Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

144448
Miles Kane en El Plaza Condesa

Miles Kane en El Plaza Condesa

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

El Plaza Condesa

Artista(s)

Un rockstar clásico.

Sábado. Un día después de que The Hives tocó en el mismo lugar, El Plaza Condesa. Una noche antes de su concierto en el Foro Sol con los mismos The Hives y la banda de su colíder en The Last Shadow Puppets, Arctic Monkeys. Después de la presentación de su telonero, el regiomontano Charlie Rodd, Miles Kane aparece en el escenario, cuyo fondo está decorado con unas enormes letras en tonos rosas que forman su nombre. Contrario a lo que vestía en su soundcheck (unos jeans rotos con una playera con la imagen de John Lennon y Yoko Ono, y una mascada en el cuello), ahora aparece muy elegante, todo de negro, con la camisa/chamarra abierta casi hasta el ombligo y un poco de maquillaje plateado brilloso bajo los ojos.

El look de rockstar lo completan sus brazos marcados por practicar box y su guitarra roja. Saluda a sus fans con un concreto. "Buenas noches, México" y de lo primero en sonar es “Two-faced Johnny, hotel lobby”, la enérgica letra de “Silverscreen”. El británico llena el escenario mientras que los tres músicos de su banda lo acompañan en la guitarra, el bajo y la batería.

Al tema abridor le seguirán rolas como “Inhaler”, “Loaded”, “Cry On My Guitar”, “Give Up” y “Killing the Joke”, que llenaron el recinto de riffs de guitarra y gritos de fans. Lo mejor del concierto fue la súper bailada “Better Than That”, que junto con la muy coreada “Don't Forget Who You Are” (la última que tocó antes de desaparecer para luego volver), fueron de las mejores recibidas en una noche en la que el inglés se notaba emocionado y por momentos dejaba su guitarra para pasear por el escenario o dejaba de cantar para darle la voz al coro de fanáticos que aplaudían cada cosa que hacía.

Para terminar un concierto que se caracterizó por la humildad y agradecimiento de su estrella, Kane tocó “Come Closer”. Así la noche fue una de rock clásico de calidad, con fanáticos entregados y una estrella que necesita poco más que su guitarra y buena actitud para dar un show de excelente calidad.

No es una revista, es un movimiento.