126663
Yo La Tengo — There’s a Riot Going On

8

Yo La Tengo
There’s a Riot Going On

Matador / 2018

Artista(s)

Yo La Tengo

También durante la tormenta, puede existir la calma.

Últimamente parece que vivimos en una distopía. Hay personajes mediáticos con cargos políticos. Tiroteos en las escuelas. Sismo, tras sismo, tras sismo. Asesinatos. Desaparecidos. Inaguantables campañas electorales. Cambio climático. Animales extintos. Y un largo etcétera. Quizá la rapidez con la que se propaga la información genera la percepción de que en la actualidad suceden más tragedias de lo normal, pero un recorrido a lo largo de la historia basta para corroborar que no es así. El mundo siempre ha sido y seguirá siendo un completo caos. No obstante, aún en medio del alboroto, es posible encontrar momentos de paz. Momentos de escape. Momentos como ponerse los audífonos y silenciar todo lo que sucede alrededor.

There’s a Riot Going On es un disco que, desde el título –inspirado en el álbum del mismo nombre de Sly & the Family Stone de 1971— aclara que hay un disturbio. Esta frase fue vigente en su contexto sociopolítico de los 70 y es vigente en pleno 2018. Después de todo, el caos es atemporal. Sin embargo, las canciones del decimoquinto disco de Yo La Tengo son opuestas a lo que el título representa. Más bien, retratan el silencio, la calma y la tranquilidad en medio del estruendo.

A lo largo de 15 cortes y poco más de una hora, el disco comienza por situar al escucha con un corte instrumental de casi 6 minutos llamado “You Are Here”. Posteriormente fluctúa entre canciones con temas de desamor y desesperanza. “Shades of Blue”, por ejemplo, transmite el entrañable mensaje de que sin amor, todos los colores se convierten en gris. Empero, cuando se habla de Yo La Tengo, no es imprescindible adentrarse a los significados de las letras, ya que, como lo han mencionado en diferentes entrevistas, a la hora de componer se dejan llevar más por los sentimientos.

Por lo mismo, en las canciones de Yo La Tengo no hay protagonismo. En cortes como “What Chance Have I Got”, los susurros se vuelven un instrumento más. Un instrumento que por su timbre, resulta sumamente confortante. Incluso una de las canciones más ruidosas, “For You Too”, se siente pacífica gracias a la yuxtaposición de los bajos saturados con la voz tenue de Ira Kaplan.

La producción del álbum fue independiente y relativamente simple. Ni siquiera hubo un proceso previo de composición o ensayo. Bastó con que la banda se juntara en el estudio, prendiera la grabadora y simplemente dejara la música fluir. Y es esta simpleza y honestidad con la que ha trabajado Yo La Tengo por más de 30 años, que le da al escucha una sensación de tranquilidad al oír su música. En un mundo en donde las noticias se vuelven cada vez más surreales, las canciones de los oriundos de Nueva Jersey pintan una realidad más amable.

El disco concluye con una versión alterna de la introducción, en donde agregan vocales al corte instrumental del inicio. De esta forma, “Here You Are” se encarga de completar el ciclo. De cerrar el paréntesis en donde termina el escape y es momento de volver a la realidad. There Is A Riot Going On es un álbum que no niega lo que está sucediendo en la actualidad, sino todo lo contrario. Nos da a entender que estamos aquí. Estamos en medio del alboroto. Vivimos en un mundo caótico. Pero al mismo tiempo, Yo La Tengo nos presenta las herramientas para descansar de la distopía, aunque sea por un momento.

No es una revista, es un movimiento.