Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

45395
Vive Latino 2014 Día 2: Triunfales regresos y entrañables debuts #XVL14 #ViveCocaFM

Vive Latino 2014 Día 2: Triunfales regresos y entrañables debuts #XVL14 #ViveCocaFM

Cynthia
Flores @cherryflores_ / Pablo Navarrete @Pabnavarrete

29/Mar/2014

Probablemente el segundo día de la edición de aniversario del festival Vive Latino fue el más rico y sólido en cuanto a propuestas y actos ya establecidos. Independientemente de bandas como Arcade Fire y Cut Copy, que se presentaron en el escenario principal, otras corrieron con la misma buena suerte y abarrotaron sus sets durante este caluroso día.

La jornada comenzó desde las 2 de la tarde con 4 bandas casi al mismo tiempo: Elis Paprika & The Black  Pilgrims, Segregados, Carlos Marks y Coctel Intergaláctico, todas con una audiencia considerable tomando en cuenta la hora y horrible calor que azotaba el Foro Sol.

Tras Carlos Marks y su extravangante fusión de ritmos, desde chile llegó al escenario de la carpa intolerante Como Asesinar a Felipes, ensamble chileno de jazz/hip hop que contó con un reducido pero entregado público que quedó realmente prendado de su sonido y su trabajo en escena. Del otro lado del Foro, en el escenario Unión Indio, la también chilena Camila Moreno hacía lo suyo tras presentarse con éxito y conquistar corazones en la pasada edición del festival.

Aún no terminaba el recital de Moreno cuando Ana Tijoux y su banda subieron al escenario principal para presentar con todos los honores su nuevo álbum, Vengo, ante el sol en su punto más alto y un grupo de gente que bailaba sudoroso. Inmediatamente después, Furland apareció en escena tras un retraso de casi 20 minutos que desesperó su publicó pero no lo obligó a abandonar su lugar en el Unión Indio, lugar que además de escuchar temas como "Corazón Típico" y "Robot" disfrutó de un cover hecho por la banda capitalina a "Ella usó mi cabeza como un revolver" de Soda Estéreo.

Desde Uruguay, con todo el corazón, colores y energía, Dani Umpi pisó por primera vez un escenario mexicano que a sus pies tenía a tan sólo un par de verdaderos fans y otros despistados que se cubrían del abrasador sol. Con "Orinoco Flow" de Enya como tema de apertura y visuales que incluían imágenes de la transformación de Britney Spears a través de los años, Dani y sus músicos, Marica Mala y Leandro Olmos, desataron una fiesta que atrajo a tanta gente que ni siquiera cabía debajo de la Carpa Intolerante.

Para las 5 de la tarde el recinto seguía luciendo a menos de la mitad de su capacidad, aunque esto no fue impedimento para que Jumbo gozara de un increíble recibimiento por parte de un público nostálgico y fiel que coreó por todo lo alto temas clásicos como "Monotransistor" y "Fotografía".  Tras un breve descanso, el dúo estadounidense Twenty One Pilots subió al mismo escenario que los regios aunque no recibió el mismo trato. Si bien los presentes se mostraron atentos y aplaudieron la actuación, su propuesta no termina de cuajar ni atrapar a la gente.

El sol estaba bajando cuando en la Carpa Rockampeonato, antes conocida como Carpa Danup, llegó el turno de la más que querida Banda Bastön, que además de reunir a una gran cantidad de gente que con las manos al aire coreaba los temas, contó con invitados como el vocalista de Gogonout y Eptos Uno. La fiesta seguía con la el dúo de Baja California mientras arpa, chelo y una sección de metales se preparaba para una de las mejores actuaciones que ha visto el escenario Unión Indio en su historia: The Polyphonic Spree.

Tras casi una década de espera e intentos fallidos por traer al ensamble texano, The Polyphonic Spree visitó por primera vez nuestro país con toda su magia y sus cinco encantadoras coristas para limpiar los corazones y salvar las almas de quienes se entregaron a temas como "Hold Me Now", "Soldier Girl", el increíble cover a "Live and Let Die" de Paul McCartney y "Parangaricutirimicuaro", tema compuesto especialmente para la audiencia mexicana.

Con el clásico "Light & Day", entre abrazos, palmadas en la espalda y hasta lágrimas de emoción, la banda se despidió del escenario que, con un retraso de 20 minutos, se preparaba para recibir a una de sus artistas consentidas: Ely Guerra.

Mientras algunos se echaban un volado para decidir entre ver a Ely y URSS Bajo el Árbol, Cut Copy hacia las delicias de miles de jóvenes congregados en la plancha principal, dispuestos a bailar absolutamente todo lo que la agrupación australiana trajera consigo bajo el brazo. Además de canciones nuevas, incluidas en su más reciente álbum, "So Haunted" y "Hearts On Fire" pusieron a saltar hasta a las muchachas que vendían paletas heladas.

El fin del día se acercaba y con él el esperado regreso de una importante banda chilena, citada como influencia por más agrupaciones de las que podemos recordar: Los Tres.

Al grito de "¡Oe! ¡Oe ¡Oe ¡Oe! ¡Los Tres! ¡Los Tres!", Alvaro Henríquez y compañía salieron por fin a escena para tocar sin descanso "La Torre de Babel", "Tírate"y "Cerrar y Abrir", entre otros, además de contar con invitados especiales como Vincent Van Rock de los Rebel Cats para "Camino", Chetes para "Olor a Gas" y hasta Comisario Pantera para "Amor Violento".

La presentación de los chilenos aún no llegaba a su fin cuando la gente comenzó a correr a toda prisa hacia el escenario principal para presenciar el regreso a la Ciudad de Arcade Fire, que con nuevo disco bajo el brazo y con la compañía del violinista Owen Pallet congregó a miles de ansiosas personas que esperaban con el corazón en la mano.

El recital comenzó con dos temas de Reflektor seguida de "Power Out" y "Rebellion" que, para sorpresa de muchos, fueron menos coreados que los dos primeros. Rodeada de gente vestida de flores que se contoneaba al ritmo de la música, la banda canadiense interpretó más canciones nuevas de las que se hubieran deseado, aunque aderezadas con "Ready To Start", "Tunnels", "Haïti"  y "No Cars Go".

Tras tocar "Afterlife", antecedida de un snippet a cappella de "My Body is a Cage", "Sprawl II (Mountains Beyond Mountains)" y un breve descanso, Arcade Fire volvió al escenario portando las enormes cabezas de The Reflektors mientras el cover a "There's a Light That Never Goes Out" hecho por el español Mikel Erentxun sonaba de fondo. La incertidumbre acerca de que canciones sonarían en ese momento se respiraba en el aire hasta que soltaron "Normal Person" y "Here Comes The Night Time", mientras cañones disparaban al cielo confetis de colores.

Parecía que todo había llegado a su fin cuando "Wake Up" comenzó a salir de las bocinas. Por tratarse de una canción por demás famosa y emblemática uno pensaría que el público sabría la letra, tal como pasó durante el primer concierto de la banda en el Palacio de los Deportes 4 años atrás; sin embargo, la gente sólo se limitó a acompañar los coros.

No cabe duda que Arcade Fire dejó todo en el escenario, desgraciadamente, el enorme foro al aire libre y la desperdigada gente fueron el factor principal para que su magia no pudiera canalizarse de manera adecuada y sus temas no pudieran tocar corazones. Se agradece la visita de la banda, pero en definitiva no cuadró con el resto del cartel; hecho que se vio reflejado en la respuesta del público.

Sigue la transmisión del Vive Latino 2014 a través de coca-cola.fm#ViveCocaFM

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Cynthia
Flores @cherryflores_ / Pablo Navarrete @Pabnavarrete

No es una revista, es un movimiento.