Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

126407
Vive Latino 2018: Día 2 #VL18

Vive Latino 2018: Día 2 #VL18

Vive Latino día 2: beats, rimas y Damon Albarn.

El segundo día del Vive Latino estuvo lleno de beats y rimas; slam y baile; gritos y nostalgia, en fin, lo necesario para pasar un domingo a gusto.

El primero en subir al escenario fue Tito Fuentes, curioso ya que su banda, Molotov había cerrado la jornada anterior así que le daba un cierto aire de continuidad al festival. Su set es poderoso aunque al tratarse de algo nuevo aún no termina por conectar con el público que más bien parecía que estaba ahí por su nombre y no por su música.

El escenario AT&T inició sus actividades con Hay un Nosotros, un proyecto que reúne a artistas como Ely Guerra, Jaime López, Liquits, Pascual Reyes y Alfonso André para crear conciencia y recaudar fondos para los damnificados del sismo. Aunque con poca gente, los que estaban presentes pudieron disfrutar de un show único e irrepetible, no todos los días se reúne tanto talento en un escenario.

Por otro lado, la Carpa Doritos se llenó de cumbia con la banda paraguaya Kchiporros, su fiesta era lo que el Vive Latino necesitaba para prenderse y ahora sí dar por inaugurada la fiesta dominguera.

Hagamos un pequeño paréntesis para explicar el resto de día. Como muchos sabrán el hip hop está de moda, cualquier cosa con un beat y una rima mueve masas y en el Vive Latino no podía pasar desapercibido. A partir de las 15:35 H el escenario AT&T se convirtió en el place to be si lo que te gustan son los versos y las bases poderosas, empezando con Santa Estilo, banda perteneciente a Casa Babilonia, la disquera de Cartel de Santa.

Mientras, el escenario principal se llenaba de vibras positivas con Gondwana. Los chilenos son una dosis perfecta para el calor, lo único que necesitas es una cerveza y entregarte al baile. Mismo caso con Los Pericos, los argentinos no han perdido su toque, sus canciones son clásicos impregnados en el inconsciente latinoamericano.

Regresando al hip hop, Millonario hizo de las suyas, su hip hop es poderoso y su voz rasposa recuerda a una especie de mafioso, sin embargo le faltan letras que enganchen a la gente que normalmente no escucha rap, no tiene esos estribillos pegajosos que hacen que te volteen a ver.

Caso contrario es La Vela Puerca, lo suyo es crear estribillos y conectar con la gente, nadie como estos uruguayos para poner a todos a full, simplemente increíbles.

De la nada el escenario AT&T se llenó, todos querían ver a la nueva sensación: Sabino. Su rap es único, sus letras graciosas y de la mano de Lng/SHT, hizo suyo el lugar. “Los raros de la clase” y “Me puse pedo” fue lo mejor de su set.

Pero si hablamos de genios, tenemos que hacer una mención honorífica a La Banda Bastön, no cabe duda que su música está en otro nivel. Con invitados como Alemán, Yoga Fire y Denise Gutiérrez demostraron que el hip hop mexicano no solo se trata de cholos tirando placas.

Para este punto el talento solo iría en aumento, Residente en el escenario principal puso a todos a bailar, brincar, sudar y hasta llorar. No cabe duda que René cada día se vuelve mejor, sus letras son increíbles, los músicos que lo acompañan interpretan a la perfección cada una de las canciones, simplemente brutal.

Regresando al AT&T, Mala Rodriguez volvió a demostrar por qué es la reina del rap en español. Sus letras van directo a la yugular, su manejo del escenario es increíble, su mera presencia impone y sus bases increíbles, el bombo y los bajos retumban en el cuerpo.

Hasta aquí todo increíble, en el escenario principal Queens of the Stone Age daba una muestra de autoridad y preparaba todo para el estelar de la noche y del festival: Gorillaz.

Genio, Damon Albarn es un genio. No hay otra manera de describirlo, sin duda es el mejor concierto y la mejor banda que haya pisado el Vive Latino y eso ya es decir mucho. Desde el setlist, que recorrió toda su carrera, pasando por los visuales y los músicos sobre el escenario (no cualquiera se puede dar el lujo de tener a De La Soul en su banda), todo, absolutamente todo fue perfecto. Solo unos cuantos hablan de la caída de Damon, no importa, su música cura cualquier herida. “Tomorrow Comes Today”, “Clint Eastwood”, “19-200”, “Andromeda”“Feel Good Inc.” una constelación de éxitos invadió el Foro Sol.

Cerrando la noche, en el escenario AT&T estuvo Cartel de Santa. Solo hay algo que decir de su show: ¿qué te pasó Babo?, antes eras chévere. Babo se sube al escenario apático, rapea y se va. Si eres fan lo disfrutas, pero no deja de parecer que estás escuchando un disco, un set sin alma.

Conclusiones

Dos décadas han pasado desde el primer Vive Latino, lo que comenzó como dos días de puritito rock & roll, hoy es una verdadera fiesta multicultural, muchos han crecido con él, algunos ya llevan a sus hijos a vivir el festival. El ambiente es festivo, no importa quien toque, todo es sonrisas, cerveza, pasión. Gracias por un año más. En lo personal esta es la edición 16 a la que asisto y cada año me sorprende, no puedo creer que siga creciendo. Lo que parece insuperable, lo supera lo que me pone a pensar: ¿qué hará el siguiente año? Solo queda esperar y ver.

 

No es una revista, es un movimiento.