160708
Renee Mooi — Beetle

8

Renee Mooi
Beetle

Renee Mooi / 2019

Artista(s)

Renee Mooi

Beetle, el disco que faltaba.

Renee Mooi sentía una deuda con ella y con los suyos, logró apropiarse de una base de fieles fans, girar, dar a luz sencillos y consolidarse en el medio desde otra trinchera (Mooi Collective), sin embargo, el disco seguía a la expectativa. Las circunstancias obligaron a Renee a dejar en el tintero el material que estaba prácticamente listo, pero hoy está al alcance de nuestros oídos, Beetle es el nombre con el que la cantante se pone a mano con ella, y con los suyos.

En Beetle participa Sacha Triujeque (productor que trabajó con Gustavo Cerati), y donde encontramos canciones que ya conocíamos y que han logrado colocar a la artista en el mapa. “Libélula”, “Black”, “Bees” canción donde colabora con Sandrushka Petrova de Descartes a Kant o “Beetle” donde también participa Teri Gender Bender.

Como podemos darnos cuenta es una recopilación de lo que ha pasado Mooi en este tiempo, sin embargo es una producción con una personalidad definida que parece tener el rumbo claro, un disco donde las canciones cuentan con nombre de insectos o de frutas, un ejercicio introspectivo, una metáfora. 

En cuanto a sonido la característica principal tiene que ver con lo experimental, por salirse del molde y explorar con las texturas, es un sonido que a veces se inclina al trip hop, juega con el rock, es oscuro, y que en todo momento deja claro la clase de voz de Renee. A veces es de atmósferas como en “Ants” o en “Robot”, explosivo como en “Bees” o sumamente vocal como en “Nymph”, lo que es una constante es la calidad en todas las canciones, se disfruta del principio al final. 

Si habría que elegir una referencia, puede ir de Nine Inch Nails, pasando por Björk, Portishead o hasta algo de King Gizzard & the Lizard Wizard, o tal vez no, es solo el background musical de años que Mooi ha ido digiriendo, su historia de vida. 

La cantante ha expresado lo complicado que ha sido llegar a darle vida al disco, el miedo que ha sentido y cómo lo ha superado, el resultado es emocionante, redondo y ha valido la pena la espera, Mooi debe estar muy orgullosa y nosotros felices de escucharla. 

En resumen Beetle es como Renee Mooi, intenso, honesto y cálido; son casi 40 minutos de un paisaje sonoro que merece atención, de igual forma puede ser la consolidación para trabajos futuros que después de escuchar el álbum, ya lo estamos esperando.

No es una revista, es un movimiento.