142259
'Years Of Refusal', el último éxito de Morrissey

'Years Of Refusal', el último éxito de Morrissey

15/Feb/2019

En su décimo aniversario, recordamos uno de los discos más desafortunados de Morrissey.

Desde hace años que el cantante británico es considerado como una de las figuras más problemáticas en la industria. A pesar de que sigue llenando estadios y logrando expectación sobre su trabajo, sus comentarios e inclinaciones políticas acaparan toda la atención. Desde hace tiempo que las polémicas han superado a la música.

¿Pero cuándo fue que todo esto comenzó, cuál fue el inicio del declive? En 2007 la revista NME publicó un artículo donde supuestamente el artista le dijo a una periodista que la identidad británica desaparecía debido a la inmigración. Esto sorprendió a muchos, sobre todo porque el intérprete vive en los barrios latinos de Los Ángeles. Morrissey los demandó y obtuvo una disculpa, aunque años después volvió a dar de qué hablar cuando dijo que los chinos eran una sub especie.

Ese año el cantante dejó a Sanctuary Records y comenzó una gira de greatest hits, la cual lo llevaría a grabar la primeras canciones de Years Of Refusal: "That's How People Grow Up" y "All You Need Is Me". Estas salieron en el disco de grandes éxitos de Moz, pero también plantaron la semilla de lo que sería su noveno álbum de estudio.

Pero mientras subían las expectativas de un nuevo disco, también crecían las especulaciones sobre las declaraciones de Morrissey. Muchos relacionaron el supuesto odio del cantante por los inmigrantes con su vida lejos del país y sus largas estancias en Roma y Los Ángeles. Esto fue negado por el artista y culpó de la situación al estrés y presión que le generaba Londres.

Además, una nueva polémica surgió cuando Tony Visconti, quien había dicho que trabajaba en el nuevo disco del cantante, salió del proyecto y fue reemplazado por Jerry Finn, productor que trabajó con el británico en You Are The Quarry. Los rumores decían que Tony se alejó luego de que Moz despidiera a Kristeen Young de su gira. La cantante estaba trabajando en un disco con Visconti y muchos dicen que eso molestó a Morrissey.

El problema fue tal que a mediados de ese año el interprete tuvo que aclarar la situación diciendo que Visconti jamás fue considerado para la producción y que él no estaba interesado. Tony no dio respuesta, pero su silencio logró más impacto que la aclaración del británico.

El equipo de Years Of Refusal se desbarataba con las dudas en la producción, la salida de Kristeen Young y la renuncia de Alain Whyte, guitarrista con el que Morrissey venía trabajando desde su tercer álbum de estudio, Your Arsenal. Como si eso no fuera suficiente, el tecladista Michael Farrell dejó la banda durante la grabación del disco.

Las polémicas que rodeaban y el cambio de integrantes anunciaban una tormenta perfecta para el músico. Su mundo se venía abajo y la prensa se lo comía vivo en cada ocasión. Pero nada de eso se comparó a lo que vendría después.

Jerry Finn, productor del disco, sufrió de un repentino derrame cerebral que lo dejó en soporte artificial. Murió el 28 de agosto del 2008. Esto no solo causó un enorme impacto en Morrissey y su banda, también los obligó a posponer la salida del álbum y prescindir de su contrato con Decca, que terminaba en septiembre.

A pesar de todos los tropiezos, el cantante logró firmar con Universal Music y pudo sacar Years Of Refusal en febrero del 2009. Todos esperaban un enorme fracaso, pero la crítica lo adoró, incluso NME que seguía peleando por la demanda le dio un ocho de calificación. Fue considerado su mejor disco desde You Are The Quarry.

En cuanto a las ventas, el álbum llegó al tercer lugar de las listas en el Reino Unido y al lugar 11 en Estados Unidos. En México consiguió un notable lugar 29, debajo de varios hits de música regional que invadían las radios en aquel tiempo.

Luego de su publicación, el cantante tardó cinco años en sacar algo nuevo, el decepcionante World Peace Is None of Your Business. Pero Years Of Refusal fue el último gran lanzamiento de Morrissey, demostró su valía como artista enfrentando toda adversidad y saliendo victorioso. Esta fue la última vez que los problemas no superaron al ídolo de Manchester.

No es una revista, es un movimiento.