Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

154201
Metronomy — Metronomy Forever

8

Metronomy
Metronomy Forever

Because Music / 2019

Artista(s)

Metronomy

19/Sep/2019

Metronomy Forever resume los 20 años de trayectoria con su inclasificable pop.

Del frente inglés de música nacido a principios del nuevo milenio o en su primer lustro sobreviven pocas bandas, la mayoría ha palidecido frente a la difícil tarea de la reinvención, la constancia, el éxito desmesurado y el nacimiento de nuevas corrientes que opacan bajo una sombra a veces fuerte, a veces impulsada por la necesidad en la audiencia de lo inhóspito. Metronomy, el proyecto del autor Joseph Mount, cumple 20 años y ha sobrevivido dando tumbos con seis lanzamientos que, aunque musicalmente podría señalar como inestables, son lo suficientemente interesantes para mantener a flote un barco que ha navegado en el mercado de la autenticidad y la creatividad.

En su sexto álbum, Metronomy Forever, el autor Mount logra la solidez rítmica de la que carecen sus dos álbumes anteriores (Love Letters y Summer 08), las composiciones ambiciosas que no existen en sus primeros trabajos (Pip Paine y Nights Out), y se mantiene en el jugueteo de dance pop melódico que tanto lo ha caracterizado, sin alcanzar una pieza redonda y contundente como en su mejor obra, The English Riviera. De este trabajo se habla continuamente al referirse a la banda que también integran en directo Anna Prior, Oscar Cash, Olugbenga Adelekan, y el recientemente incluido de manera formal Michael Lovett, por su exquisitez en los sonidos y su efectividad inmediata.

Metronomy Forever es el álbum más extenso y ambicioso de un autor que ha querido crear un legado y construir una historia que se guarde más allá de los archivos digitales, que sea la marca del proyecto, pero en su extensión va perdiendo efectividad y la conexión inmediata que existe en The English Riviera. Lo segundo que termina por restar en lugar de sumar es el diferente rango de géneros y canciones que van desde un house hasta un pop anquilosado en una estética “indie” que se siente desatinada y en ciertos momentos desfasada. No se lograr concretar una idea.

La impronta de la banda está en cortes como “Lying Low”, “Lately”, “The Light” o “Sex Emoji” y “Walking in the Dark”, en donde más allá de la distancia que puede existir entre algunos de ellos guardan conexión por cierta excentricidad en los arreglos o la experimentación en las voces; mientras que la rítmica de “Whitsand Bay”, “Insecurity”, “Upset My Girlfriend” resulta, por sí sola, confusa. La pieza en conjunto se sostiene y transcurre naturalmente, los 17 temas forman una unidad, aunque sus partes no consigan el chispazo por sí solas. En su temática abunda una variedad de ideas, la masculinidad tóxica, las bodas que no suceden, la fraternidad, la frialdad del sexo sin compromiso, el amor y sus complicaciones.

La capacidad de Joseph Mount para contar historias en líneas brevísimas no ha disminuido. En “Insecurity” afirma que tiene una inseguridad cuando ella está cerca de él. “La tengo porque soy un hombre, creo que me está matando”. En “The Light” lo reafirma suplicando por ayuda. “Ayúdame a sentirme bien. Entiérrame vivo, porque entiendo que te detengo, pero solo soy un hombre, uno malo en eso”. El protagonista es consciente del machismo y de cómo este termina poco a poco su relación; en otra historia se ofrece para ayudar si en algún momento lo puede hacer (“Walking in the Dark”); y reconoce lo vulnerable que es únicamente viviendo de esperanzas aunque haga creer lo contrario, es el caso de “Sex Emoji”. “Amor, cariño, dinero, texto, emojis de texto, di que me amas (...) nena, juro que estoy bien, aunque me duela el corazón, aunque me duela el corazón”.

Metronomy ha sobrevivido durante 20 años por lo auténtico de su propuesta, su originalidad y su inventiva en la producción; veremos si eso mismo lleva a la banda al siguiente escalón, el de presentar el álbum que los deje dentro del marco de los clásicos. Metronomy Forever los acerca un poco más.

No es una revista, es un movimiento.