140051
Festival Indio Catrina 2018

Festival Indio Catrina 2018

¡Festival Indio Catrina, lo chulo de Cholula!

Con el afán de llevar hacia ustedes lo mejor de los festivales musicales que acontecen fuera de la capital, este fin de semana fuimos a la tercera edición del Festival Indio Catrina, un festival pintoresco, lleno de alegría y un cartel cada vez más ambicioso.

El colorido paisaje colonial de las calles, el comercio local de artesanos y las opciones gastronómicas alrededor del parque pirámide de Cholula fueron un gran aliciente para adentrarnos en este bonito pueblo, mismo que al esperar mayor aforo en esta edición, dispuso de un mayor espacio y cuatro escenarios donde retumbaría no solo lo mejor de la escena musical local, sino también varios actos internacionales de mayor talla.

Luego de haberlos visto como acto telonero en el concierto de Porter, Bándalos Chinos fue de los primeros actos en aparecer en el escenario principal Indio quienes nos invitaron a irnos de viaje con ellos a través de las canciones de su nuevo álbum BACH, teniendo como invitado a Adán Jodorowsky.

Desafortunadamente recibimos el anuncio de la cancelación de Le Butcherettes y Omar Rodriguez-López Band, por lo que tuvimos algo de tiempo extra para llegar con calma del otro lado del parque al escenario Takis, donde The Marías nos puso a vibrar con su música, incluso haciendo un cover a “Lava Lamp” de Cuco.

Un ataque de hit tras hit nos aguardaba, pues Chetes presentó un set digno de reconocer, ya que retomó sus más grandes éxitos como “Arena”, “Completamente”, “Querer” o “Efecto Dominó”, hasta algunos temas del gran proyecto Zurdok, como “Estático” y “Abre los Ojos”.

La invasión chicana continuaba, pues ahora sería turno de escuchar a Chicano Batman, que llenó de baile y alegría la pista, particularmente cuando “La Manzanita” sonó a través de los parlantes, generando inmediatamente parejas a nuestro alrededor quienes no dudaron en comenzar a bailar tremendo cumbión.

Con un gran número de oyentes, Porter tomaba su turno en las acciones del escenario Catrina, con un set que unió las gargantas de sus seguidores, tanto los más jóvenes que cantaban con fuerza “Cuxillo”“Murciélago”, hasta los fans más añejos que extasiados disfrutaban de clásicos como “Host of a Ghost”“Espiral”.

Dado a que Juan Son también formaba parte del cartel, se escuchaban comentarios entre el público que esperaban una utópica aparición sorpresa junto con Porter, cosa que no sucedió. Juan Son hizo un show modesto, estrenando sus nuevos sencillos “Wind” y “Siento”, así como temas de antaño como “Nada”“Mermaid Sashimi” y “Cuervos”.

Súbitamente, Fobia comenzó su recital, uno de los actos que poseen mayor trayectoria en la escena musical mexicana y que nadie quería perderse. Esta banda nos regaló joyas como “Dios Bendiga a los Gusanos”, “Regrésame a Júpiter” y “Miel del Escorpión”, mientras que emocionados la gente ovacionaba cada movimiento sobre el escenario. “Veneno Vil”, “El Microbito” y “Hoy Tengo Miedo” fueron las rolas más coreadas.

La espera por ver de nuevo a Café Tacvba fue bastante larga, ya que el escenario Indio tuvo un retraso de más de 30 minutos. “Futuro” y “Matando” fueron los temas iniciales, para seguir con “Como Te Extraño”, un tema que seguramente todos los presentes conocían. Rubén dio un discurso sobre la paz, la armonía y el amor, previos a una lista de éxitos: “Volver a Comenzar”, “Puntos Cardinales”, “Chilanga Banda”, “Déjate Caer”, “Eres” y “El Baile y el Salón”.

Corriendo nos trasladamos a donde Weezer ya hacía de las suyas al estilo “Beverly Hills”. El público fiel que le esperó, coreaba “Hash Pipe”, “Pork and Beans” e “Island In The Sun” y la atmósfera que se vivía en el escenario Catrina era increíble. Los covers no faltaron, desde “Happy Toghether” de The Turtles y “Take On Me” de A-ha hasta “Africa” de Toto. Nuestra emoción por ver tal show lleno de explosividad era mucha, misma que se incrementó al final del set, cuando Rivers Cuomo portó el jersey de los tiburones de Veracruz. Su set finalizó con “Say It Ain’t So” y un último cover a “Paranoid” de Black Sabath, mientras que una cortina de papelitos que caían de lo alto del escenario cubrían nuestro rostro lleno de felicidad.

El plato fuerte llegaba directo desde Sudáfrica. El coro de los monjes sirve de cortinilla para que GOD suelte la pista de “Pitbull Terrier”. La locura sobre la pista es inmediata, los cuerpos brincan y sudan a la par, “Fatty Boom Boom” retumba en todo lo alto, mientras que Yolandi Visser baila cadenciosamente al ritmo de “Girl I Want 2 Eat You”.

De las plataformas sobre las cuales el DJ, los raperos y bailarines explotaron de euforia, estaban colgadas unas mantas blancas, mismas que a lo largo de todo el show, Ninja se encargó de decorar con un aerosol negro, dibujando figuras humanoides con rostros deformes. Mientras eso ocurría, los éxitos “Ugly Boy”, “Cookie Thumper!”, “Baby’s on Fire” y “I Fink U Freeky” nos volaban los sesos. Como siempre, Die Antwoord dio un show lleno de energía, Ninja estuvo haciendo crowd surfing sobre su público y Yolandi nos sorprendió con su baile y el tono agudo de su voz.

Hasta aquí llegó la cobertura del Festival Indio Catrina, un festival que festeja la diversidad de géneros musicales y que seguramente vendrá con mayor fuerza en 2019, pues gracias a esta edición se consolida como uno de los festivales más importantes de la provincia mexicana.

No es una revista, es un movimiento.