138933
Entrevista con Dapuntobeat

Entrevista con Dapuntobeat

20/Nov/2018

Música para el cuerpo y para la cabeza.

El mundo se mueve tan rápido que parece imposible estar al corriente. Desde hace algunos años ya sentíamos que la tecnología nos rebasaba, sin imaginar hasta dónde llegaríamos. Como lo dijo Drew Barrymore en He's Just Not That Into You, por ejemplo, ahora cuando nos gusta alguien debemos revisar múltiples plataformas solo para ser rechazados a través de siete dispositivos distintos. Inevitablemente, de la mano de la tecnología, la industria musical también se ha transformado de manera desmedida. El streaming llegó a cambiar todo lo que conocíamos y lo único que nos queda es adaptarnos.

Dapuntobeat está consciente de esto y en vez de ahogarse con la corriente, ha aprendido a nadar de manera fluida. Este proyecto que empezó como un pasatiempo en la universidad, actualmente está por cumplir 20 años. Un hito que no sería posible sin la camaleónica habilidad de sus miembros de adaptarse al entorno. Dos décadas en el mundo de la música se dicen fácil, pero han significado toda una serie de transformaciones para el grupo.

“20 años han sido un abrir y cerrar de ojos. La primera etapa es interesante porque estábamos todavía en la escuela cuando nos empezaron a llamar de festivales en España y en Francia, por lo que nuestra carrera realmente despegó en el extranjero. Casi 10 años después vino la segunda etapa, en donde surgieron nuestros primeros conciertos en el Vive Latino. Parece que tuvimos una carrera muy accidentada y sui géneris, en el sentido en el que hicimos las cosas al revés de las nuevas generaciones. Se podría decir que los músicos emergentes tienen más oportunidades, hay más infraestructura para el desarrollo de una carrera. Ahora, con las redes sociales y el streaming todo se da de manera más inmediata, mientras que para nosotros ha sido una trayectoria de dos décadas y cuatro discos. El camino transcurrido sí avala el tránsito”.

Con esta idea de cambio constante en mente, Dapuntobeat ha pasado por múltiples etapas y transformaciones. Pero para ellos, lo más importante ha sido la seriedad que han implementado en la forma de componer.

“El espíritu y las ganas de experimentar siguen ahí. Lo que ha cambiado es la manera de escribir canciones. Antes había cierta reticencia a entregarse a un significado profundo. La música tenía un enfoque más hedonista, designado 100% para la pista de baile. Parte de este camino que hemos recorrido ha consistido en descubrir que también podemos escribir letras que digan algo, sin perder la chispa upbeat. El proyecto se ha convertido en una síntesis entre música para escuchar y música para bailar. No solo es para el cuerpo, también es para la cabeza”.

Este salto en su carrera se da en el marco del cuarto disco de estudio, Digital Pills. Cada canción tiene un trasfondo específico. Pero en conjunto, el álbum busca enfatizar el efecto que ha tenido el internet en nuestra mente.

“Hay una especie de metáfora en el título que tiene que ver con los tiempos que corren en la industria. Ahora estamos hablando de 2018, el año en que todo lo que necesitas para volar tu cabeza está en internet. Parece que ya no hace falta recurrir a las sustancias clásicas, todo lo puedes encontrar, en las dosis adecuadas, en línea. De ahí viene el título Digital Pills. Es una especie de metáfora y, a la vez, un chiste para decir que todo necesitas para echar a volar el psiconauta que llevas dentro está a tu alcance. También hace énfasis en la nueva cultura del streaming, la cual ha trastocado todos los conceptos del consumo de la música. El internet ha cambiado no solo la forma en que se escuchan las canciones, sino cómo se componen. Como músicos, nos hemos olvidado del bridge, del intro o del solo… ahora la gente busca una dosis más precisa, más exacta, y más inmediata. Vivimos en una cultura apresurada por recibir lo que quiere. Ya no está dispuesta a escuchar un solo de guitarra, ahora quiere irse directo al coro. Es a través de esta analogía que nosotros pretendemos comunicar lo que está sucediendo con la sociedad actual”.

Ser ajeno a lo que sucede a tu alrededor automáticamente te excluye. Dapuntobeat ha logrado mantenerse presente en la escena al crear discos relevantes para su tiempo. Es a través de un hilo conductor, que cada álbum narra esta transformación que ha tenido la industria musical.

“Cada disco busca hacer evidente el momento histórico de la música. Si echas un vistazo atrás, Off De Record, por ejemplo, fue publicado en 2010, justo el año en que se dio la crisis de los formatos. Es cuando empezaron las descargas de canciones y se perdió la idea de comprar discos. Por eso lo nombramos, tal cual, “fuera del álbum”. Posteriormente sacamos I/O, que buscaba evidenciar la disputa entre lo análogo y lo digital, un tema que tiene muchas lecturas. En este caso, Digital Pills tiene un diálogo recurrente que va de la mano con el tema de los estímulos digitales”.

Han pasado cinco años desde que Dapuntobeat lanzó su álbum anterior. Para ellos, fue necesario tomarse un descanso para repensar las cosas, mirar nuevos horizontes y buscar una nueva colección de canciones de naturaleza crítica pero digerible a la vez. Los mexicanos reformularon todo su trabajo para lograr cristalizar un material de esta naturaleza. De esta forma, Digital Pills es el resultado de una transformación tecnológica, es una sátira a la decadencia de contenidos, a la necesidad de inmediatez, y a la búsqueda constante de estímulos. Un disco de apariencia hedonista, pero digno de una reflexión más profunda.

“No se puede continuar sin saber que al final, no somos más que un pixel pretendiendo brillar”.

No es una revista, es un movimiento.