Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

130696
Primavera Sound 2018

Primavera Sound 2018

Fotos Cortesía Primavera Sound

Uno de los festivales más importantes del mundo: Primavera Sound.

El Primavera Sound es el festival más importante del mundo. Al menos así parecería si se piensa en la cantidad de actos que éste a logrado poner sobre un escenario. Talentos nacionales e internacionales emergentes, grupos consagrados, pero sobre todo, leyendas que en su momento hubiera parecido imposible ver en vivo. Pixies dio su primer concierto en más de una década en el Primavera Sound de 2004. Fue ahí también en donde se presenció el regreso de Pavement a los escenarios en 2010. El 2014 marcó la reunión de Slowdive después de 20 años de estar separados. En 2016, fue a través de vinilos edición limitada que se podían conseguir únicamente en los stands del Primavera Sound, que escuchamos música nueva de Arcade Fire; que posteriormente se presentó sin previo aviso en uno de los escenarios escondidos del festival.

Conforme pasan los años, cada edición rompe récord en asistencias y en la cantidad de bandas que desfilan entre los escenarios del Parc del Fòrum en Barcelona. Este año, tras los rumores de música nueva de Spiritualized, el Primavera Sound dio la oportunidad a sus asistentes de presenciar algo irrepetible: Jason Pierce y compañía interpretando sus canciones junto a un coro y una orquesta. Si cruzamos los dedos, quizá este momento sea el parteaguas de una gira que traiga a los ingleses a nuestro país.

Una vez terminado dicho espectáculo, las actividades del primer día continuaron con un entrañable show de Belle & Sebastian –que incluyó a gente bailando sobre el escenario como ya es costumbre– y algunos DJ sets (Mount Kimbie o Four Tet) alrededor de la ciudad para los que necesitaban empezar la fiesta desde temprano. Sin embargo, el festival arrancó de manera oficial el jueves, con la actuación de bandas como Hinds, Vagabon, (Sandy) Alex G o The Twilight Sad, que tocaron bajo los rayos del sol mientras el parque comenzaba a llenarse.

En Barcelona anochece pasadas las 20 H., y fue durante esa momento que se presentó The War on Drugs. Debido a la longitud de sus canciones, lograron un set de apenas nueve temas. Aún así, quizá nada se compare con escuchar “Strangest Thing” junto al mar, viendo el atardecer. Al terminar este concierto, la gente empezó a correr hacia donde Björk daría una presentación digna de un cuento de hadas: con un bosque sobre el escenario, en el cual criaturas fantásticas interpretaron canciones de su más reciente material y clásicos como “Human Behavior”.

La noche aún era joven y las actividades continuaron con la solemnidad de Nick Cave & the Bad Seeds y la energía de Fever Ray, seguidos por los actos electrónicos de la noche: Chvrches, Four Tet con un set en vivo y DJ Koze, quien marcó el final de las actividades del jueves.

Los días posteriores la dinámica fue similar: a partir de las 17 o 18 H., la gente apenas comenzaba a llegar para ver a las primeras bandas del festival. En el segundo día, la atención se la llevaron los españoles El Último Vecino y La Bien Querida. Cada uno logró reunir a públicos pequeños, pero que corearon al pie de la letra todas sus canciones. Más tarde se subió al escenario The Breeders para complacer a los espectadores con canciones de su nuevo material, así como los clásicos “Cannonball” y “Gigantic”. Waxahatchee, Rhye, Mogwai, Father John Misty y The National, fueron algunas de las bandas que tocaron conforme avanzaba la tarde, y una vez entrada la noche, fue momento de ver a Superorganism. La aún adolescente Orono Noguchi, quien encabeza a este organismo de ocho personas, fue la encargada de animar al público a que bailara y brincara al ritmo de las canciones de su álbum debut, acompañados de visuales atascados, bailarinas y coristas.

La noche del viernes presentó dos sorpresas: por una lado, se confirmó que por segunda ocasión desde su presentación del 2015, Ride tocaría en el festival. Sin embargo, esto fue en uno de los escenarios escondidos –en donde se presentó Arcade Fire en 2016– que no son de fácil acceso para todo el público debido a su aforo limitado. Por otra parte, se anunció la cancelación de Migos debido a un problema que tuvieron con su vuelo. Sin embargo, la excelente organización del festival se dio a conocer en este momento de crisis. De boca en boca, se corrió el rumor de que Los Planetas se presentarían en la madrugada. Antes de la medianoche, se confirmó que ellos llenarían el espacio de los hip hoperos, y fue así como un enorme grupo de fanáticos españoles se dirigieron hacia el escenario principal para acompañar a Jota a corear todas las canciones. Al menos para las personas que estuvimos ahí, la presentación de Migos no fue tan extrañada. Charlotte Gainsbourg, Haim, Cigarettes After Sex, Tyler, The Creator, Ty Segall y The Black Madonna, fueron algunos de los actos encargados en cerrar las actividades del viernes.

Con la poca energía que resta después de dos jornadas de festival, algunas personas lograron despertar para presenciar a Kyle Dixon y a Michael Stein interpretar las canciones de Stranger Things, en un auditorio cerrado completamente oscuro, iluminado únicamente por luces neón. Fue así como inició el último día del Primavera Sound. Por otro lado, en el Parc de Fòrum, las actividades las abrieron Montero, Car Seat Headrest y Rex Orange County. Así como Ariel Pink y más tarde, Belly. Pero el verdadero highlight del sábado, fue la presencia de Serge Gainsbourg a través de Jane Birkin, quien se subió al escenario para interpretar las canciones de su pareja, acompañada de una orquesta de 50 músicos. Fue un momento sumamente conmovedor digno de unas cuantas lágrimas. Una vez finalizada esta presentación, algunos corrieron a ver a Slowdive, otros a Lykke Li o a Grizzly Bear. Pero la gran mayoría, estaba a la espera de uno de los headliners del festival: Lorde.

En punto de las 10:30 H, la neozelandesa conquistó a los españoles con un espectáculo de ensueño. Visuales y bailarines acompañaron todo el Melodrama encapsulado dentro de sus canciones. Una hora después, iniciaba quizá el momento más esperado para algunos: Arctic Monkeys. Parecía que las casi 200 mil personas que fueron al festival se concentraron en ese mismo escenario, que retumbaba con canciones como “Do I Wanna Know” o “I Bet You Look Good on the Dance Floor”.

A$AP Rocky, Beach House, Public Service Broadcasting y Lindstrøm, fueron de los últimos actos en presentarse en el festival. Así como Skepta, quien confirmó para reemplazar la cancelación de Migos del día anterior. Sin embargo, la verdadera clausura del Primavera Sound se dio con un set de DJ Coco, quien acostumbra crear toda una fiesta para los asistentes del festival cada año.

Para aquellos que se rehusaban a aceptar que había terminado el festival, se dieron algunos conciertos externos alrededor de la ciudad el domingo por la noche. Ariel Pink, Kero Kero Bonito o Joe Goddard siguieron llevando la música por las calles de Barcelona. Y así, en esta decimoctava edición, se demostró que el Primavera Sound es uno de los festivales más importantes del mundo. No solo se trata de una celebración de la música en España, es también un indicio de lo que se estará escuchando en los próximos años y, sobre todo, de las bandas que tienen la posibilidad de pisar nuestro país en el futuro.

No es una revista, es un movimiento.