Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

116370
#CircuitoIndio: Elis Paprika + AJ Dávila en el Foro Indie Rocks!

#CircuitoIndio: Elis Paprika + AJ Dávila en el Foro Indie Rocks!

Alan
Espinoza

22/Ago/2017

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Foro Indie Rocks!

Artista(s)

Poder Latino: Elis Paprika + AJ Dávila.

La noche del viernes 18 de agosto del 2017 destacó por la fuerte lluvia que inundó las calles de la CDMX; complicando la vialidad y traslado para todos los habitantes de la misma. Sin embargo, ese no fue impedimento para que el show de Elis Paprika + AJ Dávila continuara conforme a lo planeado en las instalaciones del Foro Indie Rocks!.

Los encargados de abrir el telón fueron Celest, banda originaria de la CDMX conformada por Jerónimo Hill, Roderic Picard, Jerónimo Quintana y Florencia Quinteros, propuesta relativamente nueva con la esencia del Indie Pop y toques minimalistas que tienen un muy buen espectáculo para ofrecer.

Todo inicio con “Acompáñame”, tema que comienza suave pero en aumento, igual que una avalancha repleta de sentimientos que poco a poco se apoderaban del foro. Florencia Quinteros tiene la capacidad de atrapar a cualquiera con un solo tono emitido de sus cuerdas vocales; la manera de entregarse al público la convierten en un imán para los sentidos y es imposible desviar la atención del escenario.

Uno de los aspectos importantes a considerar, es la conexión necesaria entre los integrantes de la banda para una correcta ejecución en vivo; atributo en el que Celest es claro ejemplo. Al momento de interpretar “Fantasmas”, sencillo del álbum Noches de huracán, la felicidad de los músicos era clara, intercambiaban miradas y bailes en el escenario, reafirmando el interés por compartir su música que definitivamente va más allá de simples notas.

Al finalizar la primera presentación de la noche, incrementó el movimiento dentro del foro. El cambio de instrumentos fue veloz, y en escasos 10 minutos todo estaba listo para que Elis Paprika & The Black Pilgrims salieran al escenario.

Sin decir una palabra, un intro al mero estilo “pure rock”, abrió el camino hacia una noche de poder mexa... Elis Paprika entró con todo, agitando la cabeza con su particular estilo, al mismo tiempo que entonaba sonidos guturales que desde el segundo cero denotaba una fuerte muestra de actitud.

A la hora de escuchar “Give Me Love” cesaron las distorsiones rasposas, para adentrarnos al clímax del evento… No había niña dentro del recinto que no cantara a pulmón el coro sutil de la canción, por otro lado Elis acaparaba miradas, señalando directamente a personas dentro de la multitud que inmediatamente reaccionaban con gritos eufóricos.

Después del sentimiento de melancolía con el tema anterior, un cambio radical ocurrió… “Rock and Roll” de Led Zeppelin comenzó con el característico ritmo ríspido de la batería, encendiendo a los fans de inmediato; fue a partir de aquí donde jamás bajo la fuerza del espectáculo; solo había un volumen y era alto.

A nada de concluir, Elis dio un breve discurso acerca de la inseguridad que se vive día a día dentro de la metrópoli, haciendo énfasis en jamás se bajar la guardia. Fue entonces cuando “Fight” selló el acuerdo entre publico artista, cerrando de manera admirable. ¡Bravo Elis!

Para finalizar esperaba la presentación de AJ Dávila, originario de Puerto Rico. Con un show enfocado en temas de su último álbum de estudio titulado Futuro. La banda fue directo al grano, como tendría que ser el punk garage.

Cuando alguien habla de punk, es imposible no imaginar peinados de picos o mohicanas que desafían las leyes de la gravedad, pero para AJ Dávila eso quedó en el pasado. “Dolores”, canción con tintes campiranos, tornó el ambiente en algo fresco y buena onda, enfatizando la nueva etapa del género.

“Beautiful” fue la canción más esperada y con mejor respuesta por parte del público, lo cual motivó al puertorriqueño a sentirse como en casa y continuar la fiesta con “17”, canción al mero estilo garage, llena de diversión que remonta a aquella etapa adolescente en la que pareciera que AJ Dávila se encuentra atrapado.

Todo estaba por concluir, la presentación fue bastante corta y nos dejó con ganas de más. Cabe recalcar la perfección por parte de los músicos, situación que debido al estilo es poco común. El “vale madre” necesario en la esencia del punk se hizo presente a lo largo de cada canción, dejando un buen sabor de boca... Aquí es cuando nos preguntamos: ¿Qué vendrá por parte de AJ Dávila?