123100
Top 11: Desencantos del 2017

Top 11: Desencantos del 2017

Te compartimos un top de los 11 discos que no nos desencantaron en este 2017.

Grandes bandas y proyectos consagrados se adentraron este año en paisajes sonoros inexplorados durante su carrera. Pero en ocasiones la evolución trae consigo tropiezos. Muchos grandes regresaron este año acompañados con disco bajo el brazo, creando expectativas gigantescas por producciones pasadas o simplemente, por la historia que fueron creando a lo largo de los años. Esta lista trata de los discos donde teníamos depositada toda nuestra ilusión y esperanza, pero al final, fueron producciones meramente decepcionantes o carentes de luz.

Queens of the Stone AgeVillains

Josh Homme nos ha mal acostumbrado a discos grandiosos. Aunque su alineación de QOTSA ha sido intermitente, su sonido siempre ha tenido una línea bastante sólida y evolutiva. Con ...Like Clockwork, se dejó la vara muy alta, y aunque Homme ha reiterado en diversas ocasiones la felicidad que imprimió en este LP, no pasó las críticas de los fans ni de los medios especializados.

alt-J, Relaxer

Se pensaba que el tercer larga duración del trío inglés sería el regreso triunfal después de un aclamado debut, pero el LP fue un caída libre, conteniendo temas flojos en composición y sin ninguna novedad. Con críticas divididas, alt-J creó una pieza bastante mediana.

At The Drive-In, in*ter a*li*a

Doce años tardó en llegar el cuarto larga duración de la banda comandada por Omar Rodríguez López y Cedric Bixler-Zavala. La segunda reunión de la banda más que espectacular se escuchó forzada. Con el abandono de Jim Ward, el esfuerzo por traer de vuelta a At The Drive-In con un nuevo disco solo sirvió de un contagio de nostalgia, pero no como una fresca aventura.

Gorillaz, Humanz

Damon Albarn trajo de regreso a sus Gorillaz este año. Superar sus antiguas producciones era una labor titánica, pero para muchos, ni siquiera estuvo cerca de hacerlo. Con algunos grandes temas y colaboraciones por doquier, lo mejor del regreso de la banda británica fue que volvió su acto en vivo, no su nuevo álbum.

Liam Gallagher, As You Were

Tanto discurso del ex Oasis argumentando el mejor material de la historia tenía mucha expectativa, pero es más un disco con chispazos que se va diluyendo al transcurrir los minutos. Tal vez todo el ataque en redes sociales consuma la creación artística del menor de los Gallagher.

Arcade Fire, Everything Now

Discursos políticos + el regreso de Will Butler y compañía, ¿qué podría fallar?. Los puentes musicales suelen ser burdos, la exploración creativa en el pop no fue del todo bien aceptada y concretamente, fue un sucesor de Reflektor que le faltó mucho, mucho.

Jake Bugg, Hearts That Strain

A Jake Edwin Kennedy se le llegó a llamar como el “niño maravilla”. Esto por su increíble debut y el parecido creativo que iba hilando con Bob Dylan y Johnny Cash, una proeza en el rock, el folk y el country. Con su cuarto larga duración con una excelente producción, pareciera que la industria lo ha consumido y ahora, se encargará de hacer música enfocada en las masas.

Morrissey, Low In High School

En tanto el cantante de Manchester se vuelve más polémico, su relevancia musical va decayendo. Ahora, tres años después del fracaso de World Peace Is None of Your Business, el intérprete vuelve con un nuevo material: Low In High School, que no ha sido bien recibido por sus notables errores y temas políticos, que cansan casi tanto como los de Roger Waters.

Tricky, Ununiform

Como si se tratase de una mala historia de terror, llega la producción discográfica número 13 de uno de los íconos más representativos del trip hop: Adrian Thaws, mejor conocido como TrickyUnuniform no es un álbum en el que el británico se desgarre las entrañas, ni mucho menos una puerta a sus delirios. Con una mezcla de ritmos electro pop, el músico concluye con un disco plano, bastante alejado de sus trabajos anteriores.

Beck, Colors

El disco es una dosis que se repite y una fórmula que se perpetua en sí misma. Cada canción por separado es un intento frustrado de hacer algo que no ha hecho, pero que no termina de gestarse. Es Beck que trata de vendernos pop y ese es el problema. Al final el álbum como unidad funciona y es quizá el material más fácil de digerir que nos ha entregado el chico bonito y renegado de California.

Shamir, Revelations

Definitivamente este es un álbum de transición, en donde Shamir está explorando nuevos caminos musicales. Aunque la producción no es del todo acertada y se siente como un lados B del también experimental Hope, se agradece cuando un artista busca salir de su zona de confort para proveer a sus seguidores o a sí mismo, de una nueva experiencia, aunque en este caso no sea del todo acertada. Queda claro el talento y potencial de Bailey, que esperemos se consolide en el siguiente disco.

 

No es una revista, es un movimiento.