164347
U.S. Girls — Heavy Light

8

U.S. Girls
Heavy Light

4AD / 2020

Artista(s)

U.S. Girls

Heavy Light de U.S. Girls: Música liviana para tiempos pesados.

En 2018, U.S. Girls finalmente obtuvo la atención merecida con su excelente sexto álbum In A Poem Unlimited. Ahora, dos años después, finalmente tenemos el trabajo que consolida de una vez por todas al proyecto musical de Meghan Remy. Heavy Light, un disco con un oxímoron por título que la ve reflexionando acerca del tiempo, en especial, acerca del pasado.

Durante todo el disco, Meghan se detiene a hacer una introspección de cómo su pasado ha afectado su presente. Comienza con un tema bastante bailable y fresco, “4 American Dollars”, la cual sirve como protesta anticapitalista y aporta al LP su canción más bailable. Más ritmos rápidos pueden encontrarse en la brillante “Overtime” y en “And Yet It Moves / Y Se Mueve”.

En esta última, somos recibidos por unas palabras en español: “¿Nos mienten sobre todo, no? Nos mienten sobre el ayer para que no entendamos el mañana”. Aquellos que nos moldean, ya sea nuestros padres o incluso el gobierno, controlan nuestro entorno mintiéndonos acerca del pasado para que cada día que pase nos sintamos cada vez más perdidos. A pesar de esta influencia, nos movemos. Buscamos la forma de salir adelante por más desoladora que parezca la situación.

Al igual que sus trabajos previos, la mujer toma el papel central. En esta ocasión, se enfoca primordialmente en la relación madre e hija. Esta es explorada en canciones como “Woodstock ‘99” y “Denise, Don’t Wait”, melodías tranquilas que guardan los sonidos más potentes para el final. Escondidas entre las notas y versos hay historias de la juventud de la cantante con su madre.

Tres interludios le dan cohesión al LP. En ellos, varias voces recuerdan su infancia para hablar acerca del color de su habitación, lo más doloroso que les han dicho y lo que le dirían a su yo más joven. Estas pequeñas pausas entre canciones son reflexiones acerca del dolor con el que cargamos desde pequeños, el cual viene desde la crianza y pesa tanto que lo arrastramos el resto de nuestras vidas.

La portada del disco podría entonces ser interpretada de dos formas. La primera, mostrando a la Meghan Remy actual confortándose cuando era menor, como si le dijera que todo estará bien, intentando cambiar así su propio presente. La segunda, podría ser la luz que brinda el cariño de una madre a su hija a pesar de que todo alrededor esté a obscuras.

Un coro acompaña la voz de Remy en las pistas, lo cual resulta en unas cálidas armonías. La mesura en la voz de Meghan contrasta con el poder del coro, dándole aún más profundidad a las letras íntimas y a la instrumentación bien estructurada de las canciones. Combinando una narrativa inspirada en sus vivencias con su talento musical, U.S. Girls logra que ‘Heavy Light’ sea el álbum más personal que ha entregado en lo que va de su carrera.

El disco cierra con una nueva versión de “Red Ford Radio”, tema incluido en el primer trabajo discográfico de U.S. Girls. Sinceramente, no hay gran diferencia entre ambas rendiciones. Quizás es la forma de la artista de decirnos que, por más que miremos hacia el pasado e intentemos cambiarlo, sólo nos queda aceptarlo y aprender de él. Aprender a lidiar con la pesadez de la actualidad y luchar por encontrar la luz de esperanza que haga ver el futuro menos aterrador.

No es una revista, es un movimiento.