141095
Sharon Van Etten — Remind Me Tomorrow

7

Sharon Van Etten
Remind Me Tomorrow

Jagjaguwar / 2019

Artista(s)

Sharon Van Etten

Con Remind Me Tomorrow, Sharon Van Etten hace una travesía a ciegas con sus demonios.

Es difícil sacar material en enero, pues te arriesgas a que tu disco quede en el olvido a lo largo del año. Sin embargo, alguien lo tiene que hacer y sorprendentemente tenemos a muchos que han levantado la mano, valientes dispuestos a hacer el primer gran lanzamiento del 2018, como Deerhunter, Toro y Moi, James Blake. Pero el regreso de la cantante es uno de los más esperados, ya que los rumores de nueva música se extienden desde el 2017, año en el que estuvo muy activa, colaborando con Hercules & Love Affair e incluso el actor Michael Cera.

Luego de casi cinco años y una larga incertidumbre, la artista de Nueva Jersey está obligada a recompensarnos por la espera, tiene que cumplir las expectativas y disipar las dudas para igualar o superar el éxito de Are We There, publicación donde mostró su lado más descarnado, que nos contagiaba, o más bien obligaba, a revelarnos desde lo profundo.

Será interesante cómo Sharon Van Etten maneja ciertos aspectos que rodearon su nuevo disco, como las altas expectativas, el hecho de que se convirtió en madre y la falta de tiempo, pues también inició su posgrado. Además, esta es su primera colaboración con el productor John Congleton, quien trabajó con St. Vincent en MASSEDUCTION y con Miles Kane en Coup de Grace.

Remind Me Tomorrow comienza con "I Told You Everything", un track engañoso, ya que inicia simple y sobrio, tan solo con un piano y la voz de Sharon abriendo, pero pronto se transforma con la aparición de obscuros sintetizadores. La canción destaca más por la letra, que habla sobre entregarte y ser honesto con tu pareja sin temores o dudas.

Con el siguiente tema, "No One's Easy To Love", la interprete sube la apuesta, aumentando la cadencia con la caja de ritmos, pero manteniendo ese toque sombrío. Las vocales dulces pero desganadas de la cantante importan mucho aquí, ya que además de crear contraste, le da todo el valor emocional al sencillo.

Llegamos a "Memorial Day" y ya podemos dar por hecho que Sharon Van Etten dejó a un lado la guitarra por los sintetizadores. El resultado de esta decisión es un estilo atrevido y fresco para la carrera de la cantante, aunque no tanto para la industria o su escena específica en la actualidad. Este tema te sujeta con su atmósfera nebulosa y conmovedora.

Luego de una cautivadora presentación, escuchamos el primer sencillo promocional del disco, "Comeback Kid". Por fin tenemos dinamismo en este material y algo que de verdad puede causar interés por su sonido y no por una cuestión individual en la carrera de la artista. La energía del track y su naturaleza gótica podrían resultar en un hit para la estadounidense.

La canción más larga del álbum, "Jupiter 4", nos vuelve a llevar al inicio. Su estilo sutil e intermitente atrae por sus peculiaridades pero no termina de engancharte. A pesar de que es una tema de amor, los sintetizadores te mantienen en suspenso, como si se encontrara el ideal de Sharon Van Etten con sus demonios.

Toda esa obscuridad queda atrás con "Seventeen" y "Malibu". El disco da un giro inesperado y ahora estamos frente a un sencillo brillante, con una positividad que promete y no empalaga. Aquí la cantante sigue cargando con muchas emociones, pero ya no la aquejan, sino que la hacen más fuerte. La transición puede ser algo más que un cambio de estilo para no hacer su material tan monótono, quiero creer que la interprete está sanando y quiere compartirlo con nosotros.

"You Shadow" mantiene de la mejor manera esa sentimiento de satisfacción en el sonido, pero no en la letra. Se intercambian los papeles y ahora nos encontramos con un track que te destroza con sus palabras pero que es electrizante en las melodías. No era lo que buscábamos al final del arcoíris pero es bueno ver que Sharon Van Etten experimenta con la composición.

Todos se cansan de lo que son, hasta Sharon Van Etten, el cambio es algo natural en el ser humano, una de nuestras habilidades para la supervivencia de nosotros mismos. La cantante cambia en la instrumentación, en los sonidos y las letras, pero no es interesante a menos que seas un fan. Este álbum no le traerá nuevos seguidores y no le dará un regreso triunfal, pero merece alta estima, pues la segunda mitad de Remind Me Tomorrow sienta las bases de algo que promete mucho y que podría ser su mejor etapa. Tiempos buenos se avecinan para Sharon Van Etten.

No es una revista, es un movimiento.