177936
Entrevista con Víctimas del Doctor Cerebro

Entrevista con Víctimas del Doctor Cerebro

Del terror clásico y de la ciencia ficción mexicana proveniente de la película El Santo VS El Cerebro del Mal, surge Víctimas del Dr. Cerebro, una banda que se permitió explorar diversas corrientes musicales a través de proyectos alternos. Ahora vuelve a sus orígenes con su nuevo disco titulado, Fantasma.

Después de algunos años de mantenerse en stand by debido a proyectos alternos, la banda mexicana Víctimas del Dr. Cerebro originaria de Ciudad Nezahualcóyotl, Estado de México, regresa con su más reciente producción llamada Fantasma en el que plasma historias más reales y muy personales que hablan de amor y desamor; combinadas con ese humor negro que los caracteriza. El álbum rescata los orígenes de la banda fusionando diversos estilos que los han mantenido vivos después de casi 21 años de trayectoria. Es así como Víctimas del Doctor Cerebro platican para Indie Rocks!

A éste disco le tenemos un gran amor porque ha sido escrito, producido, arreglado y grabado por nosotros” – nos comentó el capo de la banda y de la familia Flores, el mismísimo Chipotles- “Por eso estamos muy a gusto y muy contentos con éste disco, pues sentimos que va por el rumbo del disco Invencibles, como retomando las raíces de Víctimas del Dr. Cerebro y a la vez buscando un sonido nuevo. Creo que hemos progresado en el camino y seguimos buscando, seguimos estando al día y mirando hacia delante. Creemos que el disco es un reflejo de la experiencia y el momento histórico que vivimos, siempre hemos buscado distintas vertientes musicales, literarias o vivenciales por ello estamos muy satisfechos de seguir desarrollando las ideas que se acoplan mejor a este proyecto”.

Tener una carrera tan larga en el rock mexicano es algo sumamente difícil, pero tener una carrera independiente en el rock mexicano es aún más, por eso Abulón líder de la banda nos dice. “La escena independiente es la manera en la que durante mucho tiempo la música no comercial ha podido existir en México, desde los 70, muchos músicos de diferentes géneros (no necesariamente rock) tenían que abrirse camino en una escena inexistente e intolerante; hasta hoy sigue siendo una opción tanto para músicos como para publico o medios en busca de una alternativa. Sin embargo, la palabra independiente, también como el grunge en los 90 o el rock en español se ha convertido en una marca o una forma de especificar comercialmente la música, para ser vendida olvidando de que la idea de ser independiente no comulga necesariamente con tendencias o modas suponiendo que ser independiente te da libertad de experimentación total, ya sea en la forma de hacer tu música, distribuirla, crearla, conceptualizarla etc. “Está genial” –continuó Ranas guitarrista de Víctimas (como también se les conoce)- “Está muy chido que esté la onda del Myspace y toda esa mercadotecnia, es grandioso para que la gente conozca tu trabajo, no necesariamente tiene que ser muy comercial para que la gente lo escuche, como en algún momento fue que no había cosas comerciales y no había donde ponerlas porque tenías que estar en una disquera y una disquera no aceptaba nada que no fuera comercial; por eso está chido que haya esa opción de mostrar el material hasta lugares que nunca te imaginas que llegaría, por ejemplo, con mi banda Atomic Beast, que no es nada comercial , subimos el material al Myspace y a la gente europea les pareció interesante y nos llevaron de gira dos meses, está bien chido todo eso”.

La banda Tecnopal marca la pauta para la formación de Víctimas del Dr. Cerebro y la canción “El esqueleto” comenzó a ser un éxito, Tuco (bajista de la banda) nos relata. “Yo estaba muy chico, Chipotle y Abulón estaban en Tecnopal, grabaron un disco y yo quería comprarme una motocicleta, llegaron los discos a la casa y me robé una caja de discos para venderla en el tianguis, cuando el Chipotle vio que ya me había comprado mi motocicleta, dijo: '¿De dónde sacaste esa lana?' Y justo cuando me iba a dar el primer cinturonzazo, empieza a sonar 'El Esqueleto' y ya se escuchaba en todos los mercados, XV años, sonideros y en todos lados”. “Lo más chistoso (cuenta Chipotle) es que luego yo estaba oyendo la rola con los que vendían los discos, oía que decían: 'son una banda española, yo los fui a ver' y yo les decía: '¡cual banda española, si somos nosotros y vivimos aquí atrás!' y no lo creían hasta que ya retomamos el grupo”.

Tal fue el éxito de la canción “El esqueleto” que los hizo acreedores a un disco de oro por altas ventas en piratería. “Imagínate que en una tocada llegaron y nos dijeron 'Queremos hacerles un reconocimiento por sus altas ventas piratas del disco Esqueleto'. Nosotros no teníamos ni un clavo, estuvo muy chistoso, de hecho el disco allí lo tenemos en nuestra colección del ego”, agregó el jefe del clan Flores, el Chipo.

Actualmente Víctimas del Dr. Cerebro está enfocada en el lanzamiento de su esperado álbum Fantasma, el cual tuvo como primer sencillo “El cadáver del amor” estrenado en el 2008, pero lamentablemente, el álbum ha tenido un excesivo retraso. “La intención de éste disco como sabrán muchas personas (dice Chipo) era sacarlo el año pasado, pero por algunas situaciones no se pudo, por muchas circunstancias no se logró concretar y decidimos pasar a lo siguiente, si seguir trabajando en el disco pero ya no sacarlo el año pasado”.

El arte de sus discos y los performances han estado influenciados por el artista popular José Guadalupe Posada y la leyenda de la lucha libre El Santo. “Comenzamos haciendo un show arriba del escenario, cosas extra musicales y de repente la gente pensaba que el usar cosas extra musicales demeritaba la onda musical pero a nosotros siempre nos pareció interesante mostrar un espectáculo completo, la gente decía: '¡No es Halloween!' Y siendo mexicanos no podemos escaparnos de todo lo que pasa en nuestro país, somos admiradores del humor negro pero a la vez chafa, de ese terror kitsch, como horror de broma, donde está El Santo, como varias personas de aquí del país, de los aztecas, de las mascaras y parte del mismo folclor de México en sí, el concepto en éste nuevo disco es como un jolgorio de día de muertos, los otros eran más alternativos como El Santo VS Las Mujeres Vampiro y salíamos con disfraces espaciales, con un par de zombis o aliens y cosas así. Todo era muy rescatado en nuestras raíces como la onda del Nahual. Lo más chistoso es que todas esas rolas son basadas en hechos reales que nos han pasado por ejemplo en algún momento llegamos a ver un Nahual” –declara el jefe Flores pero lo interrumpió Tuco con buen humor-. “Si, lo contratamos y toca el sax” (risas).

La temática lírica ha estado siempre dentro de una misma línea, el horror, el temor y los monstruos pero ahora las letras son menos fantasiosas. “Hablamos mucho de tener la postura de que ya no hay rock and roll, ya no hay industria, ya no hay bandas que hagan un tour bus así rajándose diario, mucho a la usanza de la vieja escuela. De hecho hay una canción que habla de la perdida del rock, ahora los grupos de rock es como lo que había hace unos años que eran los grupos pop ahora son los grupos rock, habla un poco de eso, de la pérdida del rock. Además se habla un poco de todo, de alguien que se fue, de un amor que se muere, no la persona si no realmente el amor, de cómo queda el fantasma y hay cosas que se arraigan en la vida de las personas y que después de un tiempo se convierten en parte de uno, a veces muy tangibles o a veces imperceptibles, pueden ser sentimientos, colores, olores y palabras por eso el disco dio el nombre de Fantasma y la canción 'El Cadáver del Amor' va dentro del concepto, siempre buscamos que todo vaya un poco armonioso, aunque las melodías son distintas. Todas las rolas nos parecen interesantes, hay otra que se llama 'Huesos' que nos gusta mucho y además retomamos una vieja rola de Tecnopal que se llama 'Duende', puros temas románticos (remató con risas sonoras el Chipo)”.

“El Cadáver del Amor” fue realizada en un momento libre porque todos los integrantes tienen proyectos distintos. “El Chipotle tiene un estudio, yo Ranas tengo dos proyectos Atomic Beast y otro más en la onda indie que se llama Pop Killers, el Abulón tiene como tres, tiene $6M WEIRDO que ahora se llama Abominables tiene otro que se llama Synthetic Mars y otro que se llama Albina, y Tuco está poniendo una productora multimedia y tiene otro grupo que es completamente dark con música balcánica y se llama 3 Cuchillos. Además, las nuevas generaciones de Víctimas (los otros hermanos Flores) tienen grupos, es como un semillero de arte y cultura así que estamos completamente bombardeados de lo mismo y lo más difícil es seguir con la misma idea y mantenernos, ya vamos a cumplir 21 años como Víctimas y no es fácil” dice Ranas.

Víctimas del Doctor Cerebro se ha presentado en lugares de todo el mundo y en festivales de la talla de Rock al Parque en Colombia y el ya clásico Vive Latino de la Ciudad de México. “Nos gusta conocer nuevos grupos (dijo Tuco bajista de la banda), ir a festivales está bien chido porque ves muchas propuestas de todo y te pueden gustar o no y ves lo que está pasando, entonces esto te retroalimenta; aunque a nosotros musicalmente nos es un poco indiferente, porque realmente no nos basamos en ver que está de moda. Lo importante es que vas conociendo más y no nos estamos muriendo por ir a festivales pero nos encanta porque estás vigente (es como una rara contradicción), nos decían: 'que el Lollapalooza, que el Warp Tour', pero ya hicimos muchas cosas, está padre seguir tocando y eso es lo que nos llena, si se tiene que dar alguna cosa se dará”.

Además han compartido escenario con Kiss y Red Hot Chili Peppers, bandas de las cuales eran fans desde niños. “Jugábamos a ser los Kiss (dijo Ranas divertido) hacíamos historietas y llegó el momento en el que tocamos con ellos y después tocamos con Red Hot Chili Peppers. Ahora nos gustaría tocar con Christina Aguilera (risas). Ya hablando enserio, nos tocó ver a Radiohead cuando vino la primera vez y los bajaron a hielazos y ahora son una súper banda”. “También vimos a Joe Strummer (agregó Tuco), él acabo viviendo aquí, tocaba cada ocho días en el chopo y pasaban los punks y le aventaban cosas y luego ya lo veías chupando con ellos; era el güey más sencillo de todos siendo un master. Al final de cuentas ves que todos somos seres humanos que nos aferramos a nuestros sueños, realmente el fanatismo ya lo dejamos atrás, muchas botellas atrás”.

La banda se ha caracterizado por apoyar a nuevos talentos, dándoles oportunidad de abrir sus conciertos y de actuar en sus videos tal como dice el señor Chipo.

Hemos tocado con bandas que van creciendo y después son súper famosas, siempre hemos metido gente nueva porque a nosotros no nos ayudaron, nadie nos dijo: '¡Vénganse!', al contrario a mucha gente no le gustaba tocar con nosotros porque éramos muy desmadrosos” (risas).

A lo largo de los años, han surgido experiencias que han marcado la carrera musical de Victimas del Dr. Cerebro y Ranas nos cuenta. “Estuvo medio fuerte, una vez que fuimos a tocar a Tijuana, después de la tocada cada quien agarró la fiesta, quedamos todos regados y al otro día teníamos que volar para tocar acá en el DF., entonces todos estábamos perdidos y borrachos, unos estábamos en San Diego y Tuco se perdió en el desierto, caminó como dos horas. Al final llegamos corriendo al aeropuerto y el vuelo ya se había cerrado y no nos dejaron pasar, pero resulta que ¡El vuelo se cayó! Podemos decir que tenemos un gran ángel que nos cuida”, “El Don Pedro nos cuida dijo Chipotle riendo y recordando otra anécdota. “También, una vez tocamos y en la parte del performance teníamos unos zombis, unos muertos y teníamos una momia en la base del teclado, fue de la primeras que compramos, nos costó un trabajazo conseguirla, el chiste es que cuando terminamos el show ya no estaba la momia, pero teníamos que estar en la ciudad como dos días más para hacer promoción y nos llaman por teléfono: 'Oye tenemos su momia, vengan por ella' (risas) nada más querían que fuéramos a su casa y si fuimos por ella, porque era parte del show. Otra ocurrió en Los Angeles, cuando estábamos tocando, Ranas se aventó al público, vemos que se hace una bolita y cuando se empiezan a quitar, sale Ranas desnudo (risas). Pero la que más recuerdo (continúa Chipotle) es cuando me aventé a la gente y desmayé a una chava con la traquea y se me inflamó y tardé tres meses sin hablar”. “Por eso le quedó el cuerpo de un sapo – dice Tuco riendo- y la chava al ratito seguía ahí en el slam. Cada tocada hay una anécdota, más porque somos muy irreverentes, inquietos y desmadrosos”.

Categóricamente, puntualiza el jefe del clan Flores la irreverencia ha dominado la no convencional carrera de Víctimas del Dr. Cerebro. “Creemos que no hemos tomado malas decisiones, hemos sido muy irreverentes, nos hemos reído de todo y de todos, hemos hecho lo que hemos querido y nos da un gusto tremendo seguir aquí aunque ahora ya maduramos, somos más serios y pensamos de otra manera y aún así seguimos de irreverentes, no con la misma fuerza que antes pero ésta banda se ha caracterizado por eso, por ser muy rebelde, por ser una representación total de la irreverencia y eso no quiere decir del valemadrismo si no de reírte de las poses, de cómo la gente trata de engañar a la gente”.

Finalmente, los músicos enviaron un mensaje a sus seguidores en voz del Chipo. “Queremos agradecer a la gente por apoyarnos y para nosotros un gusto tremendo seguir estando aquí, seguir haciendo música y que la gente la reciba bien, eso es para nosotros una satisfacción grande. Nuestros planes inmediatos es venir a ver como trabajan estos güeyes de Indie Rocks! (risas), trabajar con éste disco, echarle ganas y trabajar y trabajar hasta las últimas consecuencias”.

Definitivamente, Fantasma es un disco esperado que demuestra que Victimas del Dr. Cerebro sigue viva y pueden seguir ofreciendo propuestas para los viejos seguidores y las nuevas generaciones.

No es una revista, es un movimiento.