Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

137524
TOP: Las brujas del rock

TOP: Las brujas del rock

Magia, desolación y terror en este top dedicado a las brujas del rock.

De la misma forma en que la luz es opuesta a la oscuridad, las pop stars necesitan de figuras antitéticas. Este #ToIR está dedicado a ellas, mujeres valientes que han decidido ser portavoz de sentimientos que habitan entre las sombras: melancolía, desolación, terror.

No se nos malinterprete, no se trata de una categorización moral del tipo: bueno-malo o correcto-incorrecto. Nuestra intención es reconocer y destacar las capacidades expresivas de artistas que, a través de la música, nos describen el lado oscuro de la luna.

Desde la mismísima "Bruja cósmica", Janis Joplin, que rompió los paradigmas de una época con sus letras y sus acciones hasta Zola Jesus que sincretiza manifestaciones culturales de distintas latitudes en forma de música hipnagógica. Esperamos que disfruten de este listado. Sus aportaciones, comentarios y sugerencias son bien recibidas en nuestras redes sociales.

 

Chelsea Wolfe

Desde su aparición artística en 2010 con su material debut The Grime and The Glow, hemos notado una tremenda evolución en su sonido y presencia –tanto en los escenarios como en su estética–. Siempre en búsqueda de una experimentación visual y sonora que ha estrechado lazos con la oscuridad y el misticismo que posee naturalmente el género femenino.

Su sensibilidad sonora se ha permeado desde la infancia pues su padre tenía una banda country. Chelsea ha sido una figura constante que hoy en día logra un camino que la posiciona como uno de los pocos íconos femeninos en el doom –más popular– tomando escenarios a lado de Mastodon, A Perfect Circle y más.

*     *     *     *     *

Fever Ray

Aunque en su más reciente material Karin Dreijer pareciera personificar a una líder feminista cargada de ira hacia los sistemas políticos que buscan oprimir a la sociedad, Fever Ray canalizó los pasajes oscuros y texturas tétricas plasmadas en Silent Shout de The Knife y las llevó a un nuevo nivel en su debut como solista, en el cual proyectaba más la imagen de un ente misterioso e impío.

Videos musicales, sesiones fotográficas y la música per se estaban cargadas de una energía plagada de misterio, tétrica en momentos, digna de una bruja chamánica, lista para dar inicio a un antiguo ritual con el cual pondría fin deshumanización.

*     *     *     *     *

Ibeyi

Si bien estas hermanas no tienen un solo pelo de maldad, la religión yoruba tiene un enorme peso en la música de Ibeyi. Elegua, Oshun, Shangó y Yemayá son solo algunas de las deidades en las canciones de Lisa y Naomi. Digamos que Ibeyi son como esas brujas blancas, que más allá de exudar oscuridad, buscan crear conexiones espirituales con la naturaleza y con los seres humanos que las rodean.

Purificar el alma, ser uno con nuestros propios fantasmas, cartas directas a aquellos que ya no están con nosotros, manifiestos de orgullo, esos son los ingredientes de la magia de Ibeyi.

*     *     *     *     *

Janis Joplin

Criticada y rechazada por los habitantes de Port Arthur, Texas, Janis Lyn Joplin abandonó –a muy temprana edad– su ciudad natal sin saber que poseía un gran poder. Refugiada en el blues e influenciada por Ma Rainey, Bessie Smith, Big Mama Thornton, Odetta y Billie Holiday, comenzó a practicar su magia hasta convertirse en la “Bruja cósmica”. Su intensidad de interpretación, su voz de mezzosoprano y su poder en el escenario le permitieron lograr su mayor hechizo en el Festival de Woodstock en 1969 ante más de 400 000 personas. “Cuando canto, me siento como enamorada. Es más que sexo, es el punto en que dos personas llegan a eso que llaman amor por primera vez, multiplicado por todo el público. Es gigantesco”.

*     *     *     *     *

Marianne Faithfull

Se decía que Marianne Faithfull hechizaba a los hombres, pero la gente lo llevó demasiado lejos cuando creó conflictos entre Mick Jagger y Keith Richards. Luego en 1979 le echó leña al fuego con el tema “Witches’ Song”, pero la cantante siempre ha negado ser una bruja o creer en la magia negra ¿o tal vez es una pantalla?

*     *     *     *     *

Stevie Nicks

La cantante de Fleetwood Mac siempre ha tenido una mística atrayente, aunque podría ser simplemente encanto, voz y la forma en la que se movía en el escenario. Pero aquella inexplicable fascinación que provocó en los años setenta y su gusto por el ocultismo le valieron el nombre de "La bruja blanca", título que ha tratado de mantener hasta nuestros días.

*     *     *     *     *

The Black Belles

Si hablamos de oscuridad una de las agrupaciones que representan fielmente esta palabra es The Black Belles, proyecto creado en 2009 y avalado por Jack White. Su estilo garage goth directo de Nashville logró que con un solo LP homónimo fuera punto de referencia en cuanto sonido y girl power. Otra de las características de este grupo compuesto actualmente por Olivia Jean, Shelby Lynne y Ruby Rogers es su vestimenta que, literalmente, representa a las brujas victorianas del siglo XIX.

Sus divertidas biografías en su página web hablan de las personalidades de estas chicas, destacan exorcismos, misticismo, oscuridad y vudú. Déjate llevar por sus sonidos que mezclan rock, sintetizadores y letras que tocan tópicos como el desamor, seducción y hasta mentiras.

*     *     *     *     *

Zola Jesus

Nika Roza Danilova, mejor conocida como Zola Jesus, pasa mucho tiempo en las cercanías del bosque. Apartada del tumulto de las grandes ciudades, conjura a los espíritus de la noche. A los siete años se enamoró de la ópera y desde entonces ha explorado las cualidades dramáticas de la voz. Sus influencias más claras: Ian Curtis y Diamanda Galás, seres de perpetua oscuridad. A través de su dark wave, sentimientos como la desolación y abatimiento se manifiestan con una claridad ensordecedora. En todo recinto en el que se presenta, la gente cae en un estado hipnagógico. Sus escuchas quedan atrapados en un limbo en el que la vigilia y el sueño lúcido se entremezclan. Así quedó demostrado en la última fecha de la Semana IR! 2018.  

No es una revista, es un movimiento.