Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

132069
HIPNOSIS 2018: Entrevista con King Gizzard and The Lizard Wizard

HIPNOSIS 2018: Entrevista con King Gizzard and The Lizard Wizard

Oda al rey psicodélico: King Gizzard and The Lizard Wizard en HIPNOSIS.

En la actualidad, cada vez es más difícil encontrarnos con bandas que suenen a algo nuevo, todo remite a alguien o nos recuerda a otra banda más. Cada época ha sido marcada por oleajes de música, como el grunge de los 90 y el brit pop que permeó en otros cuantos. En estos días, un nuevo mar de rock auténtico está llegando desde Australia; el lejano continente ha dado bandas como Tame Impala, con ese poder en la guitarra; Courtney Barnett y su rebeldía en la letra; con un concepto abrasador llega King Gizzard and The Lizard Wizard, una banda creada en Melbourne, que aplica riffs peligrosos y casi interminables. A propósito de su presentación en la segunda edición del Festival HIPNOSIS, pudimos platicar con Stu Mackenzie sobre la esencia de la banda, dónde encuentran inspiración para crear, cuál es la razón de aquel año 2017 lleno de discos para ellos y sus expectativas sobre el público mexicano.

El vocalista no suele ser un hombre de muchas palabras, es reservado y meticuloso, exigente consigo mismo; es tan inquieto, que se puso como meta personal aprender a tocar un instrumento cada año, hasta que muera. “El proceso creativo de la banda nunca sigue el mismo paso; para Polygondwanaland (2017), grabamos en trío y los demás fueron agregando material; los discos anteriores, se grabaron en el estudio con los siete integrantes, de manera más tradicional. Ahora hemos estado mucho tiempo de gira y no hemos tenido tanto tiempo para escribir nuevo material; sin embargo, tenemos música suficiente para practicar”, afirmó Mackenzie.

Esta banda del siglo XXI tiene tintes neocreativos y no es ningún secreto que la tecnología fue una gran aliada para que su música se difundiera por todo el mundo, hasta llegar por fin a México. “No se puede dudar que antes era muy complicado para un artista romper fronteras, geográficamente hablando, y era igual de complejo que la gente se interesara por artistas de latitudes tan lejanas. Nosotros agradecemos la difusión de las grandes plataformas, somos una banda desarrollada en la nueva era y se debe cuidar que eso no te rebase; al contrario, usarlas a favor es lo mejor. Nosotros decidimos lanzar Polygondwanaland (2017) de manera gratuita en la página, justamente porque nosotros somos dueños de lo que creamos y no queríamos ser esclavos del mainstream”, aseguró el vocalista.

Al preguntarle a Stu sobre King Gizzard and The Lizard Wizard y su sonido, el líder de la banda respondió incierto, pues gracias a la experimentación que el propio artista disfruta con instrumentos nuevos, la agrupación nunca suena a lo mismo y es difícil de encasillar. “Definir nuestro propio sonido es imposible, además que no creo que una etiqueta que represente la esencia a la música, solo puedo decir que es generalmente potente, la única constante (ríe). Cada álbum tiene una particularidad, como Nonagon Infinity (2016), que es un caos ‘controlado’ y tiene una cohesión tan buena, que parece un solo track; o en Flying Microtonal Banana (2017), que fue el primero de los cinco que lanzamos en aquel ajetreado 2017 y cuya especialidad fue el uso de la baglāma (instrumento turco de cuerdas similar a una guitarra). No prestamos atención a cuántos álbumes llevamos o cuántos nos faltan por lanzar; al hacer Nonagon Infinity (2016), nos juntamos a jammear y obtuvimos suficiente material para hacer cinco LPs”, explicó.

El 6 de octubre en el Deportivo Lomas Altas, se presentará King Gizzard and The Lizard Wizard por primera vez en México, como parte de la segunda edición del Festival HIPNOSIS. La banda, que es conocida por sus visuales imponentes y llenos de imágenes psicodélicas, será uno de los headliners y compartirá el escenario con los Neozelandeses Unknown Mortal Orchestra, que formó parte del Corona Capital 2016, así como Wooden Shjips, Allah-Las, Build a Vista y San Pedro El Cortez. “Nunca hemos estado en México y, a pesar de haberlo intentado, será la primera vez tocando para el público mexicano. En México queremos ser turistas y disfrutar de la buena comida, la gente amable, el clima agradable y la variedad de bebidas que hay. Para el show no tenemos nada especial preparado, pero seguro será un momento para guardar en la memoria”, finalizó el vocalista Stu Mackenzie.

 

 

No es una revista, es un movimiento.