Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

175485
¡Feliz Cumpleaños, Charly García!

¡Feliz Cumpleaños, Charly García!

69 años cumple el referente artístico que es parte importante de la historia del rock, de la cultura popular argentina y de la religión, Charly García.

Sobreviviente, polémico, talentoso y heroico, ¿Qué más se necesita para formar parte de la historia cultural de la Argentina? Podemos pensar en personajes como Maradona, El Papa Francisco, Perón, Belgrano, Mercedes Sosa, El "Ché" e incluso Borges, que cuentan con esta serie de características. A esa lista es fácil pensar en añadir a Charly García, el hombre de bigote bicolor que se volvió uno de los referentes más importantes en la historia de su país y de Latinoamérica gracias a su manera de retratar la vida. Este 23 de octubre celebra 69 años de historia y vale la pena conocer un poco de la historia y obra del hombre que saltó de un noveno piso y quedó intacto.

Nacido en Caballito, Buenos Aires, por allá de 1951, Carlos Alberto García creció en una familia acomodada. Desde los dos años su familia se dio cuenta de su oído absoluto, esto lo volvió Profesor de piano, teoría y solfeo a los 12 años con estudios de conservatorio.

El talento del joven artista llegó hasta los oídos de Mercedes Sosa, quien reconoció su talento y su oído absoluto desde los primeros momentos. El destino como concertista de García se vio truncado cuando The Beatles llegó a sus oídos, así como todo el rock de los años 60. El objetivo cambió y decidió dedicarse a las guitarras eléctricas, fue así que a los 18 años fundó junto a su amigo de secundaria, Nito Mestre, la agrupación Sui Generis.

Sui Generis_Charly García

Con este dúo, García se consolidó como una de las figuras juveniles más importantes. Esto debido a la profundidad de su música sobre pocos elementos de producción. Vida, un álbum profundo con canciones emocionantes como "Quizás, Porqué" o "Canción Para Mi Muerte", Confesiones de Invierno y el polémico y censurado Pequeñas Anécdotas Sobre Las Instituciones, marcaron un hito en el rock de los setentas. Esto al grado de ser la primer banda que llenaba el estadio de box, Luna Park con aforo de 25,000 personas.

Las dictaduras y los problemas sociales hicieron que Sui Generis llegar a su fin, entonces el artista comenzó su siguiente hito, llamado La Máquina de Hacer Pájaros. En él, Charly García se acercó al art rock, la psicodelia y el progre para sacar un lado más virtuoso y maduro.

Canciones como "Boletos, Pases Y Abonos", así como "Hipercandombe" marcaron una protesta tan inteligente que era difícil de percibir. Aunque la dictadura de Videla borró su camino, así como otras agrupaciones, Invisible por mencionar algún ejemplo.

Gracias a su ingenio y poder mediático, Charly era uno de los principales enemigos de la dictadura. Fue casi una contraparte y eso desató también múltiples guerras con los medios de comunicación.

La Máquina de Hacer Pájaros

¿Ídolo o qué?

La leyenda que estaba construyendo Charly García se volvió de impacto masivo con la llegada de Serú Girán. Una súper banda que tenía entre sus integrantes a Óscar Moro, David Lebón y Pedro Aznar. La dictadura seguía poniendo obstáculos, pero García encontró uno de sus momentos más sublimes como pianista y letrista.

Considerara para muchos (incluyendo a Spinetta) como la mejor banda que había en la Argentina. Serú Girán editó cuatro discos en su primera etapa. Cada uno de ellos símbolo de una guerra contra el sistema. Charly era de muchos modos el enemigo de la sociedad, junto con el rock que no tenía lugar.

Un homónimo, La Grasa de Las Capitales, Bicicleta y Peperina fueron discos que contenían unas de las canciones emocionantes y sublimes que marcaron época. "Desarma y Sangra""Viernes 3 AM", "Seminare" o "Eiti Leda" fueron muestras sublimes de la capacidad artística del hombre que ya era un influenciario mayor para la música argentina y le ganó la pelea a la crítica.

Serú Girán_La Grasa de Las Capitales

Llegado el 82, Charly García comenzó su historia como solista. A partir de acá el artista se volvió un futurista de la industria, gracias a la manera de hacer rock, pop y new wave. Pubis Angelical - Yendo de la Cama al Living y Clics Modernos fueron su carta de presentación. Este último, considerado el segundo mejor disco en la historia del rock argentino según Rolling Stone. Estas obras incluían canciones que sencillamente revolucionaron la influencia de los artistas pop de los años futuros, desde Calamaro, Cerati o Fito Páez, hasta pasar por toda la nueva generación de artistas argentinos que está creciendo en los últimos años.

"Los Dinosaurios", "No Bombardeen Buenos Aires", "No Me Dejan Salir", "Ojos De Videotape" y "Yo No Quiero Volverme Tan Loco" quedaron guardadas para la posteridad como canciones icónicas, esto por su manera auténtica de narrar el amor. Charly García era un neo-Gardel que llevaba la pasión del tango a ritmos pop ochenteros que competían, al grado de llegar a los oídos de The Rolling Stones o The Who.

Esta tendencia se fue acrecentando con otras obras sublimes como Terapia Intensiva, Piano Bar, Parte de La Religión, Cómo Conseguir Chicas y Filosofía Barata Y Zapatos de Goma. Una seguidilla de discos auténticos en distintos aspectos, que le tomaban el pulso a la situación social y sentimental de una Argentina post dictadura y todos sus estragos.

 

Charly García_1989

"Demoliendo Hoteles", "Cerca de la Revolución", "Rezo Por Voz", "La Ruta del Tentempié", "Fanky", "De Mí" y un cover provocativo al himno nacional argentino hicieron parte de esta emocionante y sublime historia musical de García como ídolo.

Charly García_1987

Say No More... ¡Fuck You!

La contraparte de Charly García se fue llenando de polémica. Desde ser ese héroe que combatió con rock a la dictadura, a los medios y a la imposición popera, hasta ser un hombre rebasado por las adicciones. Los años noventa y los dos miles significaron una catarsis importante en la carrera musical del artista.

Entre reuniones esporádicas con Serú Girán y Sui Generis, materiales recopilatorios y conciertos en estadios o predios para, literalmente, cientos de miles de personas. El uso de drogas, las peleas con la prensa, un salto desde el noveno piso de un hotel en Mendoza e incluso polémicas peleas con colegas como Calamaro hicieron que la imagen del cantante robara constantemente las portadas de los titulares, incluso la prensa deportiva.

Olé, portada_charly garcía

No todo fue malo, pues el artista sacó obras complejas, alcanzando un nivel artístico fuera del plano de lo convencional en Latinoamérica. La Hija de La Lagrima, Say No More, El Aguante, Influencia y Rock & Roll Yo fueron parte de esta evolución creativa. Sus canciones estaban en un cuadrante oscuro, lleno de intriga y drama, pero con mucho virtuosismo.

Muestra fotográfica "CHARLY"

La decadencia de García lo llevo cerca de la muerte en 2007 gracias a las adicciones. Y regresó poco a poco para ofrecer conciertos espontáneos con sus mejores temas hasta los últimos años. En 2017 publicó su último registro Random, que fue una obra que le hizo ganar decenas de premios y nombramientos.

La reserva moral de Fito Páez, uno de los ídolos de Spinetta, un amigo/enemigo de Calamaro, el compañero de muchas giras de Cerati, ese es Charly. Puedes buscar su peculiar rostro en las paredes de los edificios argentinos, ahí deambula su leyenda y su carisma como uno de los referentes más importantes para el rock y el pop de toda la historia de la música en español. Te invitamos a conocer su memorable obra en sus canciones, y sus interminables anécdotas.

Charly García_

No es una revista, es un movimiento.