Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

95085
Metronomy – Summer 08

10

Metronomy – Summer 08
Metronomy – Summer 08

Because Music / 2016

Artista(s)

Metronomy

05/Jul/2016

Una obra maestra se descubre en lo nuevo de Metronomy.

El electropop como género y el amor como temática han conocido un ángulo distinto. De cerca se ve de 90 grados como si fuera una línea recta pero a lo lejos, con suficiente panorámica, se aprecia una curva desplazándose continuamente, abriéndose y cerrándose.

El diseñador de tal punto de vista comenzó a dibujar a finales de la década de 1990 en Devon, Inglaterra. Sus primeras creaciones eran más rápidas y extrañas, no usaba lápiz o compás, tomaba el sintetizador y arrojaba una variopinta muestra de sonidos veloces. Cuando pasaba las noches afuera se volvía loco con esa música, embriagándose y cayéndose en las pistas de baile. Invitó a unos amigos a La Riviera Inglesa, tomaron la guitarra, la batería y delinearon una historia de amor que se quebró. Para escribir cartas de amor se olvidó un poco del beat y del sintetizador como eje del trazo.

El creador de esos trabajos, Joseph Mount, rayonea hojas en blanco con el pop electrónico y con las letras de las canciones bosqueja imágenes del verano de 2008, cuando él y su banda saltaron a la fama, cuando su vida cambió y se volvió alguien reconocido. Y por más que cante sobre ello, esa época no volverá de nuevo.

Summer 08 es la obra que pone a Metronomy y su música como un referente de la escena contemporánea. Por proponer un pop lúdico y nostálgico en composiciones vertiginosas, en baladas emocionales y en ritmos dinámicos. Hay bajos vibrantes que se imponen en todo un tema, golpes en la batería que hacen una pequeña pausa y desequilibran toda la pieza y los peculiares e indescriptibles sonidos que solo ellos pueden sacarle a sus sintetizadores. Mount da una voltereta al pasado para escribir sobre las fiestas en el West End a las que no iba, sobre las aventuras nocturnas, sobre sus ex novias, todo una semblanza de esa era que parece no extrañar, aunque piense en ello.

Y si es cierto lo que él y el resto del crew (Oscar Cash, Anna Prior y Olugbenga Adelekan) han declarado, entonces no habrá un tour para promocionar el álbum. Tragedia, porque se trata de su disco más completo, en el que todos los temas funcionan por separado y juntos por igual. Las líneas apuntan a muchas direcciones, pero el sonido nunca se pierde, el ángulo abre y cierra, intervienen Robyn y Mike (Beastie Boys), algunas piezas aceleran el paso ("Old Skool" y "16 Beat") mientras otras lo marcan firme con punteos de bajo orientando al resto de los instrumentos ("Love’s Not an Obstacle").

La historia le hará justicia a este diseñador de melodías que dibuja al desamor con frases (“tú eres Tauro...yo soy acuario”; “No quiero salir, no quieres quedarte en casa”; “Tú y yo tenemos que volver a estar juntos”, “intento darte algo más que quienes estuvieron antes que yo”) y lo pondrá como la mente maestra detrás de una vertiente que solo Joseph ha maquinado, porque lo que hace no se parece a nadie y a nada. Más que a él, pero dándole una vuelta y empujando sus sonido cada vez en ángulos más asombrosos. Llámenle como quieran art-pop, odd-tronica o electropop. Lo importante es que Summer 08 llegó y nunca se irá.

No es una revista, es un movimiento.