Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

151687
Entrevista con Santa Sabina

Entrevista con Santa Sabina

La misa cuadrafónica-pagana y un encuentro con la historia.

El pasado Vive Latino 2019 fue para la mítica banda mexicana Santa Sabina el experimento idóneo para compartir con el público el éxito de un concierto cuadrafónico presenciado por veinte mil personas. Fue un compromiso en todos sentidos muy alto. Para quien fue se dio cuenta los capitalinos usaron dos sistemas de amplificación completos, lo multiplicaron de manera que tuvieran más espacialidad, a su vez, este reencuentro entre sus fundadores y últimos miembros fue un acontecimiento sin precedentes. Para Alfonso Figueroa, bajista de la agrupación, fue un símbolo de unión, pero a su vez el inicio de una despedida.

“Estamos muy contentos con la inercia, esa tocada que es un coronario principio-final, un momento donde se gestaron cosas y creo que esta tocada del Vive Latino es un momento de cierre, pero es el principio de una forma de la banda que queremos revivir para tener de alguna manera un final feliz, más apropiado con nosotros y no tan apropiado por el destino, ese destino que no te pregunta y te atropella. La moraleja general para nosotros y la energía que genera todo esto es también una convicción de lo que simboliza Rita Guerrero para nosotros, es la creatividad, el arte, la amistad, el acercamiento en relación a esos valores”, expresó.

Este común reencuentro en persona y amistad del que están siendo protagonistas los integrantes de Santa Sabina han hecho que aborden esta experiencia desde un lugar un poco más maduro. Antes esta personalidad con la que hacían las cosas era la solución vital de su existencia, y ahora piensan que quizás no lo es tanto. Si toma una importancia muy vital porque para todos sus artífices fue un proyecto de mucha importancia en sus vidas, pero ahora de alguna manera planean enfriar un poco la situación pasional-juvenil.

“Ya somos unos venerables ancianos de la primer-tercera edad (risas), y todo tiene que ser más liviano, mucho mas disfrutable y divertido, y eso implica más tareas que la musical, entonces hay que verlo de una manera más artística porque somos otros que no éramos en ese juvenil momento donde solo vivíamos para la banda, ahora todos tenemos una vida aparte, pero se puede anexar a la banda quizás de una manera mucho menos pasional, sufrida, sino al revés… más disfrute, más real. Este mundo no es tan monocolor como nos lo han impuesto, es la coexistencia de todos a través de la música. De alguna manera Santa Sabina tiene mucho que decir, esta historia no tiene por que tener un final tan triste”, enfatizó Figueroa.

Por otra parte, El Club Del Rock & Roll se asoció recientemente con la banda para hacer la remasterización de su penúltimo álbum a vinilo, Mar adentro en la sangre. Este es de los pocos discos de los cuales Alfonso aún conserva los masters, al ser de producción independiente. Este re lanzamiento contiene más cosas que no quedaron en la versión definitiva, como palomazos, lados b, etc. Al final la obra resulta ser más dinámica de escucharse, es un disco que tiene mucho arriesgue sonoro, por la técnica de producción que no tiene ningún ecualizador, todo se hizo con microfonía, y en la versión vinilo todo eso cobró su verdadera dimensión, junto con el arte del disco. Poncho también nos cuenta más detalles acerca de las posibilidades de volverse a meter a grabar nuevas canciones al estudio.

“Obvio estamos cerca de esa idea, pero tenemos mucha tarea por lo pronto, y de ahí tendrá que salir lo otro, a todos nos interesaría la idea de poder sacar nueva música, pero bueno, todo tiene que venir, nosotros somos solo objetos de la música, la gente lo está esperando, nosotros de alguna manera también estamos esperando muchas cosas, esperamos el encuentro con el publico en el Metropólitan para asegurarnos que somos una banda más allá de la melancolía. Si vamos a hacer nueva música es porque ya no vamos a retomar nuestro antiguo lugar… pero a fin de cuentas hay un voto de esperanza”, aclaró.

Los oriundos de la Ciudad de México llevan ya un rato teniendo ciertos episodios emocionales recordando y añorando viejos tiempos. Los conciertos en el Teatro Metropólitan han sido históricamente los más emblemáticos de la banda, allí se presentó el MTV Unplugged en 1997 y también fue espectador de aquel épico aniversario numero XV en 2005. Este recinto conoce a la perfección las hazañas de Santa Sabina, y este próximo 27 de septiembre volverá a tener un último alojamiento de sus ya reconocidos huéspedes. Es por eso que Alfonso adelanta lo que se podrá presenciar en este recital.

“Es un encuentro en el tiempo, de la historia, un recorrido por todos los discos de la banda. Por eso nos van a ayudar amigos a echar su versión con nuestras rolas y vamos también a tratar de darle más presencia al Coro Rita guerrero, que son parte importante en la historia de Santa Sabina. El discurso visual también estará presente, el discurso poético, las luces, un poco de lo que siempre han sido los conciertos de esta banda. Tratamos de crear un éxtasis de estímulos hermosos alrededor del arte, y ahora todo va a tener cierto toque evocativo a nuestra carnalita Rita. Todo esto al mismo tiempo tratará de llegar al espíritu de la gente y de eso va en realidad, es una misa pagana hacia la vida, eso es lo que podrían esperar del concierto en el Metropólitan… una misa cuadrafónica”, sentenció Poncho.

Finalmente Alfonso expresó su visión acerca de la actual escena rockera en nuestro país, alentando tanto a la industria como al talento para empujar y aferrarse al progreso en conjunto.

“Creo que la escena se ha transformado para bien, en algunas cosas y en otras aún falta. La industria de las cosas en general en México es insistir. Para empezar, el petróleo… no fabricamos gasolina para consumirla, se la compramos a los gabachos. Más o menos por ahí está el rock, me gustaría hablar de que hubiera mucho más en todo sentido… más chamba, más foros, aceptación, más medios, que el rock fuera más corriente –sin ser peyorativo–. Que hubiera mucha más industria y más bandas, y creo que en México hay suficiente talento para que eso suceda. Creo también que han pasado cosas importantes en el rock mexicano, hay que seguir pelando por tener industrias de las que sean, en todos sentidos estamos arrojados a la artesanía, necesitamos ampliar nuestras propias industrias, habitar nuestros espacios inhabitables”, finalizó.

No te pierdas este 27 de septiembre a Santa Sabina en el Teatro Metropólitan.

No es una revista, es un movimiento.