Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

120861
Protomartyr — Relatives in Descent

8

Protomartyr
Relatives in Descent

Domino / 2017

Artista(s)

Protomartyr

15/Nov/2017

Encontrando el sentido de la vida con Protomartyr.

Tal vez uno de los miedos más grandes de los seres humanos, sea el morir asfixiado, o quemado, o ahogado. Pero involucrar al agua va de la mano. Si alguna vez te has atorado con algún alimento o si tienes asma o algo ha impedido el paso a tus pulmones, sabrás que es una de las peores sensaciones de la vida. Ahora imagina, que esa sensación viene precedida de algo que, en apariencia, sería bueno. Como el reír o morir de risa, literal. Una frase a la que pocas veces le ponemos atención, pero que puede describir perfecto el cuarto disco en la carrera de Protomartyr: Relatives in Descent.

Quizá por acá sepamos poco de Detroit, pero es una región fundamental en lo norteamericano y muchas veces para mal. Es esa parte que los políticos quieren esconder. Violencia y pobreza hacen un ambiente poco afable. Es por eso que Protomartyr está harto de hablar de Detroit. ¿Por qué todo tiene que girar en torno al lugar de origen? Aunque también hay que decirlo, a esa latitud le debemos grandes cosas. Si bien los expertos originan el punk en el 77, nada sería sin otros participantes que desde finales de los 60 ya estaban activos. Nombres como The Stooges o Motorcity 5 (MC5), son fundamentales para trazar el mapa de los que idolatran el CBGB o a The Buzzcocks. También años después tendríamos un boom importante para aquellos que les gusta la fiesta larga acompañados de beats oscuros y monótonos, pero esa es otra historia.

Con un bagaje así, no es complicado pensar en por qué Protomartyr suena como suena. Etiquetas hay muchas, desde punk, hasta garage, indie y por supuesto, la más utilizada: post punk. Si ni los mismos expertos que acuñaron el término se pueden poner de acuerdo sobre qué es uno o lo otro, o si el new wave de verdad suena más a New Order y Spandau Ballet que a The Birthday Party o Siouxsie, con Protomartyr tampoco podemos. Pero no es complicado imaginarnos a la banda en un escenario oscuro, con maquillaje negro por doquier y algunos alocados que solo encuentran consuelo en una voz que pareciera furiosa.

Relatives in Descent es el trabajo más maduro de Protomartyr. Suena cohesionado desde el comienzo. "A Private Understanding" es sombrío e hipnotizante, una historia sobre un Elvis que parece haber encontrado una epifanía en las nubes. Epifanía que valió de muy poco, dado que su vida continuó en un espiral descendente hasta su muerte. Es desalentador. Una visión melancólica de lo que a veces significa vivir en sociedad y entender la privacidad del otro. El encontrar el significado al porqué estamos aquí, escuchando un disco de una banda de Detroit, puede que sea imposible, pero esos riffs, las palabras, la voz, todo lo hacen un viaje más catártico.

A partir de ahí, las canciones van por esa temática y por esos ritmos. Es imposible no recordar a Nick Cave por la voz. El Nick frenético y abrasivo, pero también se pueden dilucidar cosas de The Sound (el temprano y más oscuro), de The Danse Society, Cabaret Voltaire y, por supuesto, sus paisanos The Stooges.

Al final Relatives in Descent es como morir de risa, porque es la declaración de una banda que pareciera oscura, pero que al final, entre un par de cervezas y ya en confianza, dicen que no es para tanto, que a veces todo es una ironía. Las bandas así son importantes para encontrarle lo tragicómico a la vida. Si me preguntaran, yo diría que su chofer, el de siempre, hizo muy bien en ponerles todos los días canciones de The Smiths y Morrissey, con algo de esa grandeza se quedaron.

No es una revista, es un movimiento.