154339
The Lumineers — III

8

The Lumineers
III

Dualtone / Decca / 2019

Artista(s)

The Lumineers

III de The Lumineers: Una historia familiar que narra los temas más profundos y difíciles a los que se enfrentan.

The Lumineers nos tiene acostumbrados a contar diferentes historias a través de sus canciones y este álbum no es la excepción. III no solo es titulado así por ser el tercer material de larga duración de la banda. Sino que está dividido en tres capítulos que cuentan la historia de tres personajes. Cada uno pertenece a la familia Sparks, que a su vez son la ficción de personas cercanas a Wesley Schultz, vocalista de la banda.

III se logró bajo la producción de Simone Felice a través de la discográfica Dualtone / Decca. Por lo que The Lumineers hace notoria lo imprescindibles que son desgarradoras cuerdas de la guitarra, lo rítmico de los panderos, la densidad del piano y algunas notas danzantes del violín. Durante 50 minutos podemos percibir la madurez de la banda y la capacidad de disfrazar los sentimientos a través de sus melodías.

El primer capítulo nos habla de Gloria Sparks. Comenzando con “Donna”, una canción ambientada por piano oscuro y fúnebre siendo así el intro perfecto para el álbum. La historia comienza a tomar vuelo en “Life in the City” que, si se presta atención al ritmo y tiempo de la canción, es la continuación de "Sleep On The Floor", haciendo referencia a dejar tu lugar de nacimiento. Finalmente cierra con “Gloria”, una historia de alcoholismo y adicción, pero con la rítmica perfecta para reflejar una irónica alegría a lo largo de la canción.

El siguiente capítulo muestra a Junior Sparks. Abre con una canción de fogata “It Wasn’t Easy to Be Happy For You”, con la melancolía de un corazón roto. Seguida por “Leader of The Landslide” un tema que podría percibirse como acústico pero que en el clímax toma fuerza para reclamar todo aquello que le fue arrebatado a causa de las adicciones. El ciclo de cierra con “Left for Denver” en la que una voz se arrastra ante los rasgueos y slides de la guitarra que terminan por transformarse en fuertes golpeteos.

“My Cell” introduce la historia de Jimmy Sparks, con notas danzantes que armonizan la canción. Así como notas de piano que gracias al eco terminan por provocar un estruendo. “Jimmy Sparks”, por su parte, tiene un estilo country, en donde el único protagonista es el relato, enfatizado por el violín que ayuda a cerrar la historia. Finalmente aparece “April” una pieza instrumental que ayuda de puente a la canción final.

Con “Salt in the Sea” las historias que en algún momento se entrelazaron, cierran el ciclo con ayuda de un piano apresurado y estruendoso. Al estar cerca del final, nos sorprendemos tras la resolución de las notas y la firmeza del tema.

Para completar la obra, The Lumineers incluye “Democracy” el tema más largo del álbum y una balada al poema de Leonard Cohen. Continúa con “Old Lady” una canción tranquila y solemne que funciona como oda. El último de los bonus tracks en “Soundtrack Song” que parece improvisado, pero tiene producción en el fondo narrativo de la canción. Estos últimos temas fueron producidos por los integrantes de la banda Wesley Schultz y Jeremiah Fraites.

Si bien es una de las mejores producciones de la banda, en el que la madurez de la narrativa es uno de los personajes principales. Sin embargo, aún queda mucho por resolver para dar dinamismo y opacar un gran trabajo por la monotonía de los ritmos.

No es una revista, es un movimiento.