Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

137539
Entrevista con Renee Mooi

Entrevista con Renee Mooi

El renacer de Renee es pleonasmo.

A Renee Mooi los bichos le parecen intrigantes y bellos, tanto, como para basar sus canciones en ellos, también es dueña de un espíritu maternal que le sale por los poros, ha pasado por 23 escuelas diferentes, Renee fundó uno de los colectivos más exitosos de los últimos tiempos, además de tener una de las voces más bellas entre sus congéneres, a sus 29 años es uno de los personajes más queridos de la escena.

Después de un largo receso la cantante está de vuelta y ese es el pretexto perfecto para charlar con ella, su nuevo sencillo “Bees” es el banderazo de salida en este retorno, la canción es un delicioso golpe en la cara de casi tres minutos, donde colabora en las guitarras y en las voces Sandrushka Petrova (Descartes a Kant).

“A ella la admiro muy cabrón, para mí esa mujer es un genio, desde que la conocí siempre quise hacer una canción con ella, y cuando hice 'Bees' pensé mucho en Descartes entonces le mandé la base y ella grabó las guitarras en su casa, eso le da todo el sentido a la canción”, explicó la artista.

Esta nueva canción es parte de un disco que está listo con todo y arte desde hace cinco años, producido por Sacha Triujeque (quien fue productor de Cerati) y que a nivel técnico presume de ser impecable, sin embargo este trabajo se ha mantenido en el cajón por diferentes circunstancias, una de las más poderosas es un reto personal de Mooi.

“Mis procesos son largos, y tengo que aprender a terminarlos y a no tener miedo, pues finalmente hay una vocecita de mi familia, de mi papá que dice, ‘estás mal, así no, no vas a hacer nada’,  y un chingo de cosas  que no puedo evitar tener en los huesos, y entonces de repente se refleja en decisiones que tomo y no me lo puedo permitir”,  explicó una Renee con la emoción a flor de piel.

“Yo creo que me da pánico; toda la vida prefería no intentarlo porque así yo ya sabía que iba a fracasar, pero intentarlo y fracasar me da muchísimo miedo, sin embargo es un pedo que tengo que enfrentar y acá estoy, voy a sacar sencillo tras sencillo hasta que salga todo el disco ya tengo dos videos grabados”, agregó.

Otra de las razones de este parón fue la creación Mooi Collective, que en poco tiempo se volvió referente, el objetivo era darle a espacio a proyectos que como el de Renee, que parecían no tener cabida en otro lado pese a su calidad, todo inició en volver la bodega donde vivía con su novio en un espacio para sus amigos y terminó en ser una parada obligatoria de artistas nacionales e internacionales.

“Fue un momento importante para la cultura underground en nuestro país, pasamos de un lugar de 150 a 800 personas en cuatro meses, fue una locura, y tuvimos que cerrar porque era súper ilegal y eso me encanta”, comentó entre risas.

“Era todo friendly, el público era bastante consciente en general, podías ver a Alfonso André que tiraba una chela y pues tenía que barrer y trapear igual, si llegaba alguien mamón, se le bajaba en cinco minutos”.

El problema llegó cuando la bodega tuvo que cerrar, inició una etapa gris en la vida de la artista que tuvo que resolver alejándose de todo. “Cuando nos cerraron me dio un ataque nervioso y me tuve que ir varios meses a recuperarme porque casi me internan, me dio un brote casi psicótico, es que lo di todo, yo abrazaba a toda la gente que necesitaba un camino de esperanza y de ayuda, yo tenía mucha fuerza”, aseguró.

Cuando regresó, intentó recuperar la bodega pero el caminó se complicó y así se dio cuenta que era momento de retomar su carrera, además de valorar su vacación.

“Para mí cantar es de los procesos más profundos, terapéuticos y hermosos de mi vida, encuerarme con mi voz, mi arte y mi música, sentir la vulnerabilidad es lo máximo, de hecho cuando me dieron los ataques de pánico lo único que me volvía a conectar era cantar, cantaba y lloraba y sentía algo en todo el cuerpo”.

Al cuestionarle sobre lo que le diría a la Mooi de hace cinco años, con lágrimas en el rostro contestó. “Le diría que pase lo que pase vale la pena muy cabrón hacer lo que crees”, y añadió. “Quiero demostrarle a la gente que me dijo que no y que me cuestiono, que sí puedo”.

Renee no es la misma que cuando grabó el disco, de hecho asegura que ya no la representa y que no sabe en realidad quién es, hace un par de años que no compone una canción y asegura tener el alma rota, sin embargo existe emoción por redescubrirse, es como renacer.

Renee significa renacer y lo he hecho en muchos momentos de mi vida, es un constante subir y bajar muy fuerte, estar todo el tiempo cambiándome de casa, de escuela, tengo 29 años y he ido en 23 escuelas, pero este renacer tan fuerte es el más importante de mi vida; está muy duro pero es hermoso y me fascina la aventura, quiero que cuando sea más grande y voltee a ver toda esta pinche locura que estoy haciendo diga, ‘no mames qué cabrón’, ojalá aprenda mucho”, finalizó entre risas y llanto.

Es evidente que debemos estar pendientes al siguiente paso de la cantante, porque es seguro que viene lo mejor.

No es una revista, es un movimiento.