115096
Annie Hart — Impossible Accomplice

8

Annie Hart
Impossible Accomplice

Triple Keyboard Action / 2017

Artista(s)

Annie Hart

27/Jul/2017

El camino en solitario de Annie Hart.

Uno de los tríos de dream pop más propositivos de los últimos años es sin duda Au Revoir Simone. A pesar de esto, Annie Hart se propuso mostrar un lado más emocionalmente explosivo, sin dejar las atmósferas rosas y ensoñadoras que ya le conocíamos y por lo que David Lynch es uno de sus más grandes fans.

"I Don't want your love" es la pieza que da la bienvenida al disco con latentes percusiones y una voz suave que nos hace preguntarnos si en verdad rechazar un amor debe ser tan doloroso y dramático como dice. Un aumento de energía llega con "Hard To Be Still" debido a la mezcla de sintetizadores y guitarras distorsionadas que la hacen atractiva y muestran a una Annie que se inclina por detalles menos suaves y más estridentes.

El uso de sintetizadores clásicos le dan al sonido una atmósfera diferente, casi estelar. Por lo que las siete canciones que conforman a Impossible Accomplice impregnan un sentimiento de estar en un universo paralelo. “Run To You” retoma las melodías pop donde la voz se escucha delicadamente sensual y la batería rítmica nos hace mover los hombros.

Las letras son destacables en este álbum, ya que abordan el amor y el desamor de una forma dulce, que minimiza el dolor y que pone a la mente a pensar en posibilidades infinitas para reaccionar. La producción se realizó de forma casera, en el estudio de Brooklyn de la cantante, porque así es el universo de Annie, un lugar en donde no hay nada que la música no pueda endulzar.

Para continuar con los sonidos profundos, llega hasta nuestros oídos “Breathing Underwater” canción que ya había sido presentada en forma de demo dos años atrás en su Soundcloud y en el que podemos apreciar el cuidado que le pone a su sonido. El minimalismo sintético que Annie maneja puede apreciarse a todo detalle en “On the Way Down” donde las notas altas crean un loop ensoñador difícil de olvidar.

Fuertemente influenciada por icónica compositora Laurie Spiegel, este disco está cargado de tonalidades rodas y destellos pop, que si bien en algunos momentos pueden ser monótonos, los sobresaltos de las guitarras sorprenden al igual que los diferentes acordes de los sintetizadores, sin embargo es un disco que no llena.

No es una revista, es un movimiento.