes para el álbum debut. Al optar por Third Man Records como sello discográfico, la grabación análoga de 21 días de Horehound implicó que Jack White se colocara “tres diferentes sombreros”: productor, músico y creador. “Tuve que tomar distintos ángulos. Es muy fácil explicarlo con palabras, pero en realidad haces que las cosas pasen; no importa cómo las hagas. El único problema que encuentro como productor es que soy muy educado para decir: No me gusta eso. Es una mierda”.

Alison (Baby Ruthless)

Pese a las críticas de Sean Michael -“Mosshart es el vínculo débil, su voz es una serie de clichés y se esfuerza en alcanzar los tonos de PJ Harvey”-, Horehound se catalogó como un álbum de performance. Además de los visuales psicodélicos, las presentaciones en The Mayan, The Roxy Theatre, Astra y The Glass House destacaron por la interpretación de “Treat Me Like Your Mother” y “I Cut Like a Buffalo”, ya que a través de estos temas se dio resonancia a una de las entrevistas de Jack para SPIN. “[Alison] es una inspiración emocional. Dice lo que quiere en voz alta y jamás se disculpa. Cuando acordamos que ella sería la vocalista, le dije: ‘Ok. Ahora soy tu baterista ¿Qué vas a hacer al respecto?’ Nos retamos mutuamente”.

Durante las fechas en las que la secuencia de “Will There Be Enough Water?” fue comparada con el dueto de PJ Harvey y Nick Cave (“Henry Lee”), el diario The Sun brindó espacio a ‘un testigo’ que presenció la supuesta pelea entre Mosshart y White. 

"C'mon look me in the eye

You want to try to tell a lie?"

Si bien en esos momentos ambos se mantenían alejados de la prensa -Jack seguía enfadado por la falta de ética de un periodista brasileño y Baby Ruthless reiteraba que “todo se trataba del culto a las celebridades, al rumor y al drama”-, la noticia de que se habían agredido al salir de un bar en Nueva York ocasionó que Alison contactara a NME y Prefix Magazine para una aclaración pública: 

“Por lo general no gasto mi tiempo en aclarar rumores fabricados, pero este es realmente grotesco (…) Incluso mi madre llamó para saber si era cierto (...) En realidad no me interesa ser parte de las primeras planas del Reino Unido. No he hecho nada de lo que la prensa quiera escribir o hablar. Es un juego al que no pienso entrar. Si las críticas son a mi música y trabajo, eso es una cosa. Cuando es acerca de mi persona, eso está fuera de los límites”.

Desde sus primeras entrevistas (circa 2003), Alison Mosshart dejó claro que su responsabilidad era con sus audiencias y no con la industria del espectáculo. Con White, Laurence y Fertita no fue la excepción. Mantuvo presente que “el tratamiento mediático era dos cosas: una relación de amor-odio-amor y un trabajo que no estaba dispuesta a aceptar”. Para ella, su compromiso consistía únicamente en superar lo que estaba acostumbrada a hacer y reafirmar el valor musical del cuarteto.

“Ahora que estoy al frente tengo que ser mucho más grande (…) Pertenezco a la old school que cree que tocar en vivo es lo más real e importante. Como compositora e intérprete, eso es lo que aprecio. En el estudio puedes parar y hacer correcciones; en el escenario, nunca. Es lo que hace la diferencia entre una buena y mala banda”.

A pesar de que los integrantes de The Dead Weather tenían claro que su obligación no era complacer al gusto de todos -“Para eso están los políticos” declaró Mosshart-, las audiencias del House of Blues, War Memorial Auditorium y 9:30 Club fueron una pieza esencial para la composición de los 11 temas de Sea Of Cowards (2010). “Escribimos en el backstage y autobús. Tocamos las canciones frente al público antes de hacerlo en el estudio. Cuando grabas en medio de una gira, tienes un sentido diferente sobre lo que te rodea. Las cosas son más oscilantes, oscuras, pesadas y fuertes”.

Jack: No pensamos usar Pro Tools para hacer 4000 ediciones por minuto

El estilo setentero de “Hang You From Heavens” no fue lo único que The Dead Weather retomó de décadas anteriores. Optó por una cultura DIY, rechazó la idea de la música como mercancía y prohibió el acceso de periodistas a las sesiones fotográficas. “El shooting de la portada con Rob Jones, fue con lo que The Dead Weather selló el pacto. Queríamos que fuera algo privado”.

En 2009, la industria de la música obtuvo grandes ganancias por el número de ventas de I Dreamed a Dream (Susan Boyle), The Fame (Lady Gaga) y The E.N.D (Black Eyed Peas). Desde la perspectiva de Jack White, “era momento de dejar de alimentar al monstruo”. 

Además de evadir el modelo 360 de corporaciones como Warner Bros y Universal, la producción de Horehound bajo el sello de Third Man Records tuvo dos finalidades: Posicionar a la disquera como una opción para las y los artistas locales y recuperar “la tangibilidad de la música”. 

“Creemos que los vinilos permiten que la gente tenga mayor cercanía. Es mucho más humano. Hoy en día, la industria está tan agitada que solo puedes reaccionar haciendo algo tangible y romántico. Eso es lo que estamos tratando de hacer: Preservar el romance de tener discos de vinilo. Incluso los CDs son algo que puedes tener en tus manos. Ser parte de la experiencia y arte de la música”.

Al tomar en cuenta la filtración del material de Yeah Yeah Yeahs (It’s Blitz!), U2 (No Light On The Horizon) y Animal Collective (“Brother Sport”), la banda pidió a sus fans que no cayeran en las trampas del Internet. “Lejos de tener algo más que las otras personas, no entendemos el objetivo de circular el álbum antes de la fecha de lanzamiento. Arruinan las sorpresas”.

(***) 

Meses después del cover de “Forever My Queen”, The Dead Weather se reunió en Nashville; sus integrantes discutieron sus posturas respecto al Internet -“Un espacio en el que la gente oculta la cara y no se hace responsable de lo que escribe”-, consideraron la posibilidad de inspirarse en la portada de Trout Mask Replica (1969) y en octubre de 2009 se presentaron en el José Cuervo Salón. 

Aunque hay algunos videos en YouTube, hasta hace 10 años los anuncios de Third Man no pedían guardar el celular durante el concierto. Como diría Jack: Son encuentros que ojalá sucedieran otras 20 veces antes de morir.

No es una revista, es un movimiento.