Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

124847
Fischerspooner — SIR

8

Fischerspooner
SIR

Ultra Records / 2018

Artista(s)

Fischerspooner

Can I call you Sir?

Fischerspooner comenzó como un proyecto queer de arte vanguardista que buscaba crear una experiencia completa uniendo música, vestuario y performance para el deleite de los asistentes a galerías de arte en Nueva York a finales de los 90, logrando desdibujar los límites de la música y el arte de formas incomparables y sentando las bases para muchos de los artistas más grandes de la actualidad.

Con cinco álbumes ya bajo el brazo y después de nueve años de ausencia, los iconos del electroclash, Fischerpooner regresa con SIR, un álbum que sin duda es el punto ideal entre Nine Inch Nails, Pet Shop Boys y Depeche Mode.

Warren Fischer y Casey Spooner, de la mano del productor Michael Stipe –vocalista de R.E.M.–  y con la colaboración de Boots, –productor de Beyonce y Run The Jewels entre otros–, nos presentan 13 temas que nos transportan a los sueños más provocativos y las fantasías más recónditas con un ligero toque de nostalgia y distopía.

La travesía comienza con “Stranger Strange”, una mezcla de ritmos forzados y la súplica “por favor responde” que recuerda una salida nocturna en la que todo lo que puede salir mal sucede, temática que envuelve casi en su totalidad el resto del álbum.

Le sigue “TopBrazil” con un ritmo más pop y totalmente bailable, uno de los mejores tracks del compilado. La tercera canción es “Togetherness” con la colaboración de Caroline Polachek, siendo esta una de las canciones más experimentales y eróticas que hemos escuchado de la agrupación.

SIR es un viaje por el mundo del sexo, donde casi todas las pistas se centran en la lujuria y los encuentros físicos, tal como dice Spooner en “Everything is Just Alright": “soy un hombre aprendiendo a ser un hombre”, mientras que en “Have Fun Tonight” –primer sencillo del álbum y descrito por el grupo como una balada queer sobre el poliamor–  te invita a salir y divertirte sin tu pareja. “I Need Love” es una muestra del desenfreno de la sexualidad de Spooner en Los Ángeles.

En las siguientes dos canciones “Strut” y “Get it On” se escucha el eco de #1, grabación del 2001 que evoca “Sweetness” y “L.A. Song” y nos recuerda el lado teatral de Fischerspooner.

El cierre del álbum comienza con “Butterscotch Goddam" con Johnny Magee, “Try Again" con Andy LeMaster, “Dark Pink” y “Oh Rio” con Holly Miranda. Éstas aumentan el calor en cada segundo con ritmos pegadizos de R&B y vocales que enmarcan a la perfección las pistas.

A pesar del tiempo de espera para el lanzamiento de nueva música, Fischerspooner no ha perdido su esencia. Con su usual irreverencia, nos da una muestra de cómo mantenerse actuales y emocionantes en el mundo musical.

SIR, no solo es música, también será un libro y una exposición en el museo MUMOK de Viena.

No es una revista, es un movimiento.