118527
Pet Shop Boys en el Palacio de los Deportes

Pet Shop Boys en el Palacio de los Deportes

Elizabeth
Cacho

04/Oct/2017

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Palacio de los Deportes

Artista(s)

Nos llaman chicos pop porque nos gustan los hits del pop.

Desde su presentación el año pasado en el Corona Capital, muchos nos quedamos con las ganas de ver más del increíble show por parte del dúo inglés. Once meses después, Pet Shop Boys regresó a la Ciudad de México para presentar su show completo en el Palacio de los Deportes.

Pocos minutos después de las nueve, las luces se apagaron por completo y dieron inicio los primeros beats que formarían la base de “Inner Sanctum”. Los dos círculos blancos que se encontraban en ambos extremos del escenario comenzaron a girar para presentar a Neil Tennant y Chris Lowe, su público los recibió con gritos y aplausos. Este primer bloque estuvo integrado en su mayoría por cortes de Super, como el sencillo “The Pop Kids” y “Burn” junto a Christina Hizon, “Opportunities (Let’s Make Lots of Money)” y “In The Night”, complementado por visuales y alucinantes lásers.

A pesar de que el vigor bajo un poco, la energía se retomó con “Love Is a Bourgeois Construct” y “New York City Boy”, con el que los asistentes que estaban sentados decidieron pararse a bailar y otros a capturar un fragmento de ese éxito de 1999; el rush continuó con las percusiones de “Se A Vida É (That’s the Way Life Is)”. El baile fue transportado de la pista a las proyecciones que mostraban coreografías mientras se escuchaban temas como “Love Comes Quickly” y “Love, etc”, uno de los más coreados de la noche.

“West End Girls” fue otro de los temas que retomaron de su álbum debut el cual contrastó con la tranquilidad de “Home and Dry”, momento en el que la concurrencia optó por encender las linternas de sus celulares y moverlos al ritmo de “Oh tonight I miss you”. El juego de lásers regresó en “Vocal” con intensidad para la siguiente ola de baile; en la pantalla ascendía una luna con la que comenzó “The Sodom and Gomorrah Show”, el pesado beat no paraba y así siguieron los sintetizadores que anunciaron “It’s a Sin”. En una pausa, los espectadores aprovecharon para cantarle en adelantado “Happy Birthday” a Chris Lowe por su cumpleaños el 4 de octubre, a lo cual respondieron con un cálido “gracias”.

De repente, esferas de colores aparecieron en lo alto y dio inicio “Go West”, el famoso cover que realizó Pet Shop Boys a la legendaria agrupación disco Village People. Las esperas se iluminaron y el beat arrancó con fuerza, la gente gritaba al unisono “Together” mientras Tennant cantaba el resto del verso, la misma rutina se repitió en el coro, después Neil presentó a la banda y al terminar la melodía bajaron del escenario.

Pet Shop Boys no hizo esperar mucho a sus seguidores y a los pocos minutos la alineación volvió con cascos de colores a retomar sus posiciones y arrancar con “Domino Dancing”, todos coreaban con fuerza “All day, all day, watch them all fall down”. Los primeros sintetizadores de la canción siguiente fueron suficientes para la gente identificara “Always On My Mind”, canción con la que cerró de la mejor manera el concierto.

Los originarios de Londres no escatimaron en ningún nivel de su producción: cambios de escenografía, constantes juegos de luces y vestuario, sin dejar de lado su amplia trayectoria, fue en conjunto un festín audiovisual y un ejemplo más de que la calidad musical no está peleada con las listas de popularidad.

REDACCIÓN:

Angel
Amézquita

FOTO:

Elizabeth
Cacho

No es una revista, es un movimiento.