Log In

Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

121621
Morrissey — Low In High School

7

Morrissey
Low In High School

BMG Records / 2017

Artista(s)

Morrissey

Low In High School: Morrissey da un paso al frente.

En tanto el cantante de Manchester se vuelve más polémico, su relevancia musical va decayendo. Hoy, tres años después del fracaso de World Peace Is None of Your Business, el intérprete vuelve con un nuevo material. El ex vocalista de The Smiths se mantiene bajo la mismas condiciones, gracias a sus desatinados y desmedidos comentarios, ¿pero también seguirá con la mala racha?.

Iniciamos con “My Love, I’d Do Anything for You”, buen gancho por parte de Morrissey, ya que el ritmo de la batería y los riffs nos atrapan desde el primer momento. Es un tema enérgico y sorprendentemente el cantante luce bastante cómodo con eso. Los instrumentos de viento mantienen ese toque clásico al que nos tiene acostumbrados y sin duda es lo más destacado de la canción.

Todo da un giro con “I Wish You Lonely”. La batería mantiene cierto protagonismo, pero es difícil ignorar a los sintetizadores. Aun así, considero que estos detalles electrónicos son sumamente imprescindibles, pues  la pauta es llevada por las percusiones junto a la guitarra acústica y, por supuesto, la voz del británico.

Con “Jacky’s Only Happy When She’s Up On The Stage” el músico retoma la fórmula que usó con You Are The Quarry. Tanto en este tema como en el siguiente, el sonido instrumental y tono teatral, como siempre, se adecúan a la voz Morrissey de manera inmejorable. Cabe destacar que en “Home Is A Question Mark”, a partir del minuto 2:48, todo los componentes se incrementan, haciéndonos recordar sus mejores días.

Le sigue “Spent The Day In Bed”, tema que ha dividido a los seguidores del cantante por diversas razones como los elementos espaciales, el uso de un órgano y el evidente auto-tune. Puede gustar o no, pero lo que es innegable es la calidad melódica y lírica, pues muestra el talento del cantautor para la sátira.

Con “I Bury The Living”, Morrissey se mete en su papel y encanta, pues siempre es satisfactorio cuando el músico mezcla lo narrativo con sus canciones, desarrollando dramas de hombres desesperados. Con sus casi siete minutos y medio de duración, es uno de los tracks más completos del disco.

“In Your Lap” mantiene ciertas cualidades del tema anterior, por su tono de tragedia acompañado por instrumentos clásicos. Sin embargo, la letra termina haciendo caso omiso de la revolución para centrarse en el deseo.

“The Girl from Tel-Aviv Who Wouldn’t Kneel” es un terrible error por parte del inglés, pues aunque representa la reciente revolución llamada Arab Spring, el sonido telenovelesco e incluso me atrevería a decir “racista”, hace los temas que aborda pierdan seriedad. Este desacierto podría ser suficiente para que el disco completo se venga abajo.

Con “All The Young People Must Fall In Love” se mantiene cierta naturaleza política, pero es un tema más llevadero por su carácter alegre y optimista, en la que se nos incita a usar el amor como método de protesta.

Morrissey repite las mismas equivocaciones con “When You Open Your Legs”, pues busca hacer referencia al medio oriente con elementos de muy mal gusto. Además, dado lo controversial del título y lo ambiguo de la letra, deja lugar para múltiples interpretaciones muy desagradables.

Mozz siempre brilla cuando tiene un objetivo para atacar y en “Who Will Protect Us From The Police?” hay consciencia y un ritmo enérgico que acrecienta la arremetida. El llamado a Venezuela no está mal, pero podría quitarle atemporalidad.

El ex integrante de The Smiths cierra con “Israel”, una oda para aquel país y un reproche para todos sus detractores. Haciendo a un lado la postura política de Morrissey nos encontramos con una gran cántico con calidad de himno.

Low In High School no ha sido bien recibido por sus notables errores y temas políticos, que cansan casi tanto como los de Roger Waters. A mi parecer, en cuestiones sociales los artistas se deben preocuparse más por la gente que en demostrar que tiene la razón con sus posturas.

Este disco es un siete pero, tomando en cuenta sus anteriores trabajos, ¿esto es malo para Morrissey? No lo creo. Es la primera vez en mucho tiempo que no nos regala canciones prescindibles y esas son buenas noticias para todos.

No es una revista, es un movimiento.