Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

101374
Festival Waco 2016

En el norte se puede hacer un festival donde la gente goza, baila, no tiene miedo. Así vivimos la edición 2016 del Waco.

Catorce horas de recorrido nos rifamos para llegar el pasado sábado 5 de noviembre a Torreón, ciudad que, al igual que Monterrey, sufrió una oleada de violencia en los pasados años hasta llegar al punto de toque de queda. No obstante, la comunidad no se quiso quedar encerrada en sus casas, decidieron hacerle frente a sus demonios y poco a poco se levantaron para darle un segundo aire a su vida nocturna. Fue así como distintas personas comenzaron a abrir bares y clubes nocturnos, pero en especial Prims López comenzó con la iniciativa del WACO en 2013, un pequeño festival para el público más alternativo de Torreón.

Este año el fest cambió de sede y de fecha, generalmente se hacía en el mes de octubre, pero se recorrió para noviembre (suponemos que para cuadrar calendarios o logística), así mismo no se hizo en La Bombonera, como era costumbre, sino que la sede fue un deportivo de fucho, donde se podía apreciar un cielo enorme lleno de nubes (cosa que un defeño valora con todo su ser) y una resolana que de no ser porque la noche cayó muy temprano, nos hubiera dado una buena asoleada. De entrada, lo que siempre agradecemos de provincia son los precios, foodtrucks con paquetes que no rebasaban los 60 pesos y la bendita cheve estuvo durante las tres horas más acaloradas al 2x1. Aunado a eso tuvimos un cartel prometedor, sobre todo en la parte bailable, una cancelación de último minuto (nos dolió no ver a The Parrots) y un par de propuestas que prometen bastante.

El termómetro marcaba 37 grados centígrados, pero nuestra piel sentía unos 41. El Waco dio la bienvenida con un par de propuestas locales: Sanioza y Hotg, la primera un proyecto solitario, que pensó preparar un set más completo, para al final decidir que sería bueno seguir con esa alineación, prometiendo regresar con más tracks y un EP. Hotg nos puso a bailar con su electro pop que a ratos nos recordó a Belanova, pero más hipster.

Ya con un poco menos de sol, Wet Baes desde la CDMX tuvo una muy buena respuesta por los pocos que aguantábamos los rayos ultravioletas, unos cuantos hasta cantaban sus rolas y se las dedicaban a sus chavas. Bendito horario de verano que hace que la noche caiga más temprano. Young Tender, desde Monterrey es uno de esos actos en vivo que comienzan a tomar bastante fuerza en su circuito, fueron los únicos que tuvieron invitados de lujo de todo el talento que se presentó en el festival. Por su parte Scott de She’s A Tease se subió a corear su más grande sencillo “Si No Vas a Ser Tú”, y al finalizar el set Dromedarios Mágicos tomó el micrófono para cantar “Playera Negra”.

Supusimos que por el solazo que hacía, la gente llegaría más tarde. Y sí, en efecto, mientras caía la noche comenzaban a llegar más personas, pero por más tarde que se hacía nunca logramos ver el recinto lleno. El escenario Mexía fue igual de bonito que peligroso, una palapa colocada en medio de un lago fue el montaje perfecto para los DJ’s, con el único inconveniente de que era un espacio muy limitado para echar el perreo, donde a los lados el lago amenazaba con tragarse a los alcoholizados distraídos. De estos sets los menos esperados fueron los que más sorprendieron, qué lástima que El Mvgico y BCOTB tocaran tan temprano, pues sus increíbles sets hubieran puesto a temblar las tablas que teníamos de pista de baile más noche. Por otro lado, los más esperados beGun y Nicola Cruz, no lograron cumplir las expectativas con sets bastante flojos, que a muy pocos pusieron a bailar, incluso otros preferimos regresar al escenario principal para darle una escuchada a Elsa Y Elmar y a los Frikstailers que volvían al festival por segunda vez, después de haber tocado en la primera edición.

Al igual que Nicola y beGun, Superstudio literal dispersó al público en su set, quizás no estaba en el mood para la noche, o andaba muy en la onda MUTEK, pero al escucha norteño no logró cautivar. A su paso inadvertido, llegaron los más esperados de la noche PXXR GVNG, desde España, quienes con sus rimas alentaron al público a cantar, gritar y bailar, pero quien realmente se robaba la noche fue Rosa Pistola, mientras se hacía cargo de poner los tracks durante el set de los catalanes. El clímax llegó de manera inesperada, no teníamos muy en el radar lo que hacía Happy Colors, pero fue una muy grata sorpresa ver a este productor en acción y recibir una buena dosis de beats, con los que no paramos de mover los pies hasta el último minuto de su set. Ya al final, logramos cachar la última canción del set de Los Xxxulo$, con quienes compartimos la van y una que otra experiencia paranormal durante el viaje; nos quedamos con ganas de ver su set completo.

Nos acabamos de enterar que esta edición cierra el ciclo del Festival Waco, quienes acaban de anunciarlo oficialmente en sus redes sociales. Nos alegra haber formado parte de esto, sin embargo nos pone tristes que este tipo de iniciativas, que le dan otro color a las ciudades que los vieron nacer, lleguen a su fin. Esperemos que sea una pausa, o que como el fénix resurjan en algo más grande en un futuro no tan lejano. Larga vida a las iniciativas independientes, larga vida al Waco.

Sigue al WACO en Facebook para enterarte de sus actualizaciones sobre el festival.

No es una revista, es un movimiento.