163550
Festival Adverso en Terraza Vallarta

Festival Adverso en Terraza Vallarta

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Terraza Vallarta

Ante toda adversidad.

La increíble estructura de acero enmedio del festival dice: “Somos Adverso” un recordatorio de que no estás en algún típico festival tapatío sino en la nueva propuesta que enmarca géneros tan diversos entre sí en cuanto a sonidos pero que no están distanciados en su sentir. Stoner, post punk, math rock, post rock, indie rock, entre otros, se pudieron escuchar en una tarde de sábado en la bella Guadalajara.

Con bandas del calibre de Battles, Helado Negro, Motorama y el estelar Metronomy, el Festival Adverso entró por la puerta grande para brindarnos 12 H de música continua. Las bandas locales como The Polar Dream, Birdhaus y Mortemart fueron las encargadas de darle la bienvenida a los asistentes madrugadores que estaban curiosos de ver que ofrece este nuevo evento. Algunas instalaciones excelentes para la selfie, puestos de comida variada y algunos de ropa era lo que se podían ver en el lugar acondicionado para albergar a la audiencia. Si tuviéramos que comparar en cuanto al formato de producción tendríamos que decir que es como nuestro querido Nrmal pero con un toque único que lo hizo interesante.

Luego llegó la banda loca, Descartes a Kant, quienes después de mucho tiempo de no tocar juntos regresaron a su tierra a presentarse por primera vez en el año. Un éxito el show que siempre nos deja intrigados en su formato teatral, coreográfico e interpretativo por parte de estos seis grandes músicos mexicanos.

En cuanto al talento internacional este empezó a mostrarse a partir de las 18:00 H. Las encargadas de eso fueron las originarias de Portland; Blackwater Holylight que con sus poderosos riffs lograron hipnotizar a todos, todo esto enmarcado de un bello atardecer de fondo. Ya entrada la noche gratas sorpresas nos llevamos cuando pudimos ver la interminable energía de Light Asylum, Hide y Anatomy, que pusieron a bailar a los asistentes en sus respectivos horarios. Claro que no todo fue un caos sonoro, también los sonidos más tranquilos se hicieron presentes a cargo de Helado Negro quien se enfocó en temas de su más reciente disco. Una banda muy querida por los tapatíos es Motorama que no defraudó en ningún momento y hasta dio prueba de por qué son un estandarte del post punk ruso.

La cereza de la noche llegó con Battles y Metronomy, dos bandas que han aguantado la prueba del tiempo y siendo consentidas en distintos festivales y presentaciones en solitario. Battles, el ahora dúo de math rock, demostró que no es necesario muchos miembros para dar un show digno de primer nivel. Con canciones como “Atlas”, “Ice Cream”, “A Loop So Nice…” entre otras fueron las que sus casi 40 minutos de presentación se sintieran como una demoledora sonora. Por su parte Metronomy tenía la asignación de cerrar la primera edición del Festival Adverso. Para lograrlo empezó de manera épica con “Wedding Bells”, “Lately” y la gran “The Bay” que fue el punto de ignición para una presentación que será recordada por muchos.

Y a pesar de que tuvo muy pocas fallas (sonido que se cruzaba en un escenario, algunas zonas con poca iluminación) creemos que El Festival Adverso pinta para convertirse en una buena tradición tapatía que esperamos siga siendo novedoso en cuanto a su propuesta de talento, ya que solo en las adversidad es cuando sale a la luz la virtud.

No es una revista, es un movimiento.