182147
¿Viste a Sax? el legado de Eulalio Cervantes

¿Viste a Sax? el legado de Eulalio Cervantes

Carlotta
Cardana

13/Abr/2021

Puso el aliento y nosotros el baile. Tras el fallecimiento de Eulalio Cervantes, Sax, la industria musical lo recuerda en Indie Rocks!

Algo se rompió el día que partió Eulalio Cervantes Galarza. Parece que una fibra guardada en las entrañas del rock nacional fue tocada con su lamentable deceso, y no era para menos, ya que fue uno de los pioneros del movimiento ska. El pasado sábado 14 de marzo comenzó a volar libre Sax, dejando un legado lleno de inspiración y obras memorables que quedan guardadas en el acervo sonoro mexicano.

Además de la enorme historia y significado que tuvo como parte de La Maldita Vecindad, Sax era un personaje recurrente en la música. Siempre en activo aunque fuera para colaborar en vivo o con aspectos ajenos a los proyectos de los que era protagonista, a Eulalio se le recuerda por esa presencia inigualable como aliento. Millones de personas, miles de slams bailados y cientos de festivales son testigos de esa energía y melancolía honesta que brillaba entre tanto reflector. En Indie Rocks! lo recordamos a través de la visión de colegas que fueron influenciados por su obra.

Complemento Total.

"Con ustedes, mi amigo Sax...", gritaba con efusividad Martín Damián "La Mosca" Lorenzo de Los Auténticos Decadentes para presentar ante más de 30,000 personas a Eulalio Cervantes. Acto seguido sale un hombre con vestimenta casi tan oscura como su cabello, unas botas y un par de saxofones colgando. Todo es euforia, es el momento más fuerte de aquel 27 de noviembre de 2017, donde un arreglo conocido por muchos genera un temblor lleno de energía, saltos y adrenalina.

A Jessica Franco Landero le gusta recordar ese momento como uno de los más lucidos en la carrera de su esposo, donde por méritos propios hizo estallar a diversas generaciones que reconocieron el legado que tenía más de tres décadas en construcción. Además de otras historias, recuerda a Eulalio como un personaje muy querido dentro de la industria, ya que "todos querían tocar con él" por la mística que aportaba y su presencia en el escenario.

Es un ser maravilloso que la neta me ha costado mucho, ni siquiera le he podido hacer sus rosarios porque no estoy capacitada para dejarlo ir. Yo no veo la vida sin él, me cuesta mucho buscarlo entre mi casa, entre mi cuarto, no sentirlo, no tocarlo. Trato de estar tranquila, el amor que le tengo a Lalo no era amor, no te puedo decir como se llama. Yo lo idolatraba, lo amaba más que a mi misma, más que a nada", expresa Jessica.

Además de la historia en los escenarios, Sax tenía en sus últimas dos décadas de vida una historia de amor que comenzó en la preparatoria popular Mártires de Tlatelolco, en el plantel Fresno. Jessica era fanática de la oleada que existía en el ska nacional de finales de los noventa y como parte de una actividad para obtener créditos culturales grabó un concierto dentro de la escuela, cosa que sería de su agrado, ya que venían diferentes bandas que le gustaban.

Sax iba como invitado de Víctimas del Doctor Cerebro, y fue gracias a ese momento que pudieron interactuar. No fue muy afortunado al principio, ya que mientras a Jessica le fallaba la cámara, Eulalio reía. Bajó enojada y le dijo "¿Qué te ríes, cabrón?", a lo que el artista respondió "Cálmese, morra". Ese incidente terminó en una plática larga, donde pudieron conocerse más y surgió una química única donde relata Jessica que siempre se comportó como un caballero, que siempre le habló de usted y que en "Noches de Tu Piel" de La Castañeda aprovechó para abrazarla.

"Yo si me enamoré a primera vista", expresa Jessica mientras cuenta que cuando era niña veía pasar a un hombre muy parecido físicamente a Sax. Desde la primera ocasión que vio a aquel personaje sintió algo único y supo que era algo así lo que quería en su vida. A posteriori conoció a Lalo, y ahora lo ve como si el destino le hubiera hecho ver una copia de quien sería el amor de su vida. Eulalio sería esa persona que la llamaría en la madrugada solo para cantarle "Una Vieja Canción de Amor", sería ese que interpretaría a placer de Jessica "Careless Whisper" de George Michael.

Jessica Landero_Sax

Ella también se volvió su protectora, aprendió música para entender su lenguaje y se hizo multinstrumentista, como ingeniera de sonido en Maldita Vecindad y Malditos Cocodrilos lo ecualizaba a la perfección porque ya sabía como eran sus métodos. Además, fue quien cuidó de su salud a raíz de los diferentes problemas intestinales, la caída de un segundo piso que lo llevo a ser inducido en coma y el último año de su vida, cuando su salud deterioró.

Hay personas que fuera de una agrupación pueden hacer historia, y son pocos. Fuera de La Maldita, Lalo si hizo muchas cosas. Como compositor y letrista sus rolas eran más vivencias personales", menciona respecto a su figura e influencia.

Eulalio Cervantes dejó más de 100 casetes, que son parte de una serie de canciones que serán presentadas por parte de su familia. Jessica siente que tiene una gran encomienda, y es por ello que los próximos meses se encargará junto a otros artistas de presentar este proyecto que comenzó con "Otros Nosotros". Se espera que en estas semanas salga a la luz una colaboración con El Gran Silencio, y a futuro un tema llamado "Agotándome". Tu puedes apoyar a la familia de Sax con alguna contribución al número 5204 1673 3957 9997 de Banamex, ya que en esta aventura requiere más que nunca del soporte de fans y colegas.

Agradezco todo el apoyo que nos han dado todos, agradezco más el cariño que Chava Rock siempre ha estado con nosotros".

Arder en deseos de hacer música.

Hace 25 años, Chava Rock aterrizaba en Tepito, iba a comprarse unos tenis y en el camino se encontró a Sax. Pasaron una tarde entretenida, con una caminata llena de cotorreo cuando un perro grande les atacó. El legendario periodista se quedó en shock, mientras que Eulalio se dirigió a protegerlo poniéndose delante de él. Sirvió de poco porque el perro le dio la vuelta y atacó de todos modos, pero a Salvador le parece una buena forma de definir la calidad de persona que había en el saxofonista.

Chava Rock asegura también que Sax era un hombre que siempre quería saber qué pensaban otros músicos, siempre había un deseo de participar y seguir haciendo música. Asegura que su cabeza no paraba, a veces se despertaba a media noche si le surgía una idea, y también era muy atento a las situaciones sociales, mismo que ayudó en su labor como compositor y letrista en diferentes canciones.

Amplió el horizonte de Maldita Vecindad, que tenía una imagen más de calle y orientada a lo pachuco. Sax no, le daba un tendencia en cuanto imagen como si fuera un dandi, un catrín. Incorporaba sonidos que no tienen que ver con el bolero o el arrabal, pero si lo llevaba al otro lado más erótico, eso aportó y eso hizo grande a la banda, por esos lenguajes musicales".

Los principios de Maldita Vecindad eran complicados, la herencia del rock nacional era cerrada a la experimentación, y tener vientos, percusiones y demás hacía que la banda fuera llamada "tropilocos", y en un mal sentido. Pero dentro de varios factores, la presencia de Sax y la mezcolanza y unión entre bandas hizo que en los noventas las audiencias fueran más amables. Y no solo eso, para Chava Rock la música en México se hace más consiente acorde a las situaciones sociales, por ello la identidad que refieren muchas agrupaciones como esta trascendieron, es algo nuestro.

Fue depurando su estilo, cuando Sax salía se venía abajo el recinto. La exaltación era mayor, de hecho se aventaba al publico y varias veces con el instrumento. Eran momentos muy emotivos, porque la mejor forma de comunicarse de Sax era por medio de la música y no necesitaba hacer discursos, con su sola presencia y ejecución transmitía mucho".

Otra cosa que destaca mucho Chava Rock respecto a Sax es su humildad y cercanía con la gente. Era una persona que siempre estaba dispuesta a platicar, a acercarse a los demás y compartir. Un hombre que invitaba a niños a subir al escenario para bailar ska, con la que cualquier persona podía platicar, que le gustaba ver a las demás bandas y colaborarles con lo más mínimo. Eso volvió a Eulalio un influenciario fuera de su género, y un ícono que tenía una valor más allá de lo musical.

Recuerda Chava y Jessica Landero la noche de Cumbre Tajín. Tocaba Carlos Santana y había expectación por saber quién subía al escenario para acompañarlo. No fue Bátiz, no fue Alex Lora, fueron los dos hijos de Sax quienes entraron a escena, y un momento de júbilo aparcó en la mirada que a veces escondía entre lentes oscuros. Le dijo a Chava entre risas "mira, y yo aquí de pendejo", pero celebra el periodista que Eulalio tuvo esos momentos y esas victorias en vida, como un amigo y alguien que afortunado de haber sido cómplice de esas historias.

Sax maldita vecindad

De no haber sido por Sax...

David "Chadou" Sánchez se fue de pinta de la secundaria con la finalidad de ir a ver un concierto en Ciudad Universitaria, donde se protestaba en contra de la guerra en Irak. De manera astuta logró colarse en el backstage y comenzó a pedir autógrafos, solo faltaba el de Sax para estar completo, y cuando se dirigía hacia él, los guardias lo abatieron. Mientras se retiraba el saxofonista le dijo que fuera a un ensayo de La Maldita Vecindad en Constituyentes #93, cosa que hizo un sábado posterior al evento. Apenas tenía 12 años el guitarrista de Los Estrambóticos cuando pudo entrar a ese universo junto a su amigo de toda la vida, Arturo "Pino" Ruelas.

Sax de algún modo es culpable del interés de Los Estrambóticos por se la banda que fue y es. Esto se torna aún más curioso porque en una ocasión que regresó Chadou a la casa de ensayo no se encontraba la banda, pero si Martín Montes (hermano del guitarrista "Pato"), quien tuvo interés en entrar como bajista a la banda. De no haber sido por Sax, la historia habría sido distinta para otra banda icónica como Los Estrambos.

Luego del demo con el que Los Estrambóticos sale al radar en 1992, llamado Sueños de Anoche, Sax les produce distintos demos, que serían la base para su álbum debut de 1994, Mala Pata, mismo que no pudo salir a la luz por la crisis de aquellos años, donde el sello Rock And Roll Circus desapareció.

Una vez nos citó en la mañana para comenzar a producir el demo y tardó horas en abrir, estaba super jetón. Nos abre y con todo y su desvele estuvo ahí como ocho horas con nosotros. Tenía una gran personalidad y un gran entendimiento de poder matizar en cada canción. Es como si fuera un Slash mexicano. Visualmente también es un ícono, yo creo que en un nivel alto de imagen está Sax, también en la parte del virtuosismo. Su actitud es como si fuera un gran guitarrista, es como un gran símbolo".

Chadou lo recuerda también como una persona alegre, que los traía siempre a "pan y verga" a todos, ya que se la pasaba poniendo apodos y cotorreando. Señala que en la producción del demo a Toño, baterista de la banda, no le salía un redoble y Sax le decía "Es que tú pudres la canción", y de ahí se le quedó el apodo de "El Pudres". Y finaliza diciendo que además de eso siempre lo vio como un hermano mayor, que siempre estuvo preocupado por su desarrollo y el de Los Estrambóticos.

SAX_maldita_vecindad

 

El baterista actual de la banda, Adrián Vallarta, tuvo cercanía con Sax bajo un sentido más familiar que nada. En Cuautitlán Izcalli vivían ambos, y siempre había un sentido de atención, de amistad. Podrían haber muchas fiestas y conciertos, pero siempre tenía la cordialidad Eulalio para preguntar por cómo estaba.

Siempre te vas a acordar más de las frases del saxofón que de la voz. Sin querer serlo era muy protagónico y era trascendental como hacía su trabajo en la melodía principal de sus rolas, de hecho terminas acordándote de todas las frases de las canciones. Cada grupo tiene su formación y hay algo que no se debe quitar que es la esencia, justo en la Maldita lo que hay es el Sax".

Si tenemos este argumento como base, entendemos que Sax es autor intelectual de muchos de los arreglos más significativos del rock nacional. Además de lo hecho en solitario y en Maldita Vecindad, fue autor del saxofón de "Pobre de Ti" del álbum No de Tijuana No, mismo que ayudó a producir. De no haber sido por Sax, entonces la rúbrica de canciones sería distinta en algunas cosas.

Para Los Estrambóticos solo queda agradecimiento para alguien que es de gran influencia y un motor que ayudó mucho en sus principios, así como en el de muchas bandas.

Los estrambóticos_sax

Un disco para mandar al espacio.

Alex Otaola con Santa Sabina fue compañero de giras de La Maldita Vecindad durante los años 90. De algún modo percibe a Sax como otro frontman dentro de la banda, asegura que "Sax a veces llevaba el rol de frontman. Es una banda donde el saxofón tomaba el rol que tiene la guitarra en el rock, que lleva el liderazgo por momentos. Además permitía mucha movilidad en el escenario, y la energía que proyectaban los volvía una máquina". Este testimonio lo secunda Chava Rock, Ro de Liquits y Los Estrambóticos.

La relación de Alex con Sax se acrecentó gracias a la participación de Julio Díaz en Maldita Vecindad. Más que ser una cercanía profesional se hizo por medio de la amistad y el vínculo que se desarrolla fuera de los escenarios. Dentro de estos espacios pudo convivir con una persona que siempre se fue fiel a sí misma.

La mayoría de bandas de ska incluyen una sección de alientos, y a La Maldita le bastaba solamente con el Saxofón. La presencia de toda una sección bastaba con Eulalio, esto generó que muchas bandas necesitaran alientos. También su personalidad escénica estaba muy definida desde un principio, era el personaje en el que había un elemento fantástico, no era nada más alguien que pertenecía a una estética, sino que era una especie de arlequín urbano altamente estilizado, que con los años se fue asentando".

Recuerda en particular una ocasión que se hizo un festival en Puerto Vallarta, donde las bandas tenían que estar hospedadas una semana ya que tocaban dos veces a lo largo del evento. No funcionó para los empresarios, así que esos días fueron de fiesta, y la casa de La Maldita era el "reventódromo" donde las bandas convivían. Ahí hubo una serie de días donde pudo conocer más de cerca a la figura de Eulalio.

Sax_mv

"La presencia de Sax y La Maldita Vecindad es una punta de Lanza para el movimiento ska en México", asegura Alex mientras recuerda El Circo, que es "uno de los discos más completos y contundentes. Si en algún momento hay que mandar una placa al espacio y tiene que incluir música mexicana debe estar ese disco". Toma como referencia muchas canciones con gran solvencia y personalidad. Finalmente se queda con esas aventuras que puede dejar la música, pero también con una persona bastante humana e interesante, que siempre fue icónica y sabía a donde iba dirigida.

Un arma letal mexicana.

Ro de Liquits fue otro de los personajes de la industria que tuvo como colega de conciertos a Sax, lo recuerda como "una de las personas más humanas, era muy cariñoso. Era muy elegante en todos los sentidos y también respetuoso, una persona padrísima". Además asegura que era un gran futbolista, ya que en pruebas de sonido se unía a los partidos de futbol para jugar, no se quitaba las botas y aún así siempre jugaba bien.

Estábamos tocando en Fresno, California como a 41 grados. En esas épocas no estaba tomando Sax y yo me acuerdo que no podías estar en el camerino del calor. Lo veo venir después de su show chorreando en sudor, yo traía un vaso de tequila con hielo y no sabía que él no estaba bebiendo. Le ofrecí el vaso, lo tomó completo y de ahí comenzó a tomar nuevamente. Me regañaron pero no tenía ni idea", cuenta Ro como una de las anécdotas que más recuerda.

Después de toda esa familiaridad y cercanía que forjan las agrupaciones en las giras y demás, Ro pudo ver a Sax como un referente de la música en México. "Creo que no existe otra banda donde el protagonista no sea el vocalista o el guitarrista, y menos pensar que sea el saxofonista. Los vientos por lo normal están en una esquina, pero lo de Sax era impensable. Él como ícono es representativo, como Slash a Guns, es uno de los más reconocibles del rock mexicano. Era un artista en todos los sentidos. Siempre fue ese vampiro elegante, alegre y místico. Te transmitía nostalgia, y creo que es de esas personas que puedes dibujar. Se volvió un referente igual para la forma de vestir de las personas".

Continua mientras hace mención a la influencia que tuvo con La Maldita Vecindad sobre él. De hecho, comenta que el primer gran concierto al que acudió como audiencia fue en El Look, mientras la banda presentaba El Circo, que es "el mejor disco que se ha hecho en el rock mexicano". Justo en ese concierto se dio cuenta que quería ser músico, y fue una decisión que definió el rumbo de su vida.

Otra cosa muy importante que tenía Sax y La Maldita Vecindad es la genialidad de llevar la mexicanidad a diferentes partes del mundo. Fue una de las primeras bandas en salir de gira por Europa y Estados Unidos, y algo que recuerda bastante bien Ro, es el hecho de que "con sus canciones puedes conocer los mercados, las vecindades, las colonias populares y hacerlas llegar a cualquier lugar del mundo". Este tema se vuelve aún más especial si pensamos en los millones de migrantes que habitan en Estados Unidos, que con esas canciones se les devolvía un poco de la identidad que dejaban atrás, llegaba una parte de México a ellos y los abrazaba. Un claro ejemplo es "Pachuco", sin duda. ¿Por qué nos pasa lo que nos pasa al escuchar esta canción?

Es un arma letal mexicana. A mi me tocó vivirlo en las giras y en todo lugar donde existen mexicanos migrantes. Yo los veía en los shows y parecía que se les regresaba parte de la identidad que se perdió. Con 'Pachuco' se les veía en las caras, en la emoción y el baile como les regresaba el México al corazón. No existe boda, fiesta, antro donde hayan personas que no se la sepan, desde generaciones grandes hasta niños. Es atemporal y va a seguir vigente toda la vida".

La canción perfecta.

"Fue importante para mí escuchar a La Maldita, trascendental. No solo porque se trataba de las primeras experiencias de ver a bandas mexicanas. Tenía un discurso que era diferente en buena medida por Sax. No nada más estaba muy asimilada la influencia de música del caribe, balcánicas y europeas. Había una conciencia de lo nacional que era muy importante", expresa Alonso Arreola.

El integrante de La Barranca y periodista expresa que la situación acorde a Sax le dio una sensación de dolo, ya que fue un músico de "sabiduría humilde", que apostaba por la totalidad en vez de la individualidad. Así lo percibe Alonso, quien considera que Eulalio y La Maldita Vecindad le hicieron aprender que a veces "menos es más".

él tenía un interés comunitario ahí se veía más. Me parece sobresaliente por no intentar ser sobresaliente y serse muy fiel no solo en sus intentos, sino en sus descubrimientos. Nunca pretendió tocar más de lo que en realidad podía, nunca pretendió lucirse por encima del contexto o superar una canción".

Recuerda como momentos de gran impacto que tuvo Sax en su persona uno de los conciertos masivos en Ciudad Universitaria, a donde pudo acudir como fan, así como el evento para recaudar fondos para Rita Guerrero, donde le tocó compartir escenario. Dentro de ese salto pudo ubicar a un Eulalio de voz firme "por la cual lo invitaban a muchos contextos en donde lo que se esperaba era un color, un aroma, no necesariamente que él se sumara a la estética de los grupos, sino que aportara eso que él sabía hacer muy bien, cortar con un cuchillo caliente rebanadas de mucha sabiduría en el aire”.

Sax va a pasar a la historia como una de las tímbricas más significativas dentro del rock y no por sus capacidades, técnicas, virtuosismo o elocuencia. No estaba buscando el reflector. Era un tipo bien querido, la verdad no conversamos pero justo me caía muy bien su estar, y me da mucho gusto poder atestiguar y sobre todo pasar del asombro del espectador a compartir escenario. Te quedas con el legado sonoro, me quedo con su vestimenta, su manera de tocar y su forma de saberse un ícono pero muy bien, con madurez".

Sax__

Cerramos este concierto dedicado a Sax con "Kumbala", que en voz de Alonso es una "canción perfecta". "La banda muestra madurez, donde más vale dejar bien claro un motivo que pretender desarrollarlo de más. Esta implicación del sol que no entiende a la noche y esta idea sobre el club nocturno donde realmente se desatan las cosas del amor con el sudor y la sal.
Pero también es una canción perfecta por su estructura, básicamente son tres acordes muy bien desarrollados sobre una clave de 3x2. El ritmo se desata hasta el final como un orgasmo o un clímax muy bien desarrollado. Pero a este no se va a llegar si no es por las caricias de los alientos de Sax. Tiene que ver con lo latino, lo caribeño, las playas, pero también con la urbe y los clubes que fantasean con la playa aunque estén lejos de ella", asegura el artista.

De hecho, Alex Otaola considera también que este tema está en el ADN de los mexicanos, una canción armónicamente sencilla que tiene esa magia de atraparte bajo una idea acercada al son, pero que tiene un desenlace enérgico. Ro de Liquits también la considera otro de los himnos del rock mexicano, ya que no hay bar donde no suene este tema.

Celebro que sin ser el frontman haya tenido este duelo colectivo, porque demuestra que hay rasgos musicales dentro de las bandas que son siempre bien percibidos por la audiencia y que definitivamente forman parte fundamental de la magia de esas bandas", cierra Alonso.

¿Y tú? ¿Viste a Sax? únete a la conversación en Indie Rocks! y coméntanos la importancia de esta leyenda para ti.
Facebook // Twitter // Instagram

Sax_

REDACCIÓN:

Rubén
Ortega

FOTO:

Carlotta
Cardana

No es una revista, es un movimiento.