177222
Las emociones del Festival Marvin 9.5

Las emociones del Festival Marvin 9.5

Vivimos un año difícil, pero para muchos trajo una gran oportunidad, misma que el Festival Marvin supo aprovechar.

En el primer trimestre del año, el Festival Marvin cambió la foto de perfil de sus redes lo que provocó que muchos nos emocionáramos, pero esto duró poco tiempo. Con los meses nos dimos cuenta que el festival no se llevaría a cabo hasta que, gracias a la tecnología, pudimos vivir la edición 9.5.

Esta edición se llevó a cabo a través de distintas plataformas como lo son Amazon Music, Twitch y la del festival por lo que se pudo disfrutar en cualquier punto del planeta, y en las cuales pudimos disfrutar de conferencias, pláticas, debates, comedia y mucha, MUCHA música. Este festival urbano se caracteriza por promover el talento emergente mexicano y latinoamericano; además toman en cuenta otros puntos del planeta y sin olvidar a aquellos talentosos artistas que han marcado nuestras vidas a lo largo de los años.

El jueves y el viernes iniciaron se llevaron a cabo las conferencias en las que escuchamos y aprendimos de diferentes personalidades como Francisca Valenzuela y Chris Frantz quienes compartieron cómo es que están viviendo en el reciente contexto y todas las experiencias pasadas. El panel sobre GRL PWR a cargo de Diana Rodríguez, Alicia Zertuche, Itzel González, Noela Salas, Penélope Franconi y Natalia Szendro quienes discutieron el papel de las mujeres dentro de la industria musical y la importancia de un ambiente mixto y cómo es que esto va cambiando poco a poco para ayudar a la cultura. El formato favoreció estas charlas ya que, como solían ser en modo presencial, la asistencia de las personas era muy difícil por los días y horarios en que se llevaban a cabo, pero esta vez muchas personas estuvieron siguiendo cada una de ellas.

Marvin_2

Los stand-up comedy estuvieron llenos de humor negro a cargo de Macario Brujo, Juan Carlos Escalante, Gus Proal, Horacio Almada, Emilio Gama y Eduardo Talavera fueron intercalándose con los actos.

En un Festival Marvin normal, las bandas hacían presencia hasta el sábado, pero en esta ocasión se programaron 3 días llenos de música. La diversidad de géneros, ritmos, instrumentos y recursos musicales no fueron sorpresa, pues con cada uno bailamos, nos dispersamos, tuvimos una tarde/noche romántica o ajetreada y llena de caos. Otro de los aspectos interesantes es que conocimos las áreas y atmósferas en las que los artistas se desenvuelven día con día como su propia habitación, la sala, el jardín o un cuarto de ensayos. Los actos mexicanos estuvieron presentes en diferentes foros alrededor del país; las bandas suecas tuvieron su propio escenario con presentador que dejaba pasar la ocasión de hacer algún chiste; y las bandas españolas transmitieron desde la Casa de América.

GRRRL POWER

No debería ser demandada la presencia de mujeres dentro de un cartel, pero sí hay que reconocer todo el talento y empeño que las diferentes bandas y artistas han puesto para ir escalando poco a poco. Desde Barbarita Palacios y Ginebras que dieron toda su energía con a potencia de su voz; Noa Sainz, Marion Raw y Morita Vargas que con un estilo relajado dreamy dominaron al apoyarse de pocos recursos entre rimas, beats, una guitarra y sonidos de la naturaleza; Valgur por su parte un proyecto que en sus líricas combina el español con el zapoteco que se envuelve entre sintetizadores. Todos estos proyectos tuvieron su particularidad, pero coincidieron en enfatizar su discurso.

Noa_s_marvin

Representantes argentinos

El festival estuvo impregnado de talento latinoamericano pues disfrutamos desde pequeñas bandas como laos ya reconocidos y ovacionados por su gran trayectoria como Daniel Melero que bastó tener un piano y un micrófono y crear una perfecta ambientación acompañada de su voz. Massacre puso en alto el rock argentino con un show eufórico y que levantó de sus asientos a más de uno, aún y cuando los altibajos existieron.

Performances inesperados

Desde España Emilia y Pablo representaron a su país con una guitarra que logró captar sus raíces acompañado de movimientos sutiles que lograron acompañar de buena manera sus interpretaciones; cada uno por su lado pero sintiendo cada una de las notas y las palabras. Róisín Murphy, por su parte comenzó con una interpretación amena que dejó ver la potencia de su voz, pero conforme el tiempo pasó comenzó a moverse de un lado a otro, cambio de vestuario, subía y bajaba, se tiraba el suelo y dejó todo para el público.

Del caos y la destrucción

Ver un show frenético nunca será igual sin sentir que nos avientan y somos aplastados, pero la energía que las bandas transmiten por sus expresiones, los cambios de luces, un sutil headbanging y canciones que parecían mimetizarse. Eso es lo que vivimos con bandas como Vega Band, Películas Geniales, El ShirotaLos Cogelones, pues bastaron pocos segundos para elevar el ritmo y no bajar la velocidad hasta el momento en que su acto tenía que llegar al fin. Del otro lado del mundo, se presentaron Sunhill  y Black River Delta con punk caótico y riffs contundentes.

Chilling and dreaming

En escenarios más nebulosos con guitarras brillosas y voces que endulzaron a los oyentes se presentaron Colectivo Da Silva quienes además agregaron un poco de surf en algunos de sus temas; Joe Crepúsculo quien esta vez estuvo acompañado de su banda; y Will Joseph Cook con un set acústico para poner más feeling a sus canciones. Algunos les añadieron sintetizadores como los son GRLS y Blu DeTiger quienes se orillaron un poco a lo psicodélico.

Los más aclamados

No faltaron las bandas que aparecieron en los comentarios del minuto 1 de la transmisión como La Femme que tuvieron un set vintage con colores sepias lográndonos transportar a los años 20. Nortec: Bostich+ Fussible ofreció un DJ set atascado de sonidos electrónicos que se combinaron con el atardecer y recibimos la luna con música para bailar como deberíamos hacerlo en estos tiempos. CeeLo Green quien ofreció una entrevista en el que se percibió alegre e interpretó algunos temas, pero no los suficientes para mantener contenta a la audiencia. El Columpio Asesino que en cada uno de sus instrumentos impregnó la fuerza suficiente para llenarnos de emoción cada segundo que transcurrió. Por último, Sister Bliss integrante de Faithless culminó con un poderosos DJ set digno de una noche enérgica y frenética.

Ceelo_Green_Mavin

Lo digital aún no es perfecto, existieron problemas ya que por momentos la transmisión llegó a congelarse. Además, hay que reconocer a los artistas que no están acostumbrados a sacar toda su energía frente a un público inexistente porque no, no es lo mismo que un ensayo.

Extrañamos correr del Parque España al extinto Caradura; luego del Foro Bizarro al Foro Indie Rocks!; y por último al Sala o El Plaza Condesa. Descubrir nuevos sabores con los restaurantes de la zona, ver personas curiosas que se aceraban y preguntaban por qué tanto alboroto, el que pedía instrucciones de cómo llegar a un lugar o simplemente los vecinos de la zona. Una Festival Marvin único y todos los que se aventaron las transmisiones deben de estar orgullosos de el talento que se encuentra alrededor del mundo. Esperamos que el 2021 llegue con más.

No es una revista, es un movimiento.