Log In

Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

121601
Hello Seahorse! en el Teatro Metropólitan

Hello Seahorse! en el Teatro Metropólitan

Cortesía
Dan Silva

26/Nov/2017

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Teatro Metropólitan

Artista(s)

Estuvimos en el Teatro Metropólitan para reencontrarnos con estos viejos amigos, quienes se tomaron un “descanso” de su descanso.

La noche fría de un sábado de noviembre (bueno, 11 grados, para no ser exagerados) nos dimos cita en el Teatro Metropólitan para ver uno de los contadísimos shows de Hello Seahorse! en este 2017; tuvo una presentación en Guadalajara este mismo mes, y estará haciendo algo en cabina para los 13 años de Reactor, fuera de eso, esta era la oportunidad de degustar formalmente a la banda en un buen tiempo (2016 tampoco estuvo muy movido, aunque los tuvimos con nosotros en Jammin’). Una vez dentro del recinto, Denise Gutierrez (a quién seguiremos llamando Lo Blondo, ya que no se debe tirar un apodo tan cool a la basura) celebró la ocasión haciendo una dedicatoria medio extraña, pero elegante:

  • “La siguiente canción va dedicada al 25 de noviembre del 2017, presentación de Hello Seahorse!.

Y acto seguido presentó a la banda: Bonnz! en la bataca, Reez en percusiones, Fernando Burgos “OroDeNeta” en teclados/bajo y Joe en guitarra; finalmente le entraron a una recortada versión de “Al Fuego”. El lleno total en el Metropólitan había disfrutado hasta aquel entonces una de las mejores presentaciones de una de las bandas mexicanas más finas de los últimos 10 años.

Había sonado “Bestia”, “Algún día (Alicia)” y “Oso polar”, así como otros favoritos del público. Los cuatro músicos, así como tres coristas (en algunas canciones), estuvieron esparcidos por ese grande escenario. Denise se escurría por el escenario durante “No es que no te quiera” al ritmo cadencioso, electrónico, de la rola; de fondo unas calientes luces rosas de neón y las coristas moviéndose en vaivén…un momento 100% electro pop, 100% Hello Seahorse!.

Para “Crimen”, Lo Blondo se bajó por el pasillo del Metropólitan, y se abrió paso entre sus fans, quiénes no podían creer que la cantante venía hacia ellos, hasta la chavita callada a mi lado se prendió y saltó para seguirla por los pasillos. Había mucha gente apasionada por el grupo, y creo que no hubo una sola canción que no fuera coreada.

El resto de la banda también se estaba divirtiendo, Bonnz! casi saltaba de su batería en canciones como “No te vayas al bosque”, y se coordinaba chido con la caja de ritmos cuando este aparato estaba sonando; Joe se barajeaba entre una Les Paul dorada para roquear y una Fender Strat más humilde para las partes de guitarra que requerían un sonido más surf rock, más película de James Bond. ¿Reez? creo que lo vi fumando durante un número, aunque pudo simplemente haber sido una ilusión óptica entre tanto humo y luces; sin embargo, es interesante como la banda, reconocida por sus texturas sonoras, se decidió por incorporar a un percusionista como miembro nuevo, en vez de un bajista formal que le haga el paro a Burgos.

La voz penetrante de Lo Blondo, entrenada formalmente para el canto, conectaba con el público en “Arunima”, y la cadenciosa “El Artista”, pero también sacudía el alma como cuando se hincó frente a la batería de Bonnz! para aventarse un grito desgarrador en “Velo de novia”, eso en El Plaza Condesa hubiera sido el final de mis tímpanos, pero la renombrada acústica del Metropólitan estuvo a la altura, especialmente en “Un año quebrado”, uno de los mejores momentos de la noche, durante el encore, cuando las tres coristas y Denise armonizaban, mientras que el bombo de la batería, en conjunto con el beat de la caja de ritmos, golpeaba nuestros pechos y revolvía las entrañas.

Ya está a la venta el disco Hello Seahorse! 10 Años, un conjunto de canciones en vivo que repasa la carrera de la banda, y es bueno para darse una idea de la potencia que tienen sobre el escenario, pero aprovechen la oportunidad de verlos en persona lo más pronto posible, entre poca actividad y tiempos de descanso, no será agradable andarse arrepintiendo más adelante.

REDACCIÓN:

Iván
Lechuga

FOTO:

Cortesía
Dan Silva

No es una revista, es un movimiento.