191293
A 35 años de 'Oktubre' de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota

A 35 años de 'Oktubre' de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota

El homenaje a las luchas protagonizadas por las masas y el triunfo de la música independiente que obtuvo Patricio Rey y Sus Redonditos de Ricota se mide a 35 octubres de distancia.

Algo impresionante llega a pasar con la música, y es que en algunos casos logra tener un impacto tan fuerte en el público que parece ya no pertenecerle a los propios artistas. Más bien, la gente se encarga de hacer de las canciones algo suyo, darles sus interpretaciones y adaptarlas a su vida. Este fenómeno es brutal y no existe mercadotecnia o campaña negra que pueda contra eso. Quizás uno de los casos más nobles y destacables no solo en Latinoamérica sino en todo el mundo es el de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota (Los Redondos) a lo largo de su discografía, específicamente en Oktubre, su segunda producción de larga duración.

Cuando Charly García sacó en 1983 el tema "Los Dinosaurios" lo hizo pensando en el vacío de perder algo, pero los seguidores pensaron que se hablaba de aquellas terribles desapariciones forzadas y la ola sangrienta vivida por una  Argentina golpeada desde marzo de 1976, entonces al cantante no le quedó de otra que adaptarse él al contexto que planteó la gente. Algo así, pero a gran escala, ocurre con la obra de Los Redondos, banda que tuvo y tiene una de las hinchadas más impactantes, y que aunque no sea del todo conocido este proyecto fuera de su país natal, si que tuvo un gran impacto que se mide en audiencias de conciertos, playeras y sobre todo, gente que abrazó e hizo de la banda parte de su vida.

"Cada ricotero tiene su propia interpretación sobre las letras. Están los que piensan que todo el tiempo están hablando de cocaína, los que le ven un perfil un poco más ideológico, un poco más poético... El tema con Los Redondos son las claves y los códigos en la letra y un respeto al rock de guitarras eléctricas inclaudicable", expresaba Andrés Calamaro en Rompan Todo para hacer entender un poco la apropiación y el sentido tan importante que tenían las letras dentro del público de la banda comandada por El Indio Solari y Skay Bellinson, le remata WOS señalando qué "la gente escucha y como se siente identificada con eso y como pasa a ser parte de su vida. Ser ricotero es un montón de cosas".

Ahora bien, un poco cercanos a lo que es el fenómeno de Los Redondos pongámonos en el contexto del disco. Corría el año de 1986 y la agrupación aún se encontraba en el underground, su crecimiento era por sus actuaciones en vivo y por ir de boca en boca, no había propaganda publicitaria ni coberturas de disqueras o medios, era el conjunto contra el mundo. La banda no perdió tiempo después de la publicación de su álbum debut llamado Glup! y comenzó los trabajos de composición del siguiente álbum, las bases se registraron en un portaestudio de Gonzo Palacios, quien había servido anteriormente como saxofonista.

Con sus propios medios, la banda pudo entrar a los afamados estudios Panda, donde se han grabado decenas de álbumes de gran importancia, y entre agosto y septiembre fueron grabados los nueve temas de Oktubre, un disco que dio un impulso mayor a Patricio Rey y Sus Redonditos de Ricota y les sirvió para consolidar su sonido y su discurso.

Patricio Rey y Sus Redondito de Ricota_

Rock de carácter y sin educación.

El giro que dio Patricio Rey y Sus Redonditos de Ricota entre Glup! y Oktubre fue interesante. La agrupación subió el nivel de complejidad y se permitió hacer desplantes llenos de talento entre el new wave, el rock más puro que se podía respirar en los ochenta e incluso algunos coqueteos con el post punk, quizás la única banda que en paralelo se le podía tener como referente era SUMO, proyecto del cual eran cercanos los integrantes.

El sonido de este álbum es bastante oscuro y frío, se percibe áspero y rudo. Sobre todo tiene un sentido de combate, sus ritmos son desafiantes y Los Redondos no buscaba encajar con las tendencias de aquellos años, se jugaba a su suerte. La banda conformada por Indio Solari, Skay Beilinson, Tito Fargo D'aviero, Semilla Bucciarelli, Willy Crook y Piojo Ábalos era todo menos un conjunto de "roqueros educaditos". El ensamble no tenía interés por alinearse a las letras y sonidos amigables y coloridos, y entonces Oktubre surge como una especie de antítesis de lo que era el rock argentino, algo que sin duda ayudó a enriquecer lo ya conocido.

Solos de guitarra y de saxofón bastante bien ordenados acompañados de baterías y bajos que saben medir la intensidad son la base constante de este álbum nutrido principalmente por progresiones menores. Se suma el aporte de Daniel Melero en teclados y Claudio Fernández en percusión. La interpretación del Indio Solari es brutal, ya que la forma de hacer notas altas transmite un montón.

Oktubre tiene momentos bastante densos musicalmente hablando, puede ser el caso de "Semen-Up", al mismo tiempo aparecen otras pistas que son más fluidas y tienen momentos musicales para apreciar y bailar, puede ser el caso de "Preso en mi Ciudad", "Música para Pastillas", "Motor Psico" y "Canción para Naufragios".

Por otra parte, este álbum tiene pistas para reventar estadios como puede ser "Divina T.V. Fürer", "Ya Nadie va a Escuchar Tu Remera" y por supuesto "Ji Ji Ji", esto gracias a su intensidad, así como letras memorables y una instrumentación alucinante para ponerse a saltar y perder la cabeza.

De las guerras, venganzas y revoluciones.

Mucho se puede hablar de la gran poética en las letras de Los Redondos, y lo que es un hecho es que la banda tiene a una gran hinchada que desde siempre le ha dado diversos lugares a las narrativas, es prácticamente imposible tener cien por ciento claro el contexto de las canciones, pero lo que si es un hecho es que Oktubre está enfocado en las grandes peleas sociales y en la gente que finalmente vive el miedo, el dolor y al mismo tiempo la furia que queda como estrado de guerras, dictaduras y accidentes nucleares.

El siglo XX fue por demás complicado para todo el mundo, las guerras, las tensiones, las muertes, el sida y todas las enfermedades que golpearon a nuestros antecesores dejaron un fuerte trauma, incluso los buenos tiempos tienen cosas malas, y nadie está totalmente en paz. Oktubre refleja de forma brutal este mar de sensaciones, y da referencias a diversos hechos históricos que pueden ir desde la revolución rusa de 1917 (de hecho, la portada está inspirada en aquel evento), la segunda guerra mundial, la guerra fría, el fin de la dictadura en Argentina y una suerte de sed de venganza, la catástrofe de Chernobyl vivida un año antes y muchas otras batallas que ha tenido que sufrir la gente que solo quería estar en paz.

Patricio Rey_Oktubre_portada

Entonces el álbum te sumerge por muchos momentos en tensión, se puede empatizar con el coraje sufrido por la gente que estuvo antes que nosotros y que nos enseñó que solo en colectivo podemos mover el mundo. Esta placa tiene mucha belleza en eso, en el atrevimiento de intentar retratar aquellos momentos complicados y de contagiar a la gente de esa energía, porque nunca hemos tenido tiempos de gratitud por culpa de unos cuantos. Por otra parte, también se pueden interpretar muchas otras sensaciones de la humanidad que son fruto del consumo de drogas y de la forma en que podemos encontrarnos con el amor en un mundo tan frívolo.

La noche de cristal que se hizo añicos y El Pogo más grande del Mundo.

Oktubre daría paso al nacimiento de una de las canciones más importantes en la historia del rock latino, hablamos de "Ji Ji Ji". Esta pista es todo un ritual para los seguidores de Los Redondos y en los últimos 15 años de la fanaticada de los shows del Indio Solari. Una obra musical que genera tensión entre sus versos, que te hace apretar los puños para resolver con toda la energía del mundo en un coro liberador. El intermedio finalmente es la parte más fuerte, donde se vive un pogo que han bailado hasta 500,000 personas en una sola noche.

"Ji Ji Ji" finalmente es el emblema de todo lo que la banda buscaba en álbum, esta suerte de caos impresionante y una letra explosiva, de la que El Indio Solari llegó a expresar lo siguiente para Rolling Stone.

Yo estoy hablando de la psicopatía, de la paranoia, de todos esos males del promedio de la cultura rock. Porque esta cultura ha pasado por diferentes etapas como cualquier cosa que nace, se desarrolla, crece… se remata. Hubo momentos de plenitud, de euforia, de politización, de bajón, de introspección.

'Ji ji ji' es una risa medio perversa, marca una bidimensionalidad. Es como que todo lo que está diciendo no es ninguna afirmación. Porque si tenemos el cuchillo sobre la mesa, es simplemente un cuchillo, no es bueno ni es malo. La cocaína es una cosa, no es la culpable de nada".

El verdadero triunfo de la música independiente.

De Patricio Rey y Sus Redonditos de Ricota se pueden decir muchas cosas, al final muchos consideran a la banda como los antagonistas del rock, ya que se le consideraba un contrapeso a Soda Stereo. Al final, este proyecto hizo lo que nadie más ha podido, tener una fama demencial sin ayuda de las grandes empresas que rodean a la industria. Mucho se ha dicho de que no hubo posibilidad de materializar ese éxito en otros países de Latinoamérica, pero finalmente la agrupación hizo mucho con poco o casi nada.

Indio Solari_Ji Ji Ji_Pablo Hugo Funes

Foto por Pablo Hugo Funes

Los Redondos logró llenar estadios, y con el tiempo estos parecían poco debido a la demanda de la banda, entonces se comenzaron a usar aeródromos, o cualquier lugar donde se pudieran recibir a más de 150,000 personas por noche. Algunos shows del Indio Solari, donde claramente se tocan las canciones de Patricio Rey y Sus Redonditos de Ricota, registraron hasta medio millón de personas, y esto es mucho más de lo que muchas bandas internacionales podrían, por poner un ejemplo, The Strokes en 2017 dijo que su presentación del Lollapalooza de Argentina fue la más grande de su historia, y tenía un aforo de 90,000 asistentes.

Oktubre es la transición de Los Redondos hacia la gloria, un álbum que tiene detrás a Carmen Castro, conocida La Negra Poli, quien fue representante y productora ejecutiva, una pieza fundamental en el crecimiento del proyecto. Salió a la luz un cuatro de octubre este disco, y ahora, a 35 años de distancia no puedes perder oportunidad de redescubrirlo o escucharlo por primera vez a continuación.

No es una revista, es un movimiento.