Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

132721
Nueva canción de Pussy Riot

Nueva canción de Pussy Riot

Por cada paso del gobierno de Vladimir Putin, Pussy Riot protesta el doble. "Los policías malvados [también] aterrizan en prisión", aseguran.

Como parte del activismo a través del lenguaje de la cultura popular, Pussy Riot agregó a su biblioteca "ЕДИНОРОГ / UNICORN FREEDOM". Bajo la producción de Melanie Clemmons y el trabajo lírico de Nadya y CHAIKA, esta canción electro pop se encuentra inspirada en Anya Pavlikova, una joven de 18 años que fue condenada a una sentencia de 10 años. ¿La causa? Presuntamente planear el sabotaje del gobierno de Vladimir Putin en una reunión en McDonalds mientras hablaba de chicos, exámenes y política.

Como track complementario de “КОШМАРЫ / NIGHTMARES” y "Track About The Good Cop", "ЕДИНОРОГ / UNICORN FREEDOM" explota el descontento con la violación a los derechos humanos por parte del sistema carcelario en Rusia mediante una breve narrativa de lo acontecido el día de la detención de Pavlikova:

Tras el hackeo de conversaciones en Telegram –servicio de mensajería instantánea prohibida por el Kremlin desde abril de este año–, el 15 de marzo agentes del Servicio Federal de Seguridad (FSB) allanaron el domicilio de Anya (en ese entonces de 17 años) con el argumento de formar parte del caso New Greatness y de una "conducta extremista". Después de recibir violencia verbal –"¡Saldrás como una abuela desagradable y tus padres se olvidarán de ti en dos días!", murmuró uno de los agentes–, Anya (al igual que otras nueve personas) fue privada de su libertad en condiciones que le han ocasionado un delicado estado de salud.

La intimidación a los jóvenes y el podrido sistema de justicia son (algunos de) los elementos que han encendido la mecha de los grupos activistas en Rusia, Pussy Riot entre ellos, expresa a través de versos como "El unicornio está aquí para protegernos" o "Policía, no estropees nuestro juego, no te atrevas a asustarnos" que no están dispuestas a la indiferencia, pues las movilizaciones en los últimos tres meses, el uso de hashtags como #StopFSB y la protesta a través del discurso musical demuestran que los policías malvados [también] aterrizan en prisión.

No es una revista, es un movimiento.