156567
Coordenada 2019 en la Explanada del Estadio Akron

Coordenada 2019 en la Explanada del Estadio Akron

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Explanada del Estadio Akron

Coordenada 2019: Un festival que gusta y sorprende.

La invasión musical aterriza nuevamente en Guadalajara, donde por sexta ocasión consecutiva, el festival Coordenada 2019 atacó a nuestros corazones, en esta ocasión, teniendo como sede la Explanada del Estadio Akron.

Comenzamos esta fiesta desde el viernes, donde Bandalos Chinos inauguró el escenario Tecate Light, uno de los cinco escenarios disponibles. La banda argentina se ha vuelto una de las favoritas del público mexicano, pues la alegría de sus melodías la hizo ideal para encender los ánimos entre los asistentes.

¡Llegó él patrón, atención, todos a chambear! Alemán ahí viene, vestido de negro y con el príncipe de la canción como estandarte sobre su sudadera. Suelta la pista de “El Triste”, homenajeando a José José. “Narco Jr.”, “Pinches Puercos”, “Del 98” y “Rucón” fueron de los temas más coreados. Para este show, presentando “Humo en la Trampa”, se hizo acompañar de su clica de Homegrown Mafia: Fntxy, Cozy Cuz, Dee y Yoga Fire.

Aunque fueron de las últimas bandas en ser anunciadas, The Drums convocó a un gran número de fanáticos que les aclamó cada canción. “Mirror”, “Let’s Go Surfing” y “Money” fue un combo inolvidable, pues canción tras canción se iba incrementando la euforia colectiva que llena de vida a los festivales y que tanto amamos.

El clima era inmejorable, pues las nubes nos protegían del sol y las corrientes de viento eran refrescantes, y con la caída de la noche, se creaba una atmósfera disfrutable para recibir el show de Juanes. Porque admitámoslo, todos nos sabemos al menos una de sus canciones, o al menos la tarareamos. Desde los viejos temas como “A Dios le pido”, “La paga” o “Fotografía” o algunos más recientes y bailables como “Oye mujer” (original de Raymix) y el ballenato “La Plata”, Juanes dio un show donde la alegría se respiraba en el aire.

Café Tacvba, un clásico en los festivales mexicanos desde hace 30 años de existencia, hizo lo que mejor hace, congregar a la gente. Su presentación trajo temas muy viejos a nuestros oídos: “Labios Jaguar” y “Debajo del Mar” canciones que salieron cuando aún ni hablar sabía. Los típicos discursos de Rubén no faltaron, siendo en este caso una excepción pues alzó la voz en contra del actual presidente por su pobre esfuerzo en contra de los recientes actos de violencia en el país. Cercano al final del show, una gran sorpresa apareció en el escenario: Alemán colaboró con los tacubos cantando “Chilanga Banda”.

Cerrando uno de los escenarios principales, Vampire Weekend hizo gala de su talento, demostrando cuánto ha crecido como banda. Con una producción impresionante que traía visuales llenos de colores y texturas, sumados a un globo terráqueo gigante, su nuevo álbum Father of the Bride lució en su primer presentación en México.

Para concluir las acciones del primer día de festival, Hercules & Love Affair incendia la pista de baile, aunque con un DJ Set que no convenció tanto al público, pues a medida que el set avanzaba, cada vez se veía menos gente.

Día 2

Luego de un excelente primer día, regresamos el día sábado más emocionados y esperando que el clima siguiera siendo amistoso, pues ante un pronóstico de lluvia, esperamos que Tláloc se apiadara de nosotros.

The Guadaloops contaba con poco tiempo para tocar, aún así siempre es una experiencia placentera, la dualidad entre Franco y Fermín enaltece su show en vivo. El público respondió de gran manera ante las canciones de sus discos Almanueva y De Locos y Monstruos.

Conmemorando al ska en su día, Tokyo Ska Paradise Orchestra hace homenaje a Madness al interpretar un cover de “One Step Beyond”. La locura se desata y varios círculos entre la gente se fueron abriendo para armar slam.

Directo desde la CDMX, Little Jesus congregó las voces del respetable abarcando temas de toda su discográfia, siendo el Disco de Oro el principal protagonista, pero sin nada que destacar de alguna otra de sus presentaciones en festivales.

Babasónicos, la banda con el “Ingrediente” ideal para un atardecer, donde la entrega y la empatía que establece Dárgelos con su fiel séquito lo hacen ser uno de mis frontman preferidos y que su avalancha de grandes temas en esta presentación lograron llevarse varias ovaciones por parte del público. Al finalizar, la lluvia cayó sobre nosotros.

Lo que siguió para mí fue de lo mejor, pues el gran Billy Idol demostró la amplia experiencia que él y sus músicos han acumulado. “Dancing with Myself” levantó la ola de celulares sobre nosotros, pero donde la gente perdió los cabales fue en “Rebel Yell” y “White Wedding”, pues los vasos con líquidos dudosos volaron por los aires, las manos de los asistentes aplaudían al ritmo del bombo y Billy, contagiado por el público, se quitó la playera y la agitó en todo lo alto.

Mientras Ska-P congregaba a las masas y Santa Sabina clamaba el nombre de Rita y revivía los viejos recuerdos del ayer, la gente esperaba paciente por uno de los platos fuertes de la noche. The National trajo a Guadalajara una probadita de su gira I am Easy to Find, con un setlist hermoso que comenzó con “You Had Your Soul With You”, pasando por lo emotivo de “Bloodbuzz Ohio” y “Graceless” para finalmente concluir este bello concierto con “Terrible Love” y “About Today”.

Nos fuimos muy contentos de este festival, agradeciendo las mejoras en la logística, encantados con el color que hubo a lo largo del venue y maravillados con la amabilidad y la entrega del público tapatío.

No es una revista, es un movimiento.