118734
Chelsea Wolfe — Hiss Spun

8

Chelsea Wolfe
Hiss Spun

Sargent House / 2017

Artista(s)

Chelsea Wolfe

La cordura en un mundo caótico, la insignia de Chelsea Wolfe.

Historias escalofriantes, atmósferas llenas de histeria y calles con sangre de mujeres que murieron años atrás, envolvieron el proceso de Hiss Spun grabado en Salem, Massachusetts en el estudio de Kurt Ballou (guitarrista de Converge), quien estuvo a cargo de la producción del disco.

Aturdidos remolinos de sonidos emergen de estas 12 canciones, Chelsea Wolfe expresa cruda pero delicadamente, terroríficos e intensos momentos por medio ritmos de doom folk con toques de black metal, y deep blues. La voz inquietante de Chelsea refleja una obsesión no solo con los momentos más duros de la vida, sino con las verdades y las bellezas improbables que tan a menudo revelan.

Hiss Spun se caracteriza principalmente por la naturaleza impredecible de ser capaz de lanzar golpes inesperados en el momento exacto, no obstante Chelsea despunta momentos electrizantes, frenéticos y claustrofóbicos, similares a esos momentos antes del sobresalto en una película de terror, como lo percibirán en "Spun" y "Strain".

Así como en el anterior album, Abyss, Chelsea contó con la colaboración de Mike de Russian Circles para enriquecer su sonido, en este nuevo cuenta con el talento de Troy Van Leeuwen de Queens Of The Stone Age, ambos ejemplifican el drama caótico por medio de una balada cósmica con gritos frenéticos en "Vex". El caótico electro throb toma posesión totalmente, donde Aaron Turner (Sumac) intentaran escapar del densa atmósfera infernal creada en este track.

Efectos chillantes en la guitarra escoltado por la aguda voz de Chelsea y un ambiente de misterio crean la desesperación de intentar desaparecer y de no poder ser la salvación en "16 Psyche", probablemente el mismo sentimiento de algo inalcanzable como lo es actualmente el nuevo asteroide descubierto por la NASA este mismo año.

La catástrofe total "The Culling", comienza con una dulzura, tanto en acordes como en la letra, sin embargo conforme avanzan los segundos, la sensualidad y la muerte se apoderan de cada ritmo y letra ejecutados. Una peculiar fuerza de vida y ruido blanco estallan en "Particle Flux", los tambores suenan en compañía de una distorsionada guitarra que expresa una corriente de efectos perturbados durante casi cinco minutos, un bello dramatismo.

Pasar momentos en Salton Sea, California, te hace contemplar la belleza del paisaje sin dejar a un lado lo duro y viseral que puede ser un ligar sin vida. "Offerin", es la descripción de las vivencias extrañas y extremistas, básicamente el caminar sobre lugares inhabitables y sin vida.

Atmósferas brutalmente majestuosas emergen en "Static Hum" y "Welt", donde la conmoción vocal, acordes misteriosos y notas sombrías en el piano, marcan una travesía llena de obstáculos y recuerdos dolorosos que azotan la piel.

En medio de tanta intensidad, "Twin Fawn" y "Two Spirit" regalan instantes acústicos y espléndidos. Por un lado la dulzura y por otro lo atascado, un cumulo de sonidos tratando de coexistir, son ejecutados de una forma pasional, llevando a estos tracks hasta su máxima expresión.

Algo inesperado sucede en "Scrape", sonidos apocalípticos y depredadores ritmos van marcando el desenlace de Hiss Spun. Chelsea entona la perfecta destrucción con “I don’t need your help or your hindrance, You stay the fuck away from me”, pulsos hipnotizantes dan paso a una niebla que arrasa con 40 minutos de profundas y fuertes vivencias que acaban con el mundo.

No es una revista, es un movimiento.