57558
Los Ángeles Azules siguen volando por el cielo de la cumbia

Los Ángeles Azules siguen volando por el cielo de la cumbia

¿Qué queda por decir de Los Ángeles Azules? El público mexicano los ha adoptado como una agrupación de culto, sus canciones suenan en bodas y hasta festivales iberoamericanos de rock. Se han consagrado como un exponente de la música popular tanto en la república mexicana como en países de habla hispana.

Después del éxito obtenido, la aceptación de una audiencia más joven y su incursión en la escena del rock en español, platicamos con “El Doc”, bajista de la banda, sobre su historia, el nuevo material discográfico y sus futuras presentaciones.

Resulta que todo empezó cuando un señor se acercó con ellos interesado en la música que hacían, meramente covers, y les refirió que debían crear su propio estilo. "Ya sé que van a tocar a las fiestas, pero quiero ver que pueden hacer”, les comentó. Con la aprobación de un amigo cercano a la banda, Los Ángeles se dirigieron con este señor, quien les regaló 500 discos a cambio de grabar dos temas inéditos.

“Empecé a componer con mi hermano, yo en el bajo y él en el acordeón, y sacamos ‘La Cumbia del Acordeón’, que volvimos a grabar recientemente”. El tema era instrumental, por lo que les pidieron uno con letra. “Escribí ‘La cumbia de la paz’ porque en aquellos tiempos, los 80, prendías las noticias y todo era guerra; algo terrible. Siempre existía un país poderoso contra el débil, por lo que empecé a escribir letras con esa temática”, comentó.

Esos dos temas fueron grabados y a pesar de que el disco no le gustó mucho, la emoción de tenerlo físicamente en sus manos fue mayor. El material fue distribuido en Tepito, donde otro señor, que resultó ser un pez gordo, lo encontró y posteriormente se dedicó a buscar a los Ángeles.

“Hay alguien que es muy importante en el medio sonidero, los quiere contactar para grabar un disco”, le dijeron. Días después invitaron al personaje en cuestión a verlos ensayar y quedó prendado de su propuesta, pero necesitaba cuatro temas, por lo que a los dos que ya tenían agregaron “La Reina de Colombia” y “El Nuevo Sonido de la Cumbia”.

“A partir de ese momento la historia cambió para nosotros. Incluso con 'La Cumbia del Acordeón', que La Changa presentó por primera vez en un salón Los Pepes que estaba a reventar, fuimos presentados como Los Ángeles Azules de Colombia", comentó.

El tema fue reproducido por todos los sonideros y se empezaron a vender los discos. Después se dedicaron a componer y sacaron 10 temas propios, aunque se les atravesó una gran dificultad, pues la gente pedía música de moda, Rigo Tovar o Acapulco Tropical, y no aceptaban a la nueva agrupación.

"Nos costó mucho trabajo impulsar la carrera de Los Ángeles Azules con música propia, pues distaba de lo que estaba de moda”.

Ahora, los originarios de Izatapalapa están de regreso con un nuevo material que será lanzado en noviembre y que está compuesto por 12 covers a temas clásicos de otras agrupaciones, por ejemplo, el que le hicieron a Soda Stereo con “Ella Uso Mi Cabeza Como Un Revólver”, el cual, contrario a lo que muchos pensarían, no fue planeado a partir del fallecimiento de Gustavo Cerati, pues seis meses antes fue grabado, junto con el resto del disco, en Cuba.

Asimismo, dicha producción incluirá un documental del proceso de grabación que vivieron en la isla.

"Estábamos pensando grabar aquí, en Iztapalapa, como siempre lo hemos hecho, pero fue la compañía quien sugirió que nos fuéramos a relajar a otro lado. Cuba es un país de muchos años y mucha tradición; de puros éxitos. Tal vez los lugares no son tan propios de un estudio, pero vale la pena empaparse de otra gente, oír otro tipo de música y comer lo que comen allá, así que nos pareció una buena idea", declaró.

Los próximos 17 y 19 de octubre, Los Ángeles Azules estarán en concierto en el majestuoso Auditorio Nacional en compañía de 120 músicos de Orquesta Sinfónica. “¿Te imaginas como se va a escuchar eso?” preguntó el bajista, "¡habrá que verlo!", respondimos nosotros.

No es una revista, es un movimiento.