Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

141853
Sunflower Bean — King Of The Dudes

9

Sunflower Bean
King Of The Dudes

Mom + Pop Music / 2019

Artista(s)

Sunflower Bean

La nostalgia del pasado con un sello original.

Encasillar a una banda bajo un solo género musical, es como querer describir el carácter de un ser humano con una sola palabra. Sunflower Bean es una banda que desde el 2015 ha estado en búsqueda de un sello propio. Los tres amigos se dieron a conocer con Show Me Your Seven Secrets, una entrega cargada de sonidos y melodías pop, y otras más garage. Un año más tarde, lanzaron su primer LP Human Ceremony (2016) el cual fue un disco un poco más experimental. En 2018 lanzaron su segundo álbum de estudio titulado Twentytwo in Blue, con letras más potentes y un sonido menos arriesgado.

Después de cuatro años de búsqueda, Jacob Faber, Nick Kivlen y Julia Cumming iniciaron el 2019 con su tercer EP: King Of The Dudes, material en el que intentan desenterrar el power pop, la psicodelia y el post punk. No obstante, encontramos que la banda imprime en cada uno de los temas una esencia nueva y refrescante, que cautiva desde la primera vez que los escuchas.

El tema homónimo suena retro. La voz de Cumming, dulce pero rebelde, acompañada por guitarras melódicas y baterías punk, son una oferta imperdible. La banda neoyorkina pretende revivir el feminismo musical de los años 90 en "Come For Me". Esta canción sigue la línea sonora del primer tema: tiempos lentos en la batería, y potencia en la pegajosa voz de Cumming. Con un sonido bastante rosa, la banda lanza frases con connotación sexual como "¿realmente (te) quieres venir por mí?, ¿realmente quieres hacerme perder el tiempo?". Enseguida, un puente bastante funk, y una entonación más grave de la vocalista anuncian el final.

Por otro lado, "Fear City" podría ser el "Malibu" de Hole, aunque con menos "garra" que las histriónicas de la vieja escuela. Sin embargo, este tema crea una atmósfera que te transporta a los bulevares que Cumming menciona, al tiempo que te atrapa el sonido de los luminosos riffs.

Y como dicen que lo mejor siempre se guarda para el final. Después de 9.07 minutos llega el tema más punk del disco: "The Big One". Aquí los coros, las baterías aceleradas, los potentes rasgueos, y los gritos con tintes grunge cierran una entrega, que ciertamente resalta a Sunflower Bean entre sinnúmero de bandas en busca de un lugar en la extensa red musical digital.

No es una revista, es un movimiento.