Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

10233
Matisyahu y la revelación mística a través de la música

Matisyahu y la revelación mística a través de la música

01/Ago/2012

Cada vez que enciendo el televisor y llega el segmento internacional, se sucede una interminable cascada de noticias terribles. En el Medio Oriente no cesan los atentados, los carros bomba, la población civil afectada. Todo fundamentalismo conduce a la debacle, a la devastación de muchísimos años de civilización y a la imposibilidad de convivir con el otro. No hay respeto por las diferencias. Se trata de imponer una visión maniquea. Cuando en la realidad no hay ni buenos ni malos por completo.

El fanatismo de las teocracias impiden que la zona –y el mundo entero- salga adelante. Y señaló que no importa el bando del que se trate. La historia del mundo es la historia de las diferencias y las contradicciones. Así lo ha entendido un artista como Matysyahu, que en sí mismo lleva la suma de su origen judío jasídico y su gusto por el reggae y el hip hop. Él hace posible que coincidan el padre Abraham y Bob Marley. Es una decisión valiente que durante años ha mostrado con orgullo en diversas partes del mundo.

Recientemente decidió cortar su barba, un elemento importante tanto para judíos como para rastafaris; para los primeros es una recomendación de la Cábala, ya que es la manifestación de los 13 atributos divinos de la misericordia. Él temía quitársela y perder con ello muchas bendiciones, pero ha contado que al estudiar más a fondo la religión le llegaron distintas revelaciones que le hicieron ver que condicionar la misericordia de Dios al el aspecto físico era algo ridículo.

Tanto la prensa judía como los medios musicales le han cuestionado. Durante una entrevista en Nueva York le preguntaron acerca de si estaría viviendo una vida contradictoria. A lo que no vaciló en responder: “Me gustaría decir una sola cosa sobre las contradicciones… todo es una contradicción. Y eso es algo que me he dado cuenta; de que hay múltiples lados para ver una cosa. Todos tenemos prisa por hacer pasar  las cosas como blanco o negro para ponerlas en su caja. ¿Sabes a lo que me refiero? En realidad, todo es una fusión, y eso es lo que es el mundo, una mezcla de diferentes cosas.”

Y es que Matthew Paul Miller es un hombre y un artista de convicciones. Allí donde ha llevado su residencia (nació en Pensilvania, vivió en Nueva York y California) trasladó su búsqueda espiritual y de hecho cuenta que en la zona de las Montañas Rocosas de Colorado supo que había encontrado a Dios.

Para su cuarto disco decidió que debía maximizar su personalidad y para ello viajó a Israel. Allí hurgó entre los sonidos ancestrales y les encontró un lugar dentro de su mixtura de hip hop contemporáneo. La prueba fehaciente de lo que estaba buscando es “Crossroads”, que canta en compañía de J. Ralph, y en la que la mención a Dios (Adonai) se cruza con bases programadas y rapeos místicos.

En Spark Seeker, Matisyahu trató de amalgamar los dos universos en los que se mueve. Medio Oriente encuentra a los Estados Unidos. Tal como él mismo lo cuenta: "El disco tiene una mezcla musical de estos dos elementos diferentes (Los Angeles e Israel). Por ejemplo, hay algunos aspectos que son un poco más de Oriente Medio, un poco más misteriosos, más oscuros y espirituales. El otro lado es mucho más divertido, optimista, crujiente y limpio”.

Va de esa reflexión religiosa de “Crossroads” a una revisión de la herencia de Bob Marley en “Buffalo Soldier” con la colaboración del rapero Shystie, para luego ceder un tema, “Searchin'”, para el videojuego FIFA 13. Lo dicho, es un hombre de dimensiones encontradas. Por si fuera poco, llamó a un productor de las grandes ligas para que le ayudará a potenciar su sonido. Tuvo a su lado a Kool Kojak, responsable de los éxitos de Ke$ha y Nicki Minaj. Matisyahu no tiene miedo a combinar estilos y estéticas: “Creo que mi música siempre ha sido una mezcla. El disco tiene mas elementos pop, hip-hop urbano y una mezcla de música del mundo, de hecho, grabamos en Israel entonces reunimos la vibra de todos los sonidos del Medio Oriente.”

Spark Seeker es un disco generoso y que refleja la búsqueda amplia de su autor. Hay elementos que atienden a lo estrictamente musical, pero no se puede ocultar que sus creencias terminan por aflorar: “Lo que sucedió fue que recientemente me di cuenta de que la misericordia de Dios no está conectada a si me rasuro o no. Y entonces empecé una gran transformación, probablemente la más grande que he hecho en mi vida, debido a varios factores, entre ellos distintas revelaciones y que se empezaron a volver cada vez más claras. Me di cuenta de los miedos que tengo, pero lo que necesito es confiar en mí mismo, dado que si merezco la misericordia de Dios, la tendré independientemente de cómo me vea.”

Para escuchar Crossroads 

No es una revista, es un movimiento.