Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

155772
Entrevista con Bad Religion

Entrevista con Bad Religion

14/Oct/2019

“Al final de la historia me gustaría estar en el lado correcto de la vida”. Una entrevista con Brian Baker de Bad Religion.

Bad Religion es una banda que pasará a la historia en letras de oro cuando se habla de punk. Desde su concepción apelaba a la oposición. Al contrario de lo que se podría pensar, conceptual y líricamente, el punk también puede ser profundo y reflexivo. Así era Bad Religion, un ejercicio para problematizar las cuestiones sociales y mundiales a través de música que conectara con las emociones y los discursos pertinentes para la época. Hoy en día, ese discurso sigue siendo vigente. Con un nuevo disco bajo el brazo y una presentación próxima en la CDMX, tuvimos la oportunidad de platicar con Brian Baker, quien desde 1994 es integrante de la banda californiana.

En el 2001, Michael Azerrad publicó Our Band Could Be Your Life, un libro que recoge experiencias de bandas como Dinosaur Jr., Black Flag, Mission of Burma, Sonic Youth, Fugazi, Beat Happening y Minor Threat, entre otros. Brian Baker fue uno de los fundadores de Minor Threat, y en el capítulo en donde se le introduce, se le presenta como una especie de prodigio musical, pues a una temprana edad, tuvo la oportunidad de unirse a Carlos Santana en una presentación en Detroit. Acerca de la experiencia, Brian recuerda. “Teníamos pases para backstage porque el papá de mi amigo conocía a Santana y yo creo que pensaron que sería divertido que Billy, mi amigo y yo tocáramos con él. No me acuerdo qué canción tocamos, pero tengo fotografías, así que sé que sucedió realmente. Fue la primera vez que fui a un concierto, en mi primer concierto tuve la oportunidad de subirme al escenario… quizá esa es la razón por la que sigo haciendo esto”.

Brian llegaría a mitad de los noventa a una banda que estaba consagrada, acerca de su integración a la banda, Baker nos cuenta. “Era un gran fan de Bad Religion y conocía a Jay Bentley y Greg Hetson, y todos los que tocábamos punk en los ochenta en California nos conocíamos los unos a los otros, éramos una especie de club, y también conocía a Greg Gurewitz porque un amigo mío había grabado un disco en 1990 con Epitaph (la disquera fundada por integrantes de Bad Religion), y yo me la pasaba diciéndole a Brett que si alguna vez se iba Hetson, me encantaría estar en la banda y también a Hetson le decía que si Brett alguna vez se iba, me encantaría estar en la banda, y eso fue justamente lo que pasó, así que un día me habló Brett con Greg Graffin y me dijeron que si quería tocar, y por supuesto dije que sí, y nunca me he ido”.

Por aquellas épocas, había cierta dualidad en cuanto al sonido americano y al sonido inglés. Por un lado teníamos al britpop con Oasis y Blur compitiendo por los puestos de popularidad, y por otro lado, Nirvana y compañía rasgaban sus gargantas con riffs crudos y alzamientos vocales, le pregunto a Brian cómo recuerda este intercambio de sonidos tan emblemático. “Es una excelente pregunta y es una pregunta muy grande,  lo que puedo decir es que en aquel tiempo, el sonido americano que se enfrentaba al britpop, estamos hablando de Green Day, Offspring, Nirvana… todo eso es punk, es decir, las raíces de Nirvana están en el punk y creo que eso es algo que se destaca. Si ves el britpop, como el enfrentamiento de Blur y Oasis, lo que verás es que tienen excelentes canciones, canciones gigantescas. Además de que Oasis eran los tipos rudos, yo amaba eso, soy muy fan de Oasis, pero la razón por la que el sonido americano está más presente hoy en día, creo que es porque venía del lugar correcto, venía del punk y bueno, ahora estamos parados aquí, con una próxima visita a México”.

Brian ha estado en el mundo de la música durante muchos años, al respecto dice que tocar en vivo es su actividad favorita. “Lo que he aprendido de este tiempo, es pasarla bien antes y después de los conciertos. La gente a veces me dice que cómo puedo salir de tour si es algo muy difícil, y yo les digo que salir de gira no es difícil, a mí me gusta ejercitarme, no tomo, me encanta conocer nuevos lugares, nuevas personas, y como he estado en esto durante mucho tiempo, el ir a ciertas ciudades es como visitar a nuevos amigos, es muy emocionante y además tengo la oportunidad de tocar la guitarra, que es lo que más me gusta hacer en el mundo y estoy agradecido de poder hacerlo. Empecé a ser músico desde muy pequeño, así que no tuve oportunidad de ser otra cosa en mi vida”.

Bad Religion acaba de sacar un álbum llamado Age of Unreason, le pregunto a Brian si cree que la música sigue siendo un vehículo importante para levantar la voz, para emitir un discurso. “Sí, creo que la música es un excelente vehículo para provocar, para cuestionar los problemas de la vida, también es un excelente vehículo para mover el cuerpo solamente. Si hablamos de la música de protesta, el punk rock es la mejor forma de hacerlo. Es algo que Greg y compañía han hecho desde que eran muy pequeños, las letras son vigentes, estaban escribiendo de cosas que siguen pasando hoy en día, es algo muy impresionante. Tenemos la suerte de que chicos inteligentes se preocupen por el mundo. El nombre Bad Religion es una declaración con mucho peso, para mí siempre ha sido llamativo porque soy ateo y concuerdo con la idea que plantea”.

El año pasado, Bad Religion vino en formato de festival, pero ahora Brian se muestra emocionado por tocar un set más largo en donde van a tocar canciones de cada etapa de Bad Religion. “Me encanta el nuevo disco, y tocaremos algunas canciones de Age of Unreason, pero necesitas tocar las canciones que trajeron a la gente aquí, respetar el camino que hemos recorrido”.

Para terminar la entrevista, retomé una pregunta que está en el disco. “¿Dónde quieres estar al final de la Historia?”, Brian contesta. “Quiero estar en el lado correcto, quiero estar en el lado de la historia en donde nos demos cuenta que preocuparse por los demás es más importante que ver por ti mismo, que ser un egoísta, todo el mundo es igual a los demás, toda esta porquería nacionalista, racista es absolutamente el lado erróneo de para ver la vida, todos deberíamos preocuparnos los unos por los otros”.

Bad Religion se estará presentando el próximo lunes 4 de noviembre en el Pepsi Center WTC de la CDMX. Una experiencia imperdible.

No es una revista, es un movimiento.