84855
Trópico 2015

¡Acapulco, mi amor! 3 días de playa, reven y sorpresas en Trópico.

Se veía venir desde el anuncio del cartel, que la edición 2015 del festival Trópico con sede en Acapulco sería una fiesta increíble llena de propuestas y actos consagrados. Y en efecto, así fue. Desde el primer viernes de diciembre hasta el domingo 6 del mismo mes, aquellos que nos aventuramos a ir a la costa de Guerrero pasamos una gran experiencia rodeada de amigos, pool parties, gin & tonics y mucha música.

El viernes todo empezó tranquilo, entre DJ sets en las albercas de Adidas y de Pepsi, hasta la presentación de BAIO, bajista de Vampire Weekend que en esta ocasión vino a presentar The Names, su nuevo disco como solista; definitivamente fue uno de los highlights de la noche. Previamente, Rey Pila llegó al escenario principal para presentar temas de The Future Sugar, y créannos: si no han visto a estos chavos en vivo, es un must total. La energía que transmiten es una cosa riquísima y que quedó perfecta para el anochecer en Acapulco.

Ya en la madrugada de ese día, dos DJ sets trataban de seguir ambientando a los más guerreros que no paraban y seguían rindiéndole tributo a los dioses de la fiesta. 2manydjs y, desde Tel Aviv, Red Axes, calentaron los motores con sus beats que parecían salidos de una máquina de sorpresas. Además de toda esta fiestota, Trópico dispuso diferentes actividades de las marcas patrocinadoras; podías ir a hacerte tu playera con diseño en serigrafía al stand de Ray Ban o armar tu video con todo y burbujas incluidas en la cabina de Adidas. Eso sí, la verdad es que con los precios de las cosas que se vendían, a b u s a r o n; desde una hamburguesa —cero rica— en $130 hasta el coctel de aguachile más chico del condado, y con el peor sabor también.

Ray ban - Tropico

Ray Ban - tropico 1

stand de Ray-Ban en Trópico

Pero bueno, regresando a lo primordial —la música—, puedo decir que el sábado fue el día en que pudimos ver a más melómanos (o amantes de la fiesta, la playa, o el ambiente tropical) en el festival. Y era de esperarse, había mucho talento repartido desde las 11:30 a.m. hasta las 23:55 horas ¡del otro día! Obviamente en un festival es imposible ver todos los actos, pero lo que sí es posible es hablar de los que más nos gustaron, en este caso Clubz, Mac DeMarco, Flavien Berger, Gil Cerezo (Kinky), El Día, Ro Casarín, LAO B2B Mexican Jihad, Red Axes y Damian Lazarus & The Ancient Moons.

Van las razones: Clubz podría no parecer el tipo de banda para un line-up de Trópico, pero Orlando y Coco vaya que saben desenvolverse en cualquier escenario. Sus canciones nos orillaban a querer abrazarnos o todo lo contrario y armar un minislam, cosa que también ocurrió con quien ya nos debía la visita a México; hablamos de Mac DeMarco.

Después de cancelar su participación en el Bahidorá de este año, Mac y su séquito, la banda que lo acompaña para tocar en vivo, llegaron a la bellísima –y nada calurosa– costa de Acapulco. En su show hubo desde temas que  nos encantan, como "Ode to Viceroy" hasta crowdsurfing por parte de cada uno de los integrantes.

Y como bien sabíamos, un acto sorpresa estaba planeado para el sábado por la noche, pero la verdad es que nadie se esperaba que se tratara de Los Ángeles Azules. Si no han ido a Trópico, tal vez no sepan que la gente que va es más selecta (por no decir mamila), pero al calor de la cumbia de los de Iztapalapa, todos nos reconocimos como iguales y zapateamos con "El listón de tu pelo", "Como te voy a olvidar" y otros muchos de los éxitos de nuestro Ángeles.

Por otro lado, el contraste de géneros llegó con el reggaetón de Lao en el B2B con Mexican Jihad. Una cosa muy fina que desató que hasta el más mirrey terminara twerkeando con los ritmos de Plan B. Para este punto, ya los tragos invadían el cuerpo de aquellos que no querían detenerse y beber como si no hubiera un mañana.

Para todos los gustos hubo: electro, rockabilly, pop y hasta perreo; fiestas en la alberca, en la playa y en el jardín fueron disfrutadas en las inmediaciones del Hotel Fairmont Pierre Marqués. ¡Delicia acapulqueña! Chicas en bikini, bronceados de envidia, y horas de diversión, fueron los ingredientes de otra exitosa edición del festival en la costa.

Estaremos pendientes de su siguiente edición, Trópico. Los tenemos en la mira.

No es una revista, es un movimiento.