169227
Ozzy Osbourne — Ordinary Man

9

Ozzy Osbourne
Ordinary Man

Epic Records / 2020

Artista(s)

Ozzy Osbourne

La leyenda no quiere ser recordado como un hombre ordinario.

Podrá sonar como una despedida, una última carta, pero con "El Príncipe de las Tinieblas" nada es seguro. Los estragos del alcohol y las drogas de lejanas décadas, permiten a Ozzy Osbourne conectar su mente y cuerpo para un análisis introspectivo. Así reúne fuerza para evidenciar a todos aquellos que estuvieron en su vida, ya sea en los buenos o malos momentos.

Ordinary Man requirió de un proceso rápido, y no solo es obra de Osbourne, pues necesitó de grandes músicos para compartir uno de sus mejores trabajos. Liderado por productor y guitarrista Andrew Watt, Duff McKagan en el bajo y Chad Smith de la batería. Ali Tamposi, ayudó a la composición para darle un estilo diferente lleno de versatilidad.

El hard rock y heavy metal abunda en cada canción, dando a las baladas terminante dosis de nostalgia. Algunos toques grunge sorprenden, así como las intermitentes risas macabras. El doom y blues guiñan genuinamente a los tiempos en Black Sabbath o sus trabajos como solista.

Una crítica introspectiva desde la tumba, el purgatorio hasta el infierno está disfraza de fuerza y energía. Comienza con "Straight To Hell", donde cada elementos se presenta; las voces melódicas hacen juego con el contundente solo de Slash. Como si fuera una marcha fúnebre, el bombo marca el paso de "Goodbye" que una saturación de guitarra arranca la tranquilidad. La muerte llega en "Under The Graveyard", versos pacíficos y guitarras estridentes que ilustran el conflicto y desastres desencadenados.

La angustia de envejecer está retratada en baladas como "All My Life", que en momentos de estruendo reprocha a su “yo” del pasado. "Ordinary Man", el tema más producido del álbum colaborando a lado de Elton John  El miedo de morir en el olvido está representado en la orquesta, pues Príncipe de las Tinieblas quiere dejar un legado en este proyecto. "Holy For Tonight", es abrumadora entre sonidos atmosféricos, vibras blues y coros gospel, Osbourne  tiene el cierre perfecto.

Sin embargo, hay que divertirse contar anécdotas, teorías conspirativas y hacer de los estribillos el mejor momento de la canción. "Eat Me", comienza con una mítica armónica que recuerda a "The Wizard" así como el momento que mordió a un murciélago. "Scary Little Green Men", por su parte, un tema que podría ser una balada al estilo de "Killer of Giants" y una sutil colaboración de Tom Morello. "Today Is The End", tiene aires de Nirvana y muy en el fondo al grunge noventero.

Los bonus tracks y Post Malone son el por qué de la existencia de este álbum. "Take What You Want" una canción del rapero en colaboración con Travis Scott y Ozzy y donde se escucha "Under The Graveyard". Por último, "It’s A Raid" un tema veloz, poderoso y que demuestra que Osbourne puede dar un poco más, pues este no es el final.

No es una revista, es un movimiento.