154488
Temples — Hot Motion

07

Temples
Hot Motion

ATO Records / 2019

Artista(s)

Temples

24/Sep/2019

El grupo británico, Temples, regresa con un pulsante y dinámico tercer álbum.

El sonido característico de Temples lo volvimos a disfrutar en "Hot Motion", sencillo que le da título al álbum. La banda regresó con un rock psicodélico enérgico que sigue revolucionando algunas ideas musicales de los 60. Pero, no solo el rock de aquella década se hace presente, también tiene algunos toques de motown en “You’re Either on Something”, un ambicioso proyecto musical con teclados que parecen violines, bajo fuzz y mucho pandero. Una pared de sonido inspirada en los antiguos trabajos del maestro Phil Spector.

El álbum constantemente trata de dar un giro sorpresivo, incluso dentro de las mismas canciones encontramos alguna secuencia inusual de acordes o aparece súbitamente un enorme coro de voces angelicales, como en la precoz “Holy Horses”. ¿Sobreproducción acaso? realmente depende de tu estado de ánimo, pero en este álbum Temples no da tiempo para un respiro, es saturación sonora constante, menos mal que las composiciones son de medianas a buenas.

Algún espíritu contestatario puede encontrarse en el álbum, pero genérico y un poco vacío. James Bagshaw llama a la acción en “The Howl” con “levanta la cabeza, golpea el piso” junto con un coro de voces al ritmo de una percusión seudo-militar.

El sonido es robusto y cálido, pero el meneo psicodélico de las rolas empieza a cansar un poco por lo repetitivo. Para “Not Quite the Same”, una composición mediana a la que le hubieran servido unos dos minutos menos de tiempo, la producción apabullante pierde un poco de su novedad. Sin embargo, “Context” es uno de los momentos destacados en Hot Motion, cada componente de la canción encaja perfectamente y uno se presta a seguir escuchando, seguro de que habrá más buenos momentos por descubrir en este álbum.

El álbum cierra con un número menos psicodélico y más inspirado en el pop elegante de Pet Sounds, “Monuments” es contemplativo con Bagshaw cantando sobre algunas de sus inseguridades. Hot Motion es finalmente un paseo disfrutable por las experimentaciones musicales de Temples, es un álbum sólido y vale la pena dedicarle el tiempo a este conjunto de 11 canciones.

No es una revista, es un movimiento.