Fotografo: Ana Rodríguez

Good Morning en Bajo Circuito

Good Morning: Lo-fi para retumbar los muros.

Después de haber iniciado su tour en tierra natal Australia, Good Morning se aventó al otro lado del mundo para iniciar su paso por Norteamérica, empezando por San Francisco y haciendo parada en Bajo Circuito, su primera visita a Ciudad de México.

Este mutiforo urbano se sentía correcto para darle la bienvenida a la banda australiana. Su ambiente relajado, íntimo e intenso iba a demostrarles la calidez del fan mexicano. Telephone Exchange hizo su aparición como abridor y no pudo ser mejor.

La gente ya se abarrotaba en las primeras filas disfrutando de los riffs, siendo parte del noise, pidiendo canciones y bailando como si fueran la banda estelar. Telephone Exchange se adueño del momento y lo dejó listo en bandeja de plata a Eris Van Bloom, un acto que dejo a los asistentes sin aliento, envolviéndolos en un aura que se quedaría toda la noche. El velo de un proyecto que tiene inspiraciones diversas, arte en todas sus formas. Un rock alternativo que definitivamente le da una frescura a la escena.

El recinto comenzaba a llenarse, la vibra empezaba a cambiar. Y fue alrededor de las 22:30 H cuando Good Morning salió a escena en medio de la emoción de los fans: “Nosotros somos Buenos Días” anunciaron con su evidente empeño por conectar con la multitud.

“Once You Know” inició la experiencia. Fans gritando. Fans bailando. Fans abrazados. Fans besándose. Los tablones de madera en donde estaban situadas algunas mesas eran frágiles para la emoción del público. Bajo Circuito retumbó y no fue por estar debajo de un puente, sino por el lo-fi que se apoderaba de cada uno. Después llegó “Classic Quip”, uno de sus sencillos más recientes para darle espacio a la música que prendía al público. “Blue Tick” y “$10” mostraron su lado desde otros materiales.

“Warned You” de su álbum debut Shawcross fue sin duda la más coreada, la más grabada y la que sacó la mayor cantidad de reacciones. Luces brillantes e intensas que te transportaban a esa idea de estar casi en penumbras en tu recámara escuchando lo que para muchos pudiera ser psicodelia, para muchos otros rock alternativo noventero. Cada quien su experiencia y su mente, pero al final, el resultado es el mismo. Un ambiente adictivo que no te suelta.

Good Morning se consagró la noche del viernes en uno de los exponentes más representativos del bedroom pop. No por la cantidad de gente que los escucha en redes sociales, ni por la cantidad de fans que mete a los venues. Si no por el aura que despiertan con tan solo unas luces, un escenario pequeño, una cerveza en mano y muchos sonidos de ensueño. Eso, sin duda, es digno de agradecerse.

'10/25 Carteles de Conciertos' en el MODO

10/25 Carteles de conciertos, la exposición que los amantes del rock no querrán perderse.

Ir a conciertos o festivales representa, para muchos, una experiencia que solo se vive una vez; pero eso creemos hasta que volvemos a ver el cartel que nos llevó hasta ese evento. Afortunadamente, para revivir estos increíbles momentos existe la muestra: 10/25 Carteles de conciertos

Con motivo de la conmemoración del 25º aniversario de Ames Bros, y el 10º aniversario de Mercadorama, -dos empresas de diseño-, el Museo del Objeto del Objeto, (MODO), está presentando una exposición en la que invita a todos los usuarios a que reconozcan el cartel de concierto como un objeto de arte. A lo largo de los años, este importante comunicante ha pasado por una transición que ha impactado gráficamente, a nivel mundial, la industria musical y de los impresos.

Ames Bros, una empresa estadounidense que surge durante el auge del grunge, viene a revolucionar la industria musical de la década de los 90 con una interesante propuesta visual. En sus diseños, predomina ante todo la sátira política. En la exposición, se observan tres salas repletas de carteles diseñados exclusivamente para Pearl Jam. Además, se encuentra alguno que otro proyecto en colaboración con Blondie, Metallica, The Black Keys, Blink-182, Pixies, Primus, Eddie Vedder y más.

Por otra parte, la empresa mexicana Mercadorama, comienza impulsando al talento local con carteles edición especial. Una propuesta nunca antes vista en México. Logrando trabajar en colaboración con: Café Tacvba, Enjambre, Carla Morrison y La Banda Bastön. Agregando a su listado a celebridades de talla internacional como: Interpol, Tame Impala, Jack White, Deftones, Queens of the Stone Age, TR/ST, Idles, entre otros.

Por supuesto, los que no podían faltar eran los detallados y coloridos carteles de los festivales. Ceremonia, Coachella, Corona Capital y Primavera Sound, en sus distintas ediciones, predominan en las paredes del MODO.

10/25 Carteles de conciertos te hace viajar en el tiempo y ayuda a revivir grandes eventos. Durante la exposición, aprenderás a reconocer la anatomía de un cartel de concierto, su historia, y la influencia que han tenido en el diseño, Coby Shultz, Barry Ament y Ahmed Bautista -representantes de Ames Bros y Mercadorama-. Tienes hasta abril para vivir esta gran experiencia. 

 

Festival Amigo en El León Cuautitlán Izcalli

Rock y periferia en Festival Amigo, la unión de la música y la amistad en Cuautitlán Izcalli.

Posterior al desenfreno de San Valentín, en una tarde de sábado llena de sol y colores fue que se realizó la primera edición del Festival Amigo. La zona norte del Estado de México es un sitio con miles de aficionados a la música y esta era la ocasión para demostrarlo en Cuautitlán.

Dos horas antes del comienzo de la primera banda es que el sitio comenzaba a recibir al público, poco a poco las filas se hacían más largas. Los accesos eran amplios y no hubo ningún improviso. Media hora antes del evento ya había un aforo de poco más de 500 personas. Todas con la convicción de disfrutar de inicio a fin la fiesta.

En punto de las 15:00 H. Chingadazo de Kung Fu tomó por asalto el escenario. Con un inicio potente y lleno de distorsión hicieron saltar a los asistentes. De manera interactiva, charlaban con la audiencia respecto a la celebración del festival y al consumo de alcohol. Ya que habían filas enormes para las cervezas.

Previo a uno de sus temas más importantes, "Rehab", Chingadazo volvió el punk algo más cómico, recordándose que tiene 30 años y sus integrantes no han ido a rehabilitarse por el alcohol. Casi al final invitaron al escenario a colegas de Los Pandilleros para cantar.

El baile contra el sol

El calor era incontenible, la espera parecía eterna y a pesar de ello la gente se multiplicaba. Antes de las 16:00 H salió al predio Bengala, con vestimentas doradas y negras es que comenzaron a brillar. Tras nueve años de ausencia en Cuautitlán, la banda aprovechó para volver a tocar sus clásicos y llenar de colores el festival.

Los bailes en compañía con las atmósferas musicales que proponía la agrupación en escena fueron clave para poner a danzar a todos sobre el pasto. El bajo tenía una distorsión particular, sonaba con tal fuerza que llegaba desde los pies hasta el pecho, aunado a ello, una serie de solos de guitarra que iluminaron la tarde.

Rumbo a cierre de su presentación, Diego Suarez se despojó de su playera, el color rojo de apoderó de su rostro y la pasión se desbordó por el público. Bengala hizo notar su gran experiencia como banda, su regreso a este venue recordó porque es una banda nacional consolidada.

Parecía que el sol comenzaba a perder la batalla, el campo ya estaba en un 70% de su totalidad. De manera serena salió Comisario Pantera a presentar su show, un repaso por toda su extensa carrera que se cantó al unísono con la audiencia.

"No es por ti", "Éramos adolescentes" estallaron y los gritos les acompañaban. Los solos de guitarra y los acompañamientos en trompeta eran coreados uno a uno, mientras los brazos estaban levantados, moviéndose de izquierda a derecha y de regreso. Finalizaron su show con "Amiga", una serie de emociones vibraron por la gente en el lugar, los pasos de baile salieron a relucir entre la multitud y una que otra llamada telefónica a esa persona especial. Al terminar hubo una explosión de papeles rojos que inundaron el festival.

Canciones contra la lluvia

Mientras salía al ruedo División Minúscula, una enorme nube acechaba el lugar. Distintas dudas comenzaban a surgir entre los asistentes y algunos ya comenzaban a ponerse las chamarras. El ambiente se calmó cuando Javier Blake y compañía tomaron el escenario, con un inicio potente la banda comenzó a hacer rugir el lugar.

A la hora de su presentación un conglomerado de gente subió al techo de una casa ubicada a las afueras de su hogar. El vocalista de la banda le mandó saludos al colectivo de locatarios de Cuautitlán que arriesgaban su vida con el afán de ver el show. Cabe señalar que el Festival Amigo fue sold out.

El show era acompañado de un contundente visual rojo, no se necesitaba más para comprender que era División y su esencia sonando con todo. "Sognare" y "Humanos como tú" conmovieron al público, las transiciones dentro de su en vivo fueron muestra de la gran capacidad en vivo de la banda.

Tras risas, emociones y diversión se fue ocultando el sol, algunas gotas comenzaron a caer pero al final la lluvia no llovió. División dejó el festival que apenas llegaba a la mitad de su vida.

El venue se encontraba en su totalidad, el aforo fue un éxito y al momento no ocurría ningún incidente. Fue entonces que dieron las 19:00 H y tomó el escenario Siddhartha. El show comenzó de manera muy ordenada, cada instrumento musical se distinguía y la esencia de la noche se podía tocar.

Al presentarse, Siddhartha comentó que venía por una revancha, ya que la última ocasión que se iban a presentar una serie de displicencias no dejaron que fuera posible. Comenzaron los bailes y los magníficos visuales le seguían el paso.

La serie de matices por parte de los integrantes de la banda hacían llevar el sonido desde una potente presentación de festival hasta momentos íntimos. Todo esto marcado desde los rasgueos de a guitarra hasta los movimientos con fuerza del pandero.

Cuautitlán se encendió cuando sonó "La Ciudad", cientos de celulares salieron al aire para inmortalizar el momento. La revancha de Siddhartha estaba consumada, y para celebrarlo interpretó canciones rebasando por minutos su tiempo límite.

Entre luces y amigos

El Festival Amigo se hacía viejo, ya no existía posibilidad de cambiarse de lugar, y aunque la hubiera nadie quería perder atención de lo que estaba ocurriendo. Fue entonces que el escenario de Cuautitlán se apagó y de manera dramática llegó a la pista Camilo Séptimo.

Comenzó la fiesta, el baile, los pasos sensuales de baile tanto de los de arriba como los de abajo. Tras el eufórico inicio, la banda aprovechó para comentar que esta visita a Izcalli era especial, ya que algunos integrantes crecieron ahí. Además, ellos visitaban constantemente ese lugar para ver a bandas que tomaron como referentes, tal es el caso de Babasónicos, Zoé, entre otros.

El show fue casi a contraluz, se podían observar las siluetas de la banda delante de una serie de luces y visuales sublimes, las cuales pintaron la noche color azul y rosa. Desde "Pulso" hasta "No te puedo olvidar", la banda encontró una armonía genuina con el público. Mismo que es despidió con flashes de celulares y aplausos.

Final cinematográfico

Llegó el final del espectáculo, era difícil comprender cómo pasaron casi siete horas volando, pero resultaba más complejo concebir el aguante de las personas, tras tantos saltos y tierra que se levantaba. Para rematar la noche llegó Enjambre.

El misticismo tenía nombre y era Luis Humberto Navejas, quién de manera enigmática se acercó al micrófono luciendo un atuendo bastante peculiar. Fue de esta forma que comenzó a sonar Enjambre con toda su fuerza y con una dinámica casi de película, esto por la puesta en escena desde los visuales hasta la interpretación en el escenario de cada integrante.

Tras el inicio salvaje se escuchó decir al vocalista "Esto es Cuautitlán Izcalli" y se detonó "Manía Cardiaca" uno de sus más grandes éxitos. Tema tras tema la banda no paraba de recibir aplausos y gritos de furor, fue entonces que se escucharon temas nuevos, como "Relámpago".

Movimientos interesantes en las estructuras de las canciones, pequeños juegos de jamm entre los integrantes y transiciones sublimes fueron parte de la cátedra de Enjambre, una banda que apuesta por montar grandes discos y enormes shows.

"Dulce soledad" puso a saltar al predio, parecía que estaba temblando por momentos y la energía sabía a gloria en ese momento. Luis Humberto preguntó "¿Cómo se la pasaron el 14? ¿Todo bien?" y de inmediato dedicó "Visita" a su pareja Sandra.

El recorrido de Enjambre por sus canciones dejó satisfechos a todos, quienes a pesar de gritar innumerables éxitos quedaban complacidos por las decisiones del setlist de la banda. Llegó el momento para dedicar una canción a su natal Zacatecas y fue así como sonó "Sábado perpetuo". Un golpe de realidad sobre la situación social y de seguridad que el país ha atravesado en los últimos años, entre la multitud las manos eran llevadas a los pechos de la gente, algunos cerraban los ojos y otros pocos dejaron caer las lagrimas. Abandonaron el escenario tras un dramático cierre con "Cámara de faltas".

Para la parte final, Enjambre regresó triunfalmente sobre El León. Con un reverb sonó "Secuaz" y el publico estalló, el timer marcaba solo dos minutos restantes y decidieron finalizar con "Por esta razón". La melancolía abordó finalmente a todo el escenario y la banda pidió ser invitados siempre, marcando su legado como una de las bandas más importantes del momentos en la escena mexicana.

Fue de esta manera que el Festival Amigo tuvo una exitosa presentación al publico, quienes demostraron que el rock no es solo para los venues legendarios de siempre. Con un sold out y con una respuesta magnifica, la gente de Cuautitlán y alrededores esperan recibir a más bandas próximamente.

Down In Mexico 2020 en Puerto Escondido

Sol, playa y una vasta selección musical. ¿Qué más pedirle a Down In Mexico 2020?

Salió el plan perfecto para el fin de semana; tres días de música en vivo en las paradisiacas playas de Puerto Escondido, Oaxaca, una experiencia única que nos invitó a vivir la segunda edición del festival Down in Mexico 2020. Iniciando este año con toda la actitud, el Club de Playa Villasol prestó sus instalaciones para celebrar este evento que nos prometió una variada selección de DJ sets y música en vivo. 

El primer escenario que nos tenía preparado el festival era en la alberca del Club, lugar donde Snowcaveman calentó motores con algunas de sus raras selecciones de música las cuales lograron animar a los presentes, dando inicio a la primera parte del día.

Baja el sol, sube el ambiente.

La puesta del sol fue uno de los momentos más significativos del festival. Cientos de personas se reunieron en la arena para apreciar cómo el cielo se teñía de naranja. Mientras eso sucedía, Paurro se encargó de abrir el segundo escenario del Down in Mexico 2020, encendiendo la pista de baile con una selección de groove y funk directo desde la CDMX. Mientras los cuerpos se movían al ritmo de la música, la noche empezaba a caer pero eso solo significaba una cosa: la fiesta estaba comenzando. 

Desde Los Angeles, California el daytime disco se hizo presente. Poolside elevó la energía de todos y cada uno de los asistentes con éxitos como "Kiss You Forever", y "Harvest Moon". Jeff Paradise demostró que tiene la aptitud de estar arriba de un escenario.

El ambiente se sentía relajado. Al parecer lo que todos necesitaban era una buena dosis de música electrónica. Sin cansarse y continuando la fiesta Breakbot & Irfane subieron al escenario para demostrarnos las razones porque sus canciones tienen tanto éxito. Y es que en conjunto, este par de proyectos logran hacerte sentir increíble con rolas como: "Baby I'm Yours", "One Out Of Two", y "Another Dawn".

Los mexicanos, Zombies In Miami tampoco perdieron la oportunidad de pinchar en la segunda edición del festival. Cerrando el primer día y con una gran cantidad de asistentes, Canibal y Jenouise profundizaron en las almas de los presentes y los llevaron a vivir una experiencia única bajo el sonido del house. 

Hasta que el cuerpo aguante.

La presentación de Los Sonidos de Buena Vista Social Club con Ibrahim Ferrer Jr, fue un momento clave para el segundo día del festival Down In Mexico 2020, y es que el romanticismo llegó; todos tomaron a su pareja para bailar mientras sonaba de fondo "Dos Gardenias", y "El cuarto de Tula", temas que fueron coreados por todos. 

El ambiente había quedado muy relajado justo para recibir a Crazy P, el acto que no solo definió la noche del sábado, sino el festival; y es que la agrupación oriunda del Reino Unido era una de las más esperadas. En el momento en el que Danielle se presentó los gritos ensordecieron y no era para más, pues la destreza con la vocalista se adueñó del escenario y los llevó a todos a otro nivel. Fue increíble. Imposible poder describir cómo su presentación nos hizo vivir el éxtasis con canciones como: "Heartbreaker", "The Come On", y más. 

El Club de Playa Villasol seguía recibiendo más invitados en cuanto caía la tarde. El ambiente para entonces era brutal y únicamente Quantic podía continuar manteniéndolo y es que su variada selección llevó a la mayoría al límite. Una hora y media fue suficiente para que el músico británico cautivara a todos con su interesante sonido.

Down In Mexico 2020 nos presentó grandes proyectos musicales. Hizo que un fin de semana se volviera una experiencia inolvidable. Nunca faltó la música, la bebida y sobretodo el ambiente.