Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

128473
Festival Vaivén 2018

Festival Vaivén 2018

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Calor, energía y belleza por doquier.

Nos llevamos una muy agradable experiencia en la edición 2018 del Festival Vaivén, quienes han emergido y aprendido de los errores del pasado para brindarnos un mágico evento lleno de buena música, color y diversas opciones de hacer de este festival una posible tradición a repetir año con año.

Lejos de la rutina citadina, en Jardines de México deleitamos nuestra pupila desde el acceso principal, pues luego de atravesar un bonito puente de madera sobre una laguna y ser recibidos por un inmenso pavo real hecho con miles de flores, una gran rotonda con una fuente interactiva al centro distribuía los caminos hacia los diferentes puntos y escenarios del festival.

Tayrell con su live show fue responsable de iniciar las acciones en el festival, repitiendo su participación por segundo año consecutivo, pero ahora en el escenario principal Vaivén. Frente, el Globo de Experiencias Vaivén saltaba inmediatamente a la vista, ofreciendo la oportunidad de que sus pasajeros tuvieran una vista periférica de todas las amenidades con las que contaba este festival.

El escenario Áurea fue mi favorito por su ubicación, pues se aísla del flujo constante de la gente, está montado a los pies de una colina que favorece una buena visión de la banda sobre el escenario y el camino que hay que tomar para llegar a él está rodeado de flores, verdes pastos y árboles de denso follaje. Wet Baes inauguró este bonito escenario trayendo lo mejor de su live set para iniciar a calentar los ánimos.

¡Vaya calor! El clima en Vaivén es algo que lo caracteriza, pues con temperaturas entre los 36° por el día y 21° por la noche, aunado a la humedad de la región, hizo sacar a los asistentes sus más frescos, y en algunos casos diminutos outfits para no sufrir este primaveral ambiente. Afortunadamente a lo largo y ancho del festival, se dispusieron zonas de descanso con amplias palapas y tapetes para tomar un descanso.

CLUBZ fue una acertada alineación en este festival, pues sus beats bailables y letras pegadizas de "Épocas", "Afrika" y "Popscuro" ponen de buen ánimo. Al finalizar, tenemos de nuevo en un escenario de festival a Hello Seahorse!, que viene con su nuevo sencillo bajo el brazo "Dónde estabas (azul)", un buen momento para refrescarse con una cerveza.

Continuando su participación en festivales nacionales, Rey Pila sigue haciendo bailar a la gente con su último EP Wall of Goth, mientras que en el escenario contrario, muchas parejas disfrutaban de una dulce presentación de Caloncho, que con "Bésame morenita", "Palmar" y "El derroche" complementaban el caer del sol a las espaldas del escenario Vaivén.

Pues bien, una experiencia distinta estaba por comenzar, pues en contraste con el ambiente bailable, cantable y hasta cierto punto pasivo del día, la noche trae consigo a sus bestias nocturnas, quienes con la ayuda de beats más sensuales, densos, psicodélicos y duros de los actos finales, hacen que la euforia colectiva lograda sea el clímax de este festival.

Neon Indian llena de colores psicodélicos los nítidos páneles del escenario Vaivén, que pese algunas fallas técnicas al tocar "Baby's Eyes", supo ganarse al público con su energía sobre el escenario.

Momento de bailar fuerte sobre el pasto con el trance de Goldroom, quen armó una gran fiesta dentro del Bud Light Warehouse, llena de luces, ágiles visuales y un celebrado remix de "Lady" de Modjo.

Los alrededores de los jardines y la fuente principal eran iluminados por múltiples colores, dándole muchísima vistosidad a los trayectos entre escenarios, situación que percaté mientras iba de vuelta al escenario Vaivén a ver una nueva presentación de Bob Moses en México, dando un show de gran calidad, ideal para este festival y para inyectar sensualidad a la noche.

El escenario Áurea se convierte en una pista de baile verde cuando Claptone está en los controles, pues sabe cómo manejar a su público y no dejarlo descansar, siendo la perfecta antesala al impresionante show que estábamos por contemplar de la mano del dúo francés Justice.

El show más esperado por muchos llegaba. Justice cierra el escenario Vaivén, con una excelente respuesta por parte de sus espectadores, pues logré observar júbilo, fascinación y asombro entre la gente que me rodeaba. Dado a las dimensiones estrechas del escenario Vaivén y mi cercanía, mi campo visual estaba rodeado por toda la infraestructura que su imponente show tiene, y si a esto sumamos sus temas llenos de energía y de otra dimensión parecía cual si una nave nodriza estuviera por abducirnos. Mis momentos favoritos: "LOVE S.O.S." coreada por la multitud, "Waters Of Nazareth" que nos llevo al frenesí, "Chorus" y sus miles de luces bajo la luna llena, y la apertura y clausura con la mezcla de "Safe and Sound" y "D.A.N.C.E".

Finaliza este festival para la mayoría de los asistentes, sin embargo la fiesta continuó para aquellos que optaron por la zona de camping o simplemente continuaban con energía suficiente para seguir bailando hasta las 5 H.

Vaivén es toda una aventura en la que vale la pena adentrarse, con un ambiente agradable y con una logística, producción y cartel mejorados notablemente en esta edición, por lo que esperamos regresar y sorprendernos nuevamente el próximo año.

No es una revista, es un movimiento.