85293
Entrevista con SOJA

Entrevista con SOJA

09/Dic/2015

SOJA: soñar el sueño correcto.

En un mundo lleno de problemas, para muchos la música puede ser una válvula de escape de nuestra realidad. Sin embargo, para Jacob Hemphill —guitarrista y vocalista de SOJA, banda de reggae originaria de Arlington, Virginia—, más que ser un escape, es una herramienta para cambiar lo que no nos gusta del mundo en el que vivimos; algo que sin duda se refleja en sus letras y en su música, y que podremos presenciar en su regreso a nuestro país el próximo 13 de diciembre en El Plaza Condesa.

“Creo que el mundo está un poco roto en estos momentos. Si prendes la televisión o tomas un periódico, a donde sea que mires, hay ejemplos de que estamos haciendo las cosas mal. Por eso tengo la esperanza de que la música de este tipo pueda darle a la gente lo que en verdad quiere, que yo creo que es amor, en lugar de lo que tenemos en este momento, que es odio”, comenta Jacob.

SOJA ha ido haciendo esto de formas distintas a través de sus siete discos de estudio en sus casi 20 años de carrera, haciendo llegar este mensaje de forma diferente según las necesidades que tengan en ese momento.

“Nuestros discos siempre dependen del enfoque que queramos lograr en ese momento. A veces queremos un disco que sea muy simple, pulido y limpio, como el último, Amid the Noise and Haste, y el punto de eso es hacerlo llegar al mayor número de gente posible. Pero a veces nuestros discos son muy rudos, como Born in Babylon, y el punto ahí es darle a la gente lo que necesita. Entonces como banda podemos ir de uno a otro estilo, dependiendo del enfoque que le demos a cada disco, y para mí esa es la parte divertida de seguir haciendo música”, agrega Jacob.

Si hay algo que caracterice a SOJA, es el mensaje que siempre ha transmitido a través de sus letras. Pese a que podría parecer difícil seguir escribiendo letras esperanzadoras en nuestra época, para Jacob es más una cuestión de perspectiva.

SOJA Press 2_2014_Credit Eric Ryan Anderson

“Si ves al mundo por lo que te ofrece, va a ser más fácil para ti escribir música de mierda. En cambio, si miras al mundo por lo que podría ser, es más fácil crear música con un mensaje esperanzador. Depende de la perspectiva de cada quien, pero si tienes una visión más abierta de cómo podrían ser las cosas, es más fácil encaminarte hacia allá”, continúa Jacob.

Esto ha sido más fácil gracias a la idea que el público tiene del reggae y a la presencia de ciertos íconos que hacen que este tipo de mensajes sean mejor recibidos en un mundo lleno noticias desagradables por doquier.

“Lo que tiene el reggae que no tiene ningún otro género musical es muy fácil: tenemos a Bob Marley. Suena simple pero es verdad. Marley es el músico más famoso en el mundo y hay una razón para eso. Cuando él habla, la gente entiende. Es el símbolo de la libertad y el amor. Y creo que cuando nuevos músicos están surgiendo, de niños, si lo que en verdad quieren hacer es música que cambie al mundo, su músico favorito siempre es Bob Marley. Puedo oírlo en mucho músicos comerciales. Lo escucho en Ben Harper, Jack Johnson, Ed Sheeran, Stevie Wonder, Bruno Mars, Rihanna, John Legend; y no creo que haya otro músico del que puedas decir eso”, agrega Jacob.

Es por eso que juega su papel de líder de opinión con suma responsabilidad, haciendo llegar a la gente mensajes que sabe que pueden ayudarlos a cambiar su realidad y motivar a que repliquen ese tipo de acciones; algo que para él es la clave para mejorar la situación actual, y que sin duda SOJA seguirá intentando hacer por mucho tiempo más.

“Siempre he pensado que puedes pensar algo y llevarlo a la existencia. Y creo que eso es algo que muchos músicos intentan hacer, aunque hay cierta música que es un mero reflejo de lo que habla. Hay música muy simple que habla acerca de dinero, poder, sexo; y creo que eso lo hace gente que solo refleja un estado de lo que el mundo es actualmente. Pero hay otro tipo de música, que es de gente soñando con un mundo mejor y un lugar hermoso para vivir, y creo que ese es el tipo de música que lleva esos sueños a la existencia. Sueñan ese sueño, hasta que ese sueño se vuelve real. En verdad creo que la música puede cambiar al mundo, creo que la gente en general puede cambiar muchas cosas. Solo hay que soñar el sueño correcto”, concluye Jacob.

No es una revista, es un movimiento.