Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

102831
¿Y si la nube se disuelve qué haces?

¿Y si la nube se disuelve qué haces?

Cada vez que vemos el timeline de Facebook esperamos noticias alentadoras ante el panorama desolador que azota al mundo, como todo el tiempo, las desgracias ajenas a veces nos golpean con un dejo de tristeza. El día de hoy, especialmente, una publicación me hizo recordar una ausencia y tener en cuenta un día clave: Austin TV manifiesta que hoy cumple 15 años de vida.

Después de anunciar su retiro temporal de los escenarios e incluso habiendo peticiones de sus fans para que se reúnan pronto, quiero pensar que la banda está en todo su derecho de tomarse un tiempo después de 15 años intensos que los llevaron de su cuarto de ensayo al Alicia, para después coronarse en Coachella y sorprendernos con soundtracks y demás maravillas bajo el emblema punk del “Do It Yourself”.

Shows donde ellos mismos vendían la mercancía oficial que diseñaban y fabricaban, su primer EP que a la larga se convirtió en un objeto preciado e inconseguible; su primer disco que cautivó demasiados corazones, aún podemos recordar esa sensación única al acompañarlos con palmas con “Ella No Me Conoce”, lo inspirador que resultaba escuchar “Satélite”, el frenesí que significaba “Marduk”. Ver en vivo a Austin TV era una gran experiencia, siempre tratando de adivinar con qué máscara o disfraz iban a sorprendernos, buscando cómo cada vez llegar más lejos, y a pesar de verlos en los grandes escenarios sentirlos tan cerca cuando te acercabas a saludarlos, cuando a pesar de conocer su identidad seguías pensando que su anonimato era un asunto casi sagrado.

La Ultima Noche Del Mundo que nos invocaba las películas que vimos y las que después quisimos ver, Fontana Bella y su maravilloso arte, Los Caballeros del Albedrío que experimentaron con fórmulas casi matemáticas, y hace 3 años la última noche que los vimos en El Plaza Condesa, una agradable despedida, de corazón como cada actuación, tu cara no importa, importas tú, desde el primer día hasta el final aunque el futuro sea incierto.

Hoy a 15 años de distancia no sabemos si esperar, solo tenemos para recordar aquella ruidosa noche con Mogwai, el lanzamiento del disco de lados b Asrael en el Alicia, una fiesta en Coyoacán que terminó con una larga fila para entrar en plena calle, sus entrañables y siempre coloridas actuaciones en el Festival Vive Latino. Ganaste Austin TV, me sentiré muy solo el día que no estés, y aunque no sepamos aún cómo llegar a Tar, gracias por hacer agradable el viaje con tu música.

No es una revista, es un movimiento.